El Congreso de Chile empieza a sondear una reforma constitucional

Crecen los cabildos abiertos donde los chilenos se replantean qué quieren para su país. Tras la contrapropuesta de la oposición a la agenda social de Piñera, Diputados debatirá cambios a la Carta Magna.

En el estallido social que se desató el 18 de octubre en Chile, este fin de semana cedieron las manifestaciones masivas y cobraron protagonismo unos 300 cabildos ciudadanos, donde debaten proyectos de país que se alejan del modelo neoliberal al que atribuyen la desigualdad y las injusticias que sustentan el actual descontento social.

Esos cabildos son "muy distintos de los diálogos ciudadanos que realiza el gobierno de (el presidente) Sebastián Piñera, eligiendo a dedo a los participantes" y nacieron "de la idea de que este estallido social que vive el país solo se puede solucionar con mayor democratización", dijo la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa.

En consonancia, el sábado tres partidos opositores hicieron una contrapropuesta a la agenda social con la que Piñera trató de contener la crisis, en la que que destaca la convocatoria de un plebiscito para elaborar una nueva Constitución. 

Los líderes del Partido Socialista (PS), el Partido por la Democracia (PPD) y el Partido Radical (PR), que forman la llamada Convergencia Progresista, consideraron que las medidas de Piñera son "insuficientes" y presentaron siete propuestas para "ir a lo fundamental" y superar la crisis política y social.

Para hoy, la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados sesionará para debatir sobre los mecanismos que existen para redactar una Carta Magna que reemplace la actual, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet.

También para hoy, y los próximos días, se convocaron nuevas movilizaciones e incluso hay grupos que instaron en redes sociales a colapsar hoy las principales avenidas de Santiago mientras el principal sindicato de funcionarios, llamó a sus bases a realizar un "paro nacional progresivo" en la administración pública a partir de hoy.

El estallido social en Chile comenzó con protestas contra el aumento del precio del pasaje del subte y escalaron en una ola de violencia con saqueos y disturbios, un saldo de 20 muertos, más de 2500 heridos y 9000 detenidos. 

El gobierno intentó sin éxito normalizar la situación decretando el estado de emergencia, la militarización de las calles y el toque de queda pero hace casi 10 días las levantó y reorganizó su gabinete.

Tags relacionados

Noticias del día