Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

"Esta es una venganza por Siria y Alepo", gritó el atacante

El joven que asesinó al embajador ruso en Turquía dijo luego de disparar: "No se olviden de Alepo. No se olviden de Siria". 

El joven que asesinó al embajador ruso en Turquía, Andrey Karlov, gritó antes de abrir fuego en árabe con un marcado acento: “Hicimos un juramento a Mahoma (el profeta) para convertirnos en mártires (...) Esta es una venganza por Siria y Alepo”.

A continuación habló en turco y pidió que “no se olviden de Alepo. No se olviden de Siria (...) No estarán a salvo. Sólo mi cadáver saldrá de acá”, según un video del ataque en Ankara difundido por el canal 1 local.

Un video del Canal 1 de Turquía mostró el momento en que el Karlov se sobresalta y cae al suelo bruscamente luego de oírse varias detonaciones, justo en el momento en que daba un discurso en una exposición de fotografía en el centro de Ankara.

Blandiendo una pistola automática, un hombre de mediana edad, pelo corto y vestido de traje negro con corbata aparece por detrás, gritando consignas y apuntando de tanto en tanto con su arma hacia el techo o hacia lugar desde el que se toman las imágenes.

“Alá es el más grande, no se olviden de Alepo. Esto es una venganza por Siria y Alepo”, gritó el atacante, entre otras cosas, informaron medios locales.

En tanto, el alcalde de la capital turca, Melih Gokcek, informó hoy en su cuenta de Twitter que el atacante era un miembro de la Policía y del movimiento liderado por el predicador autoexiliado en Estados Unidos, Fetullah Güllen, el mismo que Turquía acusa de ser terrorista y de haber planeado el fallido golpe de Estado de junio pasado.

Karlov  fue asesinado en una exhibición en Ankara en momentos en que el gobierno ruso encaró una ofensiva sirio-rusa contra grupos rebeldes en Alepo.

El representante diplomático sucumbió a sus heridas en un hospital, informó la Cancillería rusa en un comunicado en el que calificó el ataque de “terrorista”.

Fuente: agencias