Bolsonaro da por terminado el Lava Jato "porque no hay más corrupción" en su gobierno

El exministro de Justicia y figura clave del Lava Jato, Sergio Moro, apuntó que "los intentos de acabar con el Lava Jato representan una vuelta de la corrupción", un "triunfo de la vieja política de los esquemas que destruyen Brasil y hacen más frágiles la economía y la democracia".

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dio por terminado el caso Lava Jato, en el marco del cual fueron detenidos cientos de políticos y empresarios en los últimos años,  al argumentar que lo concluye "porque no hay más corrupción en el gobierno" actual.

"Es un orgullo, una satisfacción que tengo, decirle a esta prensa maravillosa que no es que yo quiera acabar con la Lava Jato, yo acabé con ella, porque no hay más corrupción en el gobierno. Sé que esto no es una virtud, es una obligación", afirmó ayer en el Palacio Presidencial de Planalto y se jactó de gobernar  "a pecho descubierto" y nombrar a "buenas personas" para cargos públicos.

Sergio Moro - Xinhua

Durante la campaña electoral que lo llevó a la presidencia, Bolsonaro se hizo fuerte con su promesa de combatir la corrupción y para ello reclutó al juez Sergio Moro, popular por su protagonismo en el Lava Jato ya que condenó al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva a prisión en el marco del operativo.

Cuando Bolsonaro asumió la presidencia, designó a Moro como ministro de Justicia y Seguridad y lo defendió a capa y espada, también cuando se divulgaron conversacions que Moro tuvo por Telegram cuando era juez, con fiscales del Lava Jato, en las que les sugería cambiar el orden de las fases del caso y otros procedimientos que están prohibidos por ley.

Fue su caballito de batalla, hasta que Moro lo acusó de interferir en la labor de la Policía Federal y dimitió.

En todo caso, y sin aludir al último discurso de Bolsonaro, Moro tuiteó que "los intentos de acabar con 'Lava Jato' representan una vuelta de la corrupción", un "triunfo de la vieja política de los esquemas que destruyen Brasil y hacen más frágiles la economía y la democracia". "Esta película ya nos la sabemos".

As tentativas de acabar com a Lava Jato representam a volta da corrupção. É o triunfo da velha política e dos esquemas que destroem o Brasil e fragilizam a economia e a democracia. Esse filme é conhecido. Valerá a pena se transformar em uma criatura do pântano pelo poder?

— Sergio Moro (@SF_Moro) October 8, 2020

La operación iniciada en el año 2014 sigue abierta -aunque con menos vigor por los recortes impulsados en 2020 por Bolsonaro- y se convirtió en la mayor investigación contra la corrupción de la historia de Brasil que además permitió recuperar centenares de millones de dólares desviados. 

La operación descubrió los desvíos alrededor de la petrolera estatal brasileña Petrobras, cuyos contratos eran inflados y el excedente se repartía entre políticos, empresarios y dirigentes de la compañía. Decenas de políticos y empresarios fueron encarcelados en la operación, entre ellos el expresidente Lula, varios de sus exministros, gobernadores o empresarios como Marcelo Odebrecht, expresidente de la mayor constructora de América Latina.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios