Crece la tensión

Chile: por el conflicto con los mapuches, Piñera declara el Estado de Emergencia y envía a las Fuerzas Armadas

El mandatario dijo que se trata de una medida por 15 días (prorrogable por otros 15) para contener los hechos de violencia en la zona. Aclaró que las Fuerzas Armadas no podrán actuar directamente en operaciones policiales.

El presidente Sebastián Piñera, declaró el Estado de Emergencia por 15 días en el sur de Chile -una región conocida como macrozona sur, que incluye cuatro provincias del Biobío y la Araucanía- tras una serie de violentos incidentes en la zona.

Piñera explicó que la medida se debe a la "grave afectación del orden público" que su objetivo es "enfrentar mejor el terrorismo, narcotráfico y el crimen organizado que se ha enraizado en esos territorios, pero en ningún caso es en contra de un pueblo o grupo de ciudadanos". El estado de excepción constitucional de emergencia abarca las provincias de Biobío, Arauco, Malleco, Cautín, tiene una duración inicial de 15 días y prorrogable por otros 15.

El Estado de Emergencia contempla la designación de Jefes de la Defensa Nacional en la zona, aunque Piñera resaltó que las Fuerzas Armadas "no podrán participar en forma autónoma y directa en operaciones de naturaleza policial".

En este sentido, las Fuerzas Armadas deberán colaborar -no reemplazar- a las fuerzas de seguridad, y su rol se limitará a "prestar apoyo logístico, tecnológico y de comunicaciones", además de "vigilancia, patrullaje y transporte a todos los procedimientos policiales que se desarrollen en las provincias declaradas en Estado de Emergencia".

Chile abre fronteras al turismo desde octubre: requisitos, vacunas, cuarentena y trámites, punto por punto

El ministro de Interior, Rodrigo Delgado, dijo que viajará este jueves a la zona para fijar los detalles de la estrategia de trabajo conjunto entre los organismos policiales y las Fuerzas Armadas y comenzar con las operaciones.

La región ha sido escenario de múltiples enfrentamientos entre las autoridades chilenas y los mapuches, que reclaman la devolución de sus tierras ancestrales. En este contexto, se han registrado varios hechos violentos, desde ataques a maquinarias agrícolas y camiones, quema de casas y predios, cortes de ruta, hasta huelgas de hambre y tiroteos con víctimas fatales.

Según cifras oficiales, los incidentes aumentaron un 94 % en los primeros 6 meses de 2021. En la madrugada del martes dos templos, uno católico y otro evangélico, fueron incendiados en la localidad de Tirúa, 700 kilómetros al sur de la capital. La semana pasada, camioneros volvieron a cortar rutas en reclamo de mayor seguridad.

La representante del pueblo mapuche fue elegida presidenta de la Convención Constitucional

"Estos graves hechos no sólo han cobrado vidas de personas inocentes, que es lo más doloroso, y también vidas de miembros de Carabineros de Chile y de la Policía de Investigaciones, han implicado atentados y amenazas contra autoridades, como por ejemplo fiscales del Ministerio Público y miembros del Poder Judicial", afirmó Piñera. "Estos violentos hechos también han destruido y quemado casas, iglesias, instalaciones y bienes destinados a actividades industriales, agrícolas, comerciales, turísticas y mucha infraestructura pública", agregó.

"Estos atentados también han impedido la ejecución de las órdenes judiciales por parte de las policías, las que han sido resistidas mediante el uso de la violencia y el empleo de armas de fuego grueso calibre, incluso armas de guerra", señaló el mandatario chileno.

Luciano Rivas, gobernador de La Araucanía, le dijo a CNN Chile que veía el estado de excepción como algo necesario. "La situación que hemos vivido en el último tiempo en nuestra región denota una crisis de seguridad muy profunda (...) Hoy estamos viviendo un escenario muy complejo donde las policías en muchas zonas se ven absolutamente sobrepasadas por grupos con armamentos de grueso calibre", señaló.

Por otra parte, las fuerzas de seguridad volvieron al centro de la polémica este fin de semana, luego de que una mujer, Denisse Cortés Saavedra, muriera en el marco de una manifestación en reivindicación de los reclamos mapuches, en el centro de Santiago. Unas 18 personas resultaron heridas y otras 10 fueron detenidas, durante la protesta.

Según Carabineros, Cortés murió como consecuencia del impacto de una bomba de ruido lanzada contra la policía por parte de los manifestantes. Los familiares de la mujer han puesto en duda la versión oficial y acusan a Carabineros de interferir en el paso de las unidades de emergencia.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios