Brasil: Lula da Silva promete "volver a la calle" en enero

Durante un acto en San Pablo, el expresidente dijo que le país ya no puede ser gobernado por Bolsonaro y que el pueblo "ya aprendió a comer tres veces al día"

A partir de enero, Lula estará de vuelta en la calle otra vez , dijo el ex presidente brasileño, que vuelve a posicionarse como el opositor más fuerte de Jair Bolsonaro.

En libertad desde el mes pasado tras estar 580 días preso por una causa vinculada al Lava Jato, Lula aprovechó un acto en San Pablo para expresar que tiene un “compromiso de fe con el pueblo brasileño y que en sus marchas “probará que Brasil “no puede ser gobernado por el tipo de gente que actualmente se encuentra en gobierno.

"Esa gente que está ahí no está para construir, está para destruir" las conquistas sociales que, según Lula, se consiguieron durante su gobierno y el de Dilma Roussef, ambos del  Partido de los Trabajadores."Nuestro pueblo ya aprendió a tener un empleo, a tener un salario mejor, a comer tres veces al día", destacó el expresidente.

Brasil está a punto de superar a EE.UU. como primer productor mundial de soja

"Soy consciente de que no me van a dar tregua, pero yo estoy seguro de que no les voy a dar tregua a ellos", indicó, entre los vítores de sus seguidores, y agregó: "No saben la fuerza que tiene un hombre de 74 años".

Durante su discurso, volvió a lanzar duras críticas contra los jueces que le condenaron y los fiscales de la Operación Lava Jato, quienes construyeron, a su juicio, "mentiras apoyadas por la prensa" para evitar su vuelta al poder.

El repunte económico ayuda a que Bolsonaro no siga derrumbándose en la aceptación de los brasileños

Lula fue condenado en dos ocasiones por corrupción y blanqueo de capitales en procesos relacionados con la Operación Lava Jato (por el triplex de Guarujá y las reformas en la propiedad de Atibaia). En la primera sentencia, ratificada en tercera instancia, recibió una pena de 8 años y 10 meses de cárcel, de los que ya cumplió 1 año y 7 meses. La segunda fue ratificada hace unas dos semanas por un tribunal de segunda instancia que le aumentó el castigo hasta los 17 años y 1 mes de prisión. Además, tiene abiertos en la Justicia otros procesos penales de índole parecida.

Lula quedó en libertad luego de un fallo de la Corte Suprema que estableció que es inconstitucional que una pena comience a ser cumplida antes de agotar todas las instancias de defensa. Sin embargo, un proyecto de ley que tramita actualmente en el Congreso y que propone precisamente ejecutar una condena una vez sea ratificada en segunda instancia puede devolverlo a prisión. Según cálculos del propio Parlamento, una eventual aprobación definitiva solamente podría darse ya entrado el segundo semestre del año próximo.

Tags relacionados
Noticias del día