Huelga colombiana empezó con bloqueo del transporte público en Bogotá

Ante la oleada de protestas en la región, el gobierno dio la orden de cerrar pasos fronterizos y en la capital dispuso 4000 policías. El paro es la mayor protesta de los 15 meses de gestión del presidente Iván Duque, y se opone a su política económica y social

La huelga nacional en Colombia comenzó hoy con bloqueos en el transporte público de la capital pero normalidad en el de Medellín, Cali, Barranquilla y Cartagena, aunque en todos lados, un tráfico menor al habitual.

Los sindicatos, líderes sociales y políticos que apoyan la huelga, en protesta contra la política económica y social del presidente Iván Duque, hicieron un llamamiento a los manifestantes para que se abstengan de actos violentos contra bienes públicos y privados, y de provocar a la policía.

En el sur de Bogotá, los manifestantes impidieron la salida de autobuses de algunas estaciones del sistema Transmilenio, lo que dejó varados a miles de trabajadores para concurrir a sus empleos. Se produjo un principio de enfrentamiento entre policía y manifstatnes en el noroeste de Bogotá, que fue desactivado.

Este paro no  sólo es el mayor hasta ahora en la gestión Duque sino que también ocurren en un momento de agitación social en América Latina. En ese contexto, el gobierno dispuso hasta la madrugada del viernes el cierre de 12 pasos fronterizos, y autorizó a alcaldes y gobernadores a tomar hoy medidas excepcionales, de ser necesario.

Las centrales obreras que convocaron las protestas aseguran que el gobierno de Duque prepara un "paquetazo" de medidas que causarán un fuerte impacto económico y social en los trabajadores, como eliminar el fondo estatal de pensiones Colpensiones, aumentar la edad de jubilación y contratar a los jóvenes con salarios inferiores al mínimo.

Las organizaciones sociales reclaman al Gobierno un mayor compromiso con la implementación del acuerdo de paz con las FARC, así como medidas de protección efectivas para indígenas y líderes sociales, blanco de una ola de asesinatos que se ha cobrado la vida de centenares de ellos desde que Duque llegó al poder, hace 15 meses.

Alegando la necesidad de evitar posibles desmanes, el Gobierno puso en marcha medidas de seguridad que incluyen el cierre de las fronteras, despliegue de policías, vigilancia aérea y refuerzo de militares si es necesario en algunas ciudades.

En el caso de Bogotá, el secretario de Gobierno, Iván Casas, dijo hoy que más de 4000 policías reforzarán la vigilancia en las calles en las que se espera la afluencia de decenas de miles de personas que saldrán de distintos puntos de concentración en dirección a la céntrica Plaza de Bolívar.

En todo caso, la Aeronáutica Civil reportó que los aeropuertos funcionan con normalidad aunque hay siete terminales cerradas por mal tiempo.

 

Tags relacionados

Más de Internacionales

Noticias del día