U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Turquía anuncia un paquete de medidas para frenar la caída de la lira

El ministro de finanzas pondrá en marcha un plan para ordenar la economía y revertir el derrumbe de la moneda. El presidente pidió a la población que vendan sus dólares

La crisis económica amenaza la estabilidad de Recep Tayyip Erdogan

La crisis económica amenaza la estabilidad de Recep Tayyip Erdogan

dersEl presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, intentará frenar la corrida contra la lira con un paquete de medidas basado en la disciplina fiscal. Además advirtió a EE.UU. de que no dudará en responder con la misma moneda si continúa con su actitud hostil.

El nuevo programa económico para contener la crisis financiera que anunció el ministro de Finanzas, Berat Albayrak, propone como prioridad el control de la inflación y el ajuste de las cuentas públicas. El funcionario -que es yerno del presidente- prometió reducir el déficit de cuenta corriente y realizar reformas estructurales en el país.

También desmintió los rumores de que Ankara podría imponer controles de capital con la promesa de que Turquía no convertirá ni confiscará depósitos en moneda extranjera.

Mientras tanto, Erdogan, pidió a la ciudadanía que cambien "los dólares y el oro que tengan bajo el colchón" para frenar la caída de la lira.

"No teníamos problemas económicos reales, pero fuimos blanco de ondas financieras inestables artificiales", aseguró el mandatario.

"No perderemos esta guerra económica. El dólar no puede cortarnos el camino. Responderemos con nuestra moneda nacional. Debemos cambiar por liras los dólares y el oro que tengamos bajo el colchón", agregó.

El mandatario, en tanto, subió la vara en el conflicto que tiene con Estados Unidos.

"No actuaremos basándonos en la reciprocidad. No se trata de si hacen esto, nosotros haremos aquello. Pero el que la hace, la paga", dijo, dando por sentado que responderá a los aranceles con medidas de igual calibre.

La tensión diplomática entre Ankara y Washington se disparó a comienzos de mes, cuando Estados Unidos exigió la puesta en libertad del pastor protestante estadounidense Andrew Brunson, que lleva dos años en prisión preventiva, a lo que Turquía se negó invocando la independencia judicial.

"Turquía no es una nación que pone la otra mejilla si la abofetean. Somos lo suficientemente fuertes como para responder. Si queréis sacrificar la alianza estratégica con un país de 81 millones de personas por una relación con terroristas, nosotros solo diremos adiós", agregó el mandatario.

Criticó también la suba de aranceles sobre aluminio y acero, anunciada por el presidente estadounidense, Donald Trump, que aceleró la devaluación que vive la lira turca desde hace tiempo.

"Mira, EEUU, existe la Organización Mundial del Comercio. En sus reglas no caben vuestras irregularidades. Actuaremos según las leyes internacionales", dijo Erdogan.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar