Irán confirma que enriquecerá la "cantidad que necesite" de uranio

El presidente iraní, Hasan Rohani, anunció que avanzarán, a partir del 7 de julio, con la producción de uranio enriquecido a un nivel superior al umbral máximo de 3,67% fijado por el acuerdo nuclear de 2015. Dijo que esta decisión se debe a que otros Estados firmantes del acuerdo no respetan la integralidad de sus compromisos ante Irán.

"El 7 de julio nuestro grado de enriquecimiento dejará de ser de 3,67%. Dejamos de lado este compromiso. Lo elevaremos por encima de ese valor tanto como queramos y en la cantidad que lo necesitemos", declaró Rohani en la reunión del Consejo de Ministros.

El acuerdo de Viena está amenazado desde que Estados Unidos se retiró unilateralmente en mayo de 2018, con lo que restableció sanciones económicas contra la República islámica, privando así a Irán de los beneficios que esperaba obtener tras el pacto.

En 2015, en la ciudad de Viena, Irán se comprometió a no hacerse nunca con armas atómicas y a limitar su programa nuclear a cambio de un levantamiento parcial de las sanciones internacionales.

Dirigiéndose a los demás Estados que aún forman parte del acuerdo (Alemania, China, Francia, Gran Bretaña, Rusia), Rohani declaró: "Si quieren decir que lo lamentan, ya es demasiado tarde. Y si quieren publicar un comunicado, háganlo ahora".

"Nosotros seguiremos respetando el acuerdo de Viena siempre que las demás partes lo respeten. Aplicaremos 100% (del acuerdo) el día en que las demás partes lo hagan a 100%", agregó el presidente iraní.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, instó a Irán a no elevar la producción de uranio enriquecido y le pidió que tenga "cuidado" con las "amenazas", porque pueden volverse "en su contra" y subió la vara al señalar que "será peor que lo que nadie ha sufrido jamás!".

El Gobierno iraní afirmó que, durante un año, fue muy paciente y dio tiempo a los europeos para que ejecuten sus compromisos, poniendo en marcha un mecanismo llamado "Apoyo al Intercambio Comercial" y que busca sortear las sanciones de EE.UU. para mantener relaciones comerciales con Irán.

Teherán cree que ese mecanismo es positivo, pero insuficiente. Por eso, en mayo, cuando se cumplía un año de la salida de EE.UU. del acuerdo, Rohaní dio un ultimátum de 60 días al resto de países firmantes (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania): les dijo que Irán comenzará a incumplir el pacto si no le garantizan las exportaciones de petróleo y las transacciones bancarias.

Esta semana, Irán cumplió sus amenazas y, por primera vez, violó el pacto nuclear al haber superado por una pequeña cantidad el límite de uranio enriquecido.

Tags relacionados