Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Según Jorge Castro, Brasil va a algún tipo de elección y Lula tiene muchas chances

“El gobierno de Temer parece terminado”, sentenció. Y explicó que, según cómo llegue a su fin, puede haber elecciones indirectas, un proceso de salida extenso o elecciones directas en muy poco tiempo.

Según Jorge Castro, Brasil va a algún tipo de elección y Lula tiene muchas chances

A pesar de que el presidente de Brasil, Michael Temer, anunció esta tarde que no renunciará a su cargo por el escándalo de corrupción que protagoniza a raíz de una grabación presentada a la Justicia en la que supuestamente avala el pago de una coima a un condenado por el Lava Jato a cambio de su silencio, el mandatario “parece haber terminado”, según el analista internacional Jorge Castro.

“El gobierno de Temer parece haber terminado en términos políticos. La duda es si va a ser continuado por elecciones directas o indirectas”, planteó el experto en declaraciones a TN.

Según explicó Castro, hoy se abren en realidad tres caminos.

El primero se dará “en caso de que renuncie Temer”. “La Constitución (brasileña) dispone que, como faltan más de seis meses para las próximas elecciones, en octubre de 2018, es preciso convocar a elecciones indirectas en las que participan en igualdad de condiciones todos los senadores y diputados brasileños”, apuntó el analista.

“En caso de que no renuncie, la otra posibilidad es que la Cámara de Diputados dé comienzo a un nuevo juicio político, en este caso contra Temer. Eso llevaría un trámite prolongado: en el caso de Dilma Rousseff duró más de ocho meses”, señaló y advirtió que “en Brasil no parecen estar dadas las condiciones para esperar tanto”.

Una tercera chance, dijo, es que el proceso termine abreviándose por un juicio que está en trámite ante el tribunal superior electoral de “revocación de la fórmula de Rousseff-Temer, elegida en 2014, por delitos electorales cometidos en esa campaña”. “En el juicio político contra Dilma, el Congreso sancionó una enmienda constitucional” que para este caso específico “implicaría que de inmediato hay que convocar a elecciones directas en el plazo de 30 días, con lo que se adelantarían las elecciones de octubre de 2018”.

En ese escenario, según Castro, “las posibilidades de que el próximo presidente de Brasil sea el expresidente Luiz Inacio Lula Da Silba son crecientes”. Y explicó que a los problemas de Dilma y Temer se suman los de Aécio Neves, el principal referente del Partido Socialdemócrata de Brasil, presuntamente también implicado en el último escándalo por el caso de corrupción conocido como Lava Jato, por lo que el PSDB “carece en estos momentos de una figura de renombre”.

“Lula no está excluido de presentarse a las elecciones de 2018 y por lo tanto no estaría excluido de presentarse a estas elecciones. Y si hay elecciones directas, sus posibilidades son muy elevadas”, insistió el analistas.