El director de la OMS advirtió que el coronavirus no será "la última pandemia"

Tedros Adhanom Ghebreyesus señaló que todos los esfuerzos para mejorar los sistemas sanitarios resultarán insuficientes "si no van acompañados de una crítica de la relación entre los seres humanos y los animales" y "si no hay cambios con respecto al calentamiento global". 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la del coronavirus no será la última pandemia y subrayó que los avances sanitarios resultarán insuficientes si no hay cambios con respecto al calentamiento global y el bienestar animal.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, alertó ante "el peligro de los comportamientos a corto plazo", en un mensaje de video grabado para la conmemoración el domingo del primer Día Internacional de la Preparación ante las Epidemias, de acuerdo con la agencia AFP.

"La historia nos muestra que no será la última pandemia", afirmó el director de la OMS, quien resaltó que hay que sacar buenas lecciones de la pandemia del coronavirus.

 

"Durante mucho tiempo, el mundo actuó en medio de un ciclo de pánico y negación", aseguró.

Y lamentó que "gastamos dinero cuando estalla la crisis, pero cuando se acaba, nos olvidamos y no hacemos nada para prevenir la siguiente. Es el peligro de los comportamientos a corto plazo",

El primer Informe anual sobre Preparación Mundial de Emergencias Sanitarias, publicado en septiembre del año pasado, alertó sobre la poca preparación de la humanidad ante grandes pandemias, pocos meses antes de que empezara la crisis del Covid-19.

"La pandemia reveló los estrechos vínculos entre la salud de las personas, los animales y el planeta", remarcó.

 

Posteriormente, enfatizó que "Todos los esfuerzos para mejorar los sistemas sanitarios resultarán insuficientes si no van acompañados de una crítica de la relación entre los seres humanos y los animales, así como de la amenaza existencial que representa el cambio climático, que está convirtiendo la Tierra en un lugar más difícil para vivir".

El nuevo coronavirus provocó al menos 1,75 millones de fallecidos e infectó a 80 millones de personas en el mundo después de que se detectaran los primeros casos en China en diciembre del 2019.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios