Llamado urgente

Se prenden las alarmas por la basura electrónica: la humanidad genera 62.000 milones de kilos por año, según la ONU

La llamada de la ONU a la acción resalta la urgente necesidad de repensar nuestros hábitos de consumo y gestión de residuos electrónicos.

En esta noticia

La basura electrónica es un desafío global en ascenso y ahora acapara la atención de la ONU.  Desde smartphones hasta electrodomésticos, estos desechos son parte de una montaña creciente y peligrosa de chatarra.

Según su último informe, la humanidad tira alrededor de 62.000 millones de kilos de residuos electrónicos cada año, con una tasa de reciclaje alarmantemente baja.

 La mayoría de los antiguos dispositivos inteligentes son parte de esta cadena de desperdicios. Seguí leyendo y enterate más sobre las alarmas de la ONU ante la basura electrónica.

Estados Unidos se asusta con el próximo eclipse solar total: las autoridades piden que se abastezcan de alimentos y agua

Una investigación científica analiza el impacto que tiene en nuestro cerebro escuchar audios de WhatsApp en velocidad rápida

Un desafío global: la gran crisis de los residuos electrónicos para la ONU

Según un artículo de Wired, los dispositivos eléctricos y electrónicos (AEE) saturan nuestra vida diaria, ya que están presentes en los hogares y nuestros lugares de trabajo. Por esta razón nos enfrentamos a una creciente crisis medioambiental

Su sobreabundancia hizo que la ONU haga un llamado de alerta ante esta amenaza.  

En 2022, por ejemplo, se generaron aproximadamente 62.000 millones de kilogramos de basura electrónica en todo el mundo, lo que equivale a casi ocho kilogramos por persona

Este volumen está en constante aumento y se proyecta que crecerá un 33% para 2030, con una tasa de reciclaje que disminuiría posiblemente al 20%.

En 2022, se generaron aproximadamente 62,000 millones de kilogramos de residuos electrónicos en todo el mundo (Fuente: Freepik.es).

Asimismo, los residuos electrónicos contienen una gran cantidad de materiales recuperables, como hierro, cobre y oro, valorados en unos millones de dólares al año.

Sin embargo, la mayoría de estos materiales terminan en basureros en lugar de ser reciclados. De todos modos, es importante considerar los AEE contienen materiales también sustancias peligrosas como mercurio, plomo y retardantes de fuego.

El procesamiento inadecuado de estos residuos puede liberar estas toxinas al medio ambiente, lo que pone en peligro la salud de las personas, las plantas y animales.

Lamentablemente, en países de ingresos bajos y medios, los recicladores informales de basura trabajan sin equipo de seguridad adecuado para extraer metales de los residuos electrónicos. De esta forma, se exponen a sustancias peligrosas para su salud.

A pesar de contener materiales valiosos como hierro, cobre y oro, la mayoría de los residuos electrónicos terminan en basureros en lugar de ser reciclados (Fuente: freepik.es). 

Aunque existen instalaciones oficiales de reciclaje en países desarrollados, el reciclaje formal no es suficiente para hacer frente al crecimiento exponencial de los residuos electrónicos

Además, en todo el mundo, se sigue extrayendo minerales de la tierra en lugar de reciclar metales de los AEE. En 2022, el reciclaje evitó la extracción de casi un billón de kilogramos de minerales para producir metal virgen.

El científico especialista del Instituto de las Naciones Unidas para Formación Profesional e Investigaciones, Kess Baldé, explicó sobre esta problemática: "Lo que me parece muy alarmante es que la velocidad a la que está creciendo es mucho mayor que aquella con la que se recolectan y reciclan adecuadamente los residuos electrónicos". 

El reciclaje informal de basura electrónica, común en países de ingresos bajos y medios, representa un riesgo significativo para la salud de los recicladores y para el entorno (Fuente: freepik.es). 

¿Cómo podrían manejarse de forma adecuada los residuos electrónicos?

La gestión adecuada de los residuos electrónicos es fundamental para mitigar su impacto negativo en el medio ambiente y la salud pública.

Según el informe citado de la ONU, solo se espera alcanzar una tasa de recolección del 44% para 2030, incluso en un escenario ambicioso.

  • La complejidad de los residuos electrónicos hace que su procesamiento sea costoso y difícil.
  • 81 países tienen políticas sobre residuos electrónicos, de los cuales 67 incluyen disposiciones sobre la Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP).

  • La RAP implica cuotas pagadas por los fabricantes de AEE para la gestión adecuada de los desechos electrónicos.

El ritual de protección que alejará las energías negativas de tu casa en Semana Santa: cómo hacerlo

Los 7 mejores suplementos vitamínicos para tomar a los 60 años, según los médicos

Las soluciones a la crisis de los residuos electrónicos requieren un enfoque que aborde la producción, el manejo de desechos y prioridad en la sostenibilidad y la responsabilidad compartida entre los fabricantes y los consumidores.

Temas relacionados
Más noticias de Medioambiente
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.