El Tribunal Supremo de Brasil tratará las filtraciones de Moro en el caso Lava Jato

Mensajes por redes sociales muestran un supuesto acuerdo con el fiscal para encarcelar a Lula.

A partir de la revelación que realizó el portal The Intercept sobre una posible conspiración entre el juez del caso LavaJato en Brasil, Sergio Moro y el fiscal del caso Deltan Dallagnol para encarcelar al ex presidente Lula Da Silva, el Supremo Tribunal Federal (STF) convocó a una reunión extraordinaria para este martes por la mañana para tratar el tema.

Se especula que los jueces del máximo tribunal de Brasil podrían, de manera preventiva, decidir la liberación del ex presidente.

Las revelaciones realizadas por el periodista estadounidense Glenn Greenwald, a quien el ex analista de la CIA Edward Snowden reveló los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), muestran conversaciones realizadas por la red social Telegram entre Moro y Dallagnol, en las que se demuestra que, al menos, coordinaban acciones con el fin de entorpercer la defensa de Lula y manifestaban opiniones contrarias a un triunfo del PT en las elecciones presidenciales de 2018.

Los mensajes demuestran que Moro coordinó el orden de las fases de la operación Lava Jato y dio consejos y pistas a los fiscales encargados del caso, lo que está prohibido por ley.
Además discutieron las formas de frenar una entrevista que Lula, en prisión, había concedido al diario Folha de Sao Paulo, previo a las elecciones.

lula

En un comunicado, el Ministerio Público de Curitiba (MPF) subrayó que los procuradores están "tranquilos" en cuanto a la legitimidad de la actuación, pero expresaron su "preocupación con la seguridad personal y con la fiscalización y manipulación del significado de los mensajes".
The Intercept subrayó que una fuente no identificada les contactó y les entregó el material, aunque no precisó como el mismo fue conseguido.

"La acción vil del hacker invadió teléfonos y aplicaciones de fiscales usados para la comunicación privada y el interés del trabajo, habiendo incluso una sustracción de identidad de algunos de sus integrantes", señala un comunicado enviado por el Ministerio Público de Curitiba.
El excandidato presidencial Fernando Haddad, quien perdió las elecciones del pasado octubre frente a Bolsonaro, advirtió en su cuenta de Twitter que Brasil "puede estar delante del mayor escándalo institucional de la historia de la República".

"Muchos serían presos, procesos tendrían que ser anulados y una gran farsa sería revelada al mundo. Vamos a acompañar con toda cautela, pero no nos podemos detener. ¡Que se investigue toda la verdad!, señaló Haddad.

La expresidenta brasileña Dilma Rousseff, por su parte, afirmó que las revelaciones de The Intercept dejan "explícitas las relaciones ilegales y espurias entre el juez Sergio Moro y los procuradores de la Lava Jato, con destaque para Deltan Dallagnol".

Tags relacionados
Noticias del día