EDUARDO BOLSONARO ES EL DIPUTADO M S VOTADO EN LA HISTORIA DE BRASIL

San Pablo y Río de Janeiro definen gobernador en la segunda vuelta

Los hijos de Bolsonaro conquistaron sendas bancas de senador y diputado. El PT salió perdiendo su histórico bastión de Minas Gerais, y Dilma Rousseff no será senadora

Además de la fórmula presidencial, los brasileños ayer también eligieron a los gobernadores de los 27 estados del país, a los 513 diputados federales y dos tercios del Senado.

En todo caso, la familia Bolsonaro fue la que arrasó: no sólo el ultraderechista Jair que quedó a un paso de la presidencia, sino también sus hijos Eduardo y Flavio. Eduardo resultó el diputado federal más votado de la historia del país al obtener 1.814.443 votos por San Pablo, mientras que Flavio obtuvo un escaño para el Senado por el estado de Río de Janeiro, con el 31,35% de los votos. Y así también el Partido de los Trabajadores (PT) del ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva -encarcelado por corrupción desde abril- sufrió significativas derrotas en el Congreso y en la gobernación de Minas Gerais.

Las gobernaciones tienen la misma regla que la presidencia: para ganar en primera vuelta, los candidatos deben obtener más del 50% del apoyo. Por eso las codiciadas San Pablo y Rio de Janeiro irán a ballottage, ya que los candidatos favoritos no lograron más de la mitad. Por San Pablo, competirán JoÒo Doria del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que en primera ronda sacó 31,77% de los votos, y Marcio França del PSB, con 21,48%. Apenas detrás se ubicó Paulo Skaf del MDB con 21,13%. Por Río de Janeiro, a la segunda ronda el 28 de octubre irán Wilson Witzel del PSC -ayer sacó 41,25%-, seguido de Eduardo Paes del DEM, con 19,31%.

Una dura derrota del PT fue en Minas Gerais, el segundo estado brasileño más poblado y el más importante que hasta ahora había gobernado la agrupación de Lula. El gobernador Fernando Pimentel no logró ser reelegido y quedó en tercer lugar con el 22,60% de los votos.

En ballottage definirán el empresario Romeu Zema, del partido Novo y que obtuvo el 43,27% de los votos, y el senador Antonio Anastasia, del PSDB, con 29,07%. Zema, un millonario neófito en la política y que controla una red con 440 tiendas y 360 puestos de combustibles, fue una gran sorpresa ayer ya que no era favorito en los sondeos y se benefició de su decisión de última hora de anunciar su apoyo a Jair Bolsonaro.

En bancas de senadores, la ex presidenta Dilma Rousseff resultó la gran perdedora por Minas Gerais, al quedar en cuarta posición con un 15,04% de los votos. Tras haber sido destituida como jefa de Estado por el Senado a mediados de 2016, por irregularidades en las cuentas públicas, Rousseff pretendía volver a la vida politica como senadora del Partido de los Trabajadores (PT) y de hecho había liderado todos los sondeos previos a las elecciones.

Aun así ayer no logró quedar entre las dos primeras posiciones que daban derecho a dos asientos en el Senado por ese estado. Sí lo lograron en cambio Rodrigo Pacheco de los Demócratas (DEM), con 20,70% de los votos, y el periodista Carlos Viana, candidato por el Partido Humanista de la Solidaridad (PHS), con 20,34%.

La derrota en Minas Gerais también amenaza al presidenciable Fernando Haddad porque no tendrá ningún aliado disputando la segunda vuelta por la gobernación, lo que puede reducir su caudal electoral en el segundo mayor colegio electoral.

Por otro lado, Eduardo Suplicy, candidato al Senado por el PT, que lidera el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva desde prisión, también sufrió una derrota importante en el estado de Sao Paulo, el mayor colegio electoral del país.

Con un 93,30% escrutado, Suplicy, quien ya fue senador durante 24 años y es un histórico dirigente de la formación progresista, quedó fuera del Senado con 12,81% de los votos, en tercer lugar.

Las dos plazas por Sao Paulo fueron para Sergio Olímpio Gomes, más conocido como Major Olímpio, del Partido Social Liberal (PSL), que lidera el candidato presidencial ultraderechista Jair Bolsonaro, y Mara Gabrilli, del PSDB.

Olímpio recibió un 26,30% de los votos y Gabrilli obtuvo el 18,81%, por lo que ambos ocuparán 2 de las 54 plazas que ayer se sometían a votación para el Senado brasileño, que tiene un total de 81 curules.

Tags relacionados