Festejos por el 196° aniversario de la Declaración de Independencia

Buenas señales: Uruguay se prepara para reabrir la economía

El embajador Carlos Enciso Christiansen destacó la necesidad de salir adelante a pesar de la pandemia; en Uruguay, mientras tanto, el gobierno ya prepara la vuelta del turismo al país.

Uruguay tiene motivos para celebrar: la drástica caída de los contagios de coronavirus, le está dando motivos al gobierno para ilusionarse con una vuelta a la normalidad que parece cada vez más cercana.

"Vamos a abrir la economía", le dijo el embajador de Uruguay en la Argentina, Carlos Enciso Christiansen, a El Cronista. "Vamos a abrir el turismo, vamos a poder tener en noviembre a los turistas del Mercosur y de la Argentina y ahora en septiembre los propietarios de aquí", agregó.

Tras más de un año de fronteras cerradas, la primera fase de reapertura comenzará en los próximos días, con el ingreso de los argentinos que tienen propiedades en Uruguay. "Con una declaración jurada que se accede a través de la web se va a poder generar rápidamente el ingreso de todos aquellos que quieran ver sus casas, generar alquileres, acondicionar un poco sus domicilios, luego de un año de no ir, y eso va a ser muy importante porque son miles de propietarios argentinos", explicó el embajador.

En noviembre, y "si no pasa nada raro con la pandemia", aclaró Enciso Christiansen, comenzará una apertura más general: los turistas que tengan vacunación completa -que contempla a las vacunas que se aplican en la Argentina- y test PCR negativo podrán entrar sin hacer cuarentena. Los que no tengan ambas dosis, deberán hacer cuarentena.

Esta semana, el país alcanzó el hito del 70% de la población -equivalente a unas 2,5 millones de personas- vacunada con ambas dosis, muy cerca del 75% que tienen como objetivos las autoridades sanitarias. Se trata de "un nivel de vacunación que implica que ya estos últimos días no hubo fallecimientos, que los CTI (camas de terapia intensiva) prácticamente tienen una ocupación, por tema pandemia, muy pequeña", destacó.

La pandemia también atravesó la celebración del 196° aniversario de la Declaración de Independencia, pero esta vez, a falta de la tradicional recepción en la embajada uruguaya, se pensaron cuatro días de actividades culturales en distintos puntos de Buenos Aires.

Se trata, de a poco y con los cuidados sanitarios mediante, de ir "ganando la calle, ganando espacios públicos que ojalá el año que viene sea normal para todos. Pero, mientras tanto, no quedarnos en el pasatismo y en el, a veces, ambiente negativo por esto que hemos sufrido y fuerte, pero que en alguna nos tiene que impulsar y ayudar a salir adelante", dijo Encino Christiansen en un discurso en el Planetario.

Fue uno de los eventos centrales de la agenda de cuatro días, y contó con la presencia del canciller Felipe Solá, el secretario General y Relaciones Internacionales de la Ciudad, Fernando Straface, y empresarios argentinos.

El embajador destacó la hermandad entre Argentina y Uruguay, a pesar de las diferencias, y afirmó que "independientemente de la identidad y de los matices particulares de los pagos chicos, tenemos los desafíos en común en un mundo multipolar complejo, competitivo y difícil. Y creo que esto simboliza simplemente eso: la confraternidad, el hermanamiento, el agradecimiento".

Por su parte, el ministro Solá expresó: "No nos concebimos sin una relación absolutamente fraterna con el Uruguay. Después están las típicas broncas, lo mismo le pasará a Nacional y Peñarol, pero la verdad es que somos hermanos".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios