Uruguay quiere un Mercosur de acuerdos abiertos con el mundo y no ideologizado

Luis Lacalle Pou  detenta la presidencia rotativa de la asociación hasta fin de año y ratifica su voluntad de negociar con países diversos. Exhorta a los miembros del bloque a explicitar sus posturas para avanzar con claridad.

Ya lo había dicho cuando estaba en campaña, y ahora que es presidente de Uruguay lo ratificó, no sólo en su país, sino ante la prensa argentina: Luis Lacalle Pou quiere que el Mercosur se flexibilice y sus países miembro puedan negociar con muchos otros países, más allá de la ideología de cada uno. De China a Estados Unidos, quiere la cercanía "comercial", independientemente de la política. 

Así lo delineó en una entrevista a TodoNoticias, en la que también se refirió a su presidencia rotatoria pro tempore del Mercosur (Mercado Común del Sur) que inició el pasado 2 de julio, teniendo en cuenta las diferencias ideológicas de sus mandatarios Alberto Fernández (Argentina), Jair Bolsonaro (Brasil) y Mario Abdo Benitez (Paraguay). Y abogó explícitamente por identificar la complementariedad dentro del bloque, para salir al mundo. 

"Dejemos de lado los elementos ideológicos en el relacionamiento. Busquemos en lo que somos complementarios. Sabemos que el mundo va a necesitar, a consumir, lo que el Mercosur produce" y destacó que se trata de "una gran oportunidad. Aprovechemos para avanzar juntos".

En cuanto a la dinámica de toma de decisiones dentro del Mercosur, que es por consenso, apuntó que "podemos estar todos de acuerdo menos uno, y la cosa se tranca. Entonces (busquemos) entender las asimetrías y entender las sensibilidades, pero avanzar. Si el consenso puede aparentemente significar una lentitud, pongámosnos antes de acuerdo".

Y también sintetizó uno de los desafíos venideros del bloque: "tiene que perfeccionar la unión aduanera y la zona de libre comercio". 

Lacalle Pou explicitó la voluntad de apertura al decir que quiere un "Mercosur que negocie con todos. Yo no quiero estar más cerca de EE.UU. que de China. O de China que de EE.UU.: quiero estar cerca de los dos".

También lamentó la demora en la ratificación del acuerdo con la Unión Europea, y apuntó que "quiero que el Mercosur termine el proceso de negociación que empezó con la UE. No hay cosa peor que dejar a mitad de camino la negociación. Y no empezar la que no estamos dispuestos a terminar", sugirió, para ampliar que preguntó si hay disposición en el bloque a avanzar en un acuerdo con Corea del Sur, porque "Uruguay está dispuesto. Ahora, ¿Brasil está de acuerdo? ¿Argentina, Paraguay?".

En todos los casos, pidió al bloque "sincerar la relación porque en el concierto internacional, en el cual las relaciones están muy vinculadas a la generación de la demanda y la oferta, y en el medio está la política, no nos podemos dormir".

E insistió en que "para ponernos de acuerdo, mostremos las cartas. Uruguay muestra sus cartas. Uruguay le dice sí al Mercosur". "Los pasos que cada uno pueda dar, en la velocidad que pueda darla, pero con una línea clara. Ése es el Mercosur que nosotros queremos y ésa es la relación con la Argentina".

Tags relacionados