Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

Así se tratan entre el oficialismo y la oposición en Kosovo

Así se tratan entre el oficialismo y la oposición en Kosovo

En Kosovo, estado surgido luego de la última guerra de los Balcanes (1999) pero cuyo reconocimiento internacional es motivo de controversia, el Parlamento no parece pasar por su mejor momento democrático. La oposición ultranacionalista lanzó un gas lacrimógeno durante una sesión del Parlamento en Pristina, la capital del estado, para impedir que se realice la votación sobre la ratificación de un acuerdo de demarcación fronteriza con Montenegro.

Según la emisora de televisión kosovar RTK, dos diputados del movimiento Vetevendosje (Autodeterminación) arrojaron el gas en el hemiciclo cuando se esperaba la votación sobre el acuerdo, al que los nacionalistas se oponen por considerar que reduce el territorio del país.

Kosovo es un estado con reconocimiento limitado ubicado en la península balcánica, en el sureste de Europa. Abarca 10 887 km cuadrados de superficie y está habitado por cerca de 1,8 millones de personas. Su capital es Pristina. Limita con Montenegro, Albania, Macedonia y la región de Serbia Central, y está compuesto por las regiones de Kosovo y Metojia.

 

 

El Reconocimiento internacional de la independencia de Kosovo es motivo de controversia. El gobierno de Kosovo, en cuyo territorio la etnia albanesa tiene predominio numérico, declaró unilateralmente su independencia de Serbia el 17 de febrero de 2008, con el apoyo de Estados Unidos y de la mayoría de los países de la Unión Europea, instaurando la República de Kosovo. Sin embargo, Serbia aún considera la Provincia autónoma de Kosovo y Metojia como una región autónoma dentro de su propio territorio, en conformidad con su Constitución y con la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, aunque no intervenga en su administración desde 1999.

Al finalizar la Guerra de Kosovo, el gobierno de la región quedó en manos de la OTAN y de la Misión de Administración Provisional de las Naciones Unidas en Kosovo por mandato del citado Consejo de Seguridad

Actualmente Kosovo es reconocido como Estado soberano por 112 de los 193 miembros de Naciones Unidas. Serbia, Rusia, China, España, la mayor parte de los países de América latina, Asia y África no aceptan la declaración unilateral de independencia, ni reconocen a la República de Kosovo como Estado soberano. La comunidad internacional se encuentra dividida entre los países que han reconocido oficialmente la independencia de Kosovo, los que se niegan a reconocerla y los que han declarado su neutralidad o su esperanza de una evolución de los acontecimientos, acordada por las partes.