Brasil: se fue del gobierno el juez del Lava Jato pero Bolsonaro no lo acepta y lo quiere retener

Sergio Moro choca con el primer mandatario del vecino país por el control de la policía. 

El ministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, estrecho aliado del presidente Jair Bolsonaro, presentó hoy su dimisión en desacuerdo con la decisión del mandatario de relevar al actual director general de la Policía Federal, Mauricio Valeixo, en los próximos días. El jefe del Estado aun no se la aceptó e intenta convencerlo de que se quede. 

Moro había elegido a Valeixo, un hombre de su estrecha confianza, para dirigir la policía pero Bolsonaro le puso palos en la rueda durante los últimos meses, porque según versiones periodísticas locales, quiere ser él mismo quien tenga más control sobre las acciones de la policía mientras que Moro considera que relevar a Valeixo podría generar una interferencia en la autonomía de la policía.

Para convencer a Moro de permanecer al frente del Ministerio de Justicia, Bolsonaro recurrió a los ministros de la Casa Civil, Braga Netto, y de la Secretaría de Gobierno, Luiz Eduardo Ramos, que harán sus mejores intentos para que el “adalid del Lava Jato que metió a Lula en prisión siga  en su cargo, pero ya anticiparon que la condición de Moro para permanecer en el cargo, es que también permanezca Valeixo.
 

 

Xinhua
El segundo ministro que le renuncia a Bolsonaro en dos semanas 

Tras varios días de tensiones y especulaciones, el jueves pasado Bolsonaro, le pidió la renuncia al exministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta –que fue reemplazado por el oncólogo Nelson Teich– después de los desacuerdos entre ambos sobre cómo responder a la pandemia de coronavirus. Mandetta respaldó las medidas de gobernadores para restringir la circulación de personas, las que Bolsonaro había criticado, porque decía que sólo los miembros de grupos de riesgo deberían estar aislados.

Bolsonaro también dijo que tuvo una conversación "productiva" y "cordial" con Mandetta y que el ministro se fue debido a "un divorcio consensuado".

Justo antes del discurso del presidente, Mandetta había anunciado su salida a través de Twitter. El presidente le contestó: "Es el derecho del ministro (Mandetta) defender su punto de vista como médico, y la cuestión de entender el tema del empleo no fue en la forma en que yo, como jefe del ejecutivo, sentí que debería abordarse".

Caso Lava Jato

Sergio Moro saltó a la fama pública por ser el juez del caso Lava Jato, que entre otras cosas derivó en la detención de Lula y su exclusión como candidato presidencial, lo que allanó el camino, de acuerdo a las encuestas que daban al líder del Pt como ganador, para que Bolsonaro se hiciera de la presidencia. Su designación como funcionario del ganador de las elecciones deterioró su imagen de juez implacable e independiente. 

Entre 2014 y 2019, la investigación había presentado 101 acusaciones contra 445 personas por cargos que iban desde soborno y blanqueo de dinero hasta obstrucción de la justicia, obteniendo hasta ahora 158 condenas en 50 juicios.

Fueron recuperados u$s 3400 millones (u$s 14.000 millones de reales) de dinero público, incluidos u$s 542 millones (3000 millones de reales) devueltos a Petrobras de sobornos desnaturalizados de contratos sobrevalorados.

Tags relacionados
Noticias del día