Salud

Las 11 enfermedades que pueden aparecer después de los 30 y a las que hay que estar alerta

Uno por uno, los problemas médicos que pueden manifestarse entre adultos jóvenes y que es necesario monitorear.

El cambio de década siempre es movilizante y, en especial, los 30 conllevan nuevas responsabilidades y costumbres. Por eso, así como muchos adultos jóvenes que están atravesando la tercera década empiezan a prestar más atención a temas del mundo laboral o familiar, también es importante que se tomen un tiempo para revisar su salud, tanto física como mental. 

Pensando en este grupo etario el medio español Business Insider listó a las 11 afecciones más comunes en los adultos jóvenes de cerca de los 30 años de edad, según estudios y expertos.

1. Obesidad

A partir de los 30 el metabolismo comienza a desacelerarse y resulta más importante la actividad física. Cuando este deja de funcionar como lo hacía antes, las posibilidades de aumentar el índice de masa corporal se incrementan, lo que es un problema que va más allá del peso y que podría traer complicaciones para la salud, ya que los pacientes obesos son más propensos a contraer cuadros graves de otras enfermedades (como se vio claramente con los casos de Covid-19).

2. Cáncer de piel

De acuerdo con la Sociedad del Cáncer de Estados Unidos (ACS, por sus siglas en inglés), el melanoma es uno de los cánceres más comunes en personas de cerca de 30 años de edad. Por suerte en las nuevas generaciones existe más conciencia sobre el uso de protector solar y cuidados de la piel, sin embargo se recomienda hacer un control frecuente de los lunares con un dermatólogo y estar atento a si presentan cambios de forma, tamaño o color.

Cerca de los 30, la carencia de nutrientes suele estar relacionada con el hierro o la vitamina D.

3. Cambios en la menstruación

El sangrado anormal posiblemente puede significar cambios graves como pólipos, tumores o incluso cáncer a medida que supera los 35 años de edad, conforme a las declaraciones del Dr. Steve Vasilev, director médico de Oncología Ginecológica Integrativa en el Centro de Salud de Providence Saint John, EEUU, a Business Insider.

4. Falta de nutrientes 

Una de las señales más claras de la falta de nutrientes es la caída del cabello. Cerca de los 30, esta carencia suele estar relacionada con el hierro o la vitamina D, pero cada cuerpo es diferente por lo que se recomienda hacer una visita al médico para saber qué es lo que el organismo está pidiendo. 

5. EPOC

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) puede empezar a manifestarse cerca de los 30 años, sobre todo en los fumadores jóvenes. Y se detecta por los problemas respiratorios que provoca, la tos y la dificultad para recuperar el aliento. Sin embargo, todavía estás a tiempo de dejar de fumar: según un estudio publicado en The Lancet, podría reducir un 97% el exceso de mortalidad causado por seguir fumando.

El EPOC puede manifestarse cerca de los 30 años.

6. Cáncer de mama

De acuerdo con la ACS, el cáncer de mama es uno de los tipos de cánceres más comunes en adultos jóvenes. Es decir, entre los 20 y los 39 años de edad. Es raro verlo antes de los 30 años, pero se vuelve más común a medida que las mujeres envejecen. Por eso se recomienda respetar los chequeos médicos anuales. 

7. Estrés

Con los años suelen aumentar las responsabilidades y eso, muchas veces, trae estrés. Desde problemas en el trabajo hasta situaciones domésticas pueden llevar al organismo a estresarse y, si no se trata de forma adecuada, puede convertirse en un gran enemigo para la salud.

8. Lesiones musculares

Las lesiones musculares  -e incluso articulares - empiezan a ser cada vez más frecuentes con la edad. Es que los músculos se desgastan con el tiempo y a medida que se envejecen las articulaciones se van degenerando, por lo que resulta más frecuente lesionarse.

Las lesiones musculares y arteriales también son más frecuentes. 

9. Alta presión

A partir de los 30 es momento de prestarle más atención a la presión sanguínea alta. A esta afección se le conoce como "el asesino silencioso", porque sus síntomas son silenciosos y se suelen manifestar acompañando problemas del corazón, los riñones, los vasos sanguíneos e incluso el cerebro.

10. Cardiopatía

Conforme a los hallazgos de un estudio publicado en Circulation, la cantidad total de ataques cardíacos parece disminuir entre adultos de 35 a 75 años de edad. Pero no sucede lo mismo en el caso de las mujeres, que sufren un aumento de las probabilidades del 31%. En España, las isquemias del corazón fueron la principal causa de muerte, por detrás del COVID-19.

11. Afecciones neurológicas

Varias de las enfermedades citadas con anterioridad, como la obesidad, la presión arterial alta o el hábito de fumar, pueden acelerar la disminución del volumen cerebral.


Temas relacionados
Más noticias de Salud
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.