Prestá atención

Estos son los indicios de que tu lavarropas necesita una limpieza a fondo

¿Notás mal olor en tu ropa recién lavada? Es hora de darle a tu lavarropas una limpieza a fondo.

Los electrodomésticos requieren mantenimiento regular, y el lavarropas no es la excepción. Es vital comprender cómo realizar una limpieza exhaustiva del interior de este aparato para prevenir olores desagradables.

Descuidar esta tarea puede resultar en un deterioro de la calidad de lavado de la ropa y, peor aún, en la obstrucción del filtro, lo que podría derivar en costosas reparaciones y sustituciones.

Es sumamente necesario prestar atención a las señales que indican que tu lavarropas está necesitando una limpieza profunda para garantizar su óptimo funcionamiento a largo plazo.

La investigación científica que reveló que los gatos domésticos pueden comer más de 2000 especies de animales

Esta es la fruta que deben sumar a su alimentación las mujeres de 50 años: reduce la inflamación y mejora la microbiota, según un estudio científico

Cuándo y cómo realizar una limpieza profunda de tu lavarropas 

La limpieza regular del lavarropas es fundamental para mantenerla en óptimas condiciones y evitar problemas como malos olores y deterioro prematuro del electrodoméstico.

Descubrí los signos que indican que necesita una limpieza profunda para evitar problemas futuros (Fuente: iStock)

A continuación, te presentamos algunos consejos clave para saber cuándo y cómo realizar una limpieza profunda, basados en información recopilada de expertos en el mantenimiento de electrodomésticos:

  • 1. Ropa con olor a humedad o moho: cuando percibas un olor a humedad en la ropa, incluso después de lavarla, es una clara señal de que el lavarropas necesita limpieza.

    Este olor desagradable suele ser causado por la acumulación de moho en el interior, especialmente en el tambor y la junta de goma de la puerta. Es esencial actuar rápido para eliminar el moho y evitar su proliferación.

No ignores los indicios de suciedad de tu lavarropas. Una limpieza profunda es clave para mantener su rendimiento óptimo (Fuente: iStock)
  • Limpieza del filtro del lavarropas: el filtro de la lavadora, encargado de atrapar pelusas y residuos, puede generar un olor desagradable si no se limpia regularmente.

    Es importante revisarlo y limpiarlo periódicamente para evitar obstrucciones y el crecimiento bacteriano. Se recomienda retirar el filtro, lavarlo y asegurarse de eliminar todos los residuos acumulados.

  • Mantenimiento de la goma del tambor: la junta de goma de la puerta es propensa a acumular moho y restos de jabón, lo que puede causar malos olores y afectar la calidad del lavado.

    Es clave limpiar esta área con regularidad utilizando una solución de lejía diluida en agua y asegurarse de que esté completamente seca antes de cada lavado.

Si tu lavarropas no funciona como antes, podría necesitar una limpieza a fondo de la goma del tambor (Fuente: iStock)
  • Limpieza del espacio del detergente: los restos de detergente y suavizante pueden acumularse en el cajón dispensador, favoreciendo la aparición de moho y obstrucciones.

    Se recomienda retirar el cajón, limpiarlo con agua tibia y jabón, y asegurarse de que esté completamente seco antes de volver a colocarlo.

  • Prevención de la acumulación de sarro: en áreas con agua dura, es común que se forme cal en el interior de la lavadora, lo que puede afectar su rendimiento a largo plazo.

    Se recomienda utilizar un limpiador especializado para eliminar la cal y mantener la lavadora en óptimas condiciones.

El ritual de limpieza con canela para tener buena energía en tu casa que debés hacer en marzo

Una investigación científica reveló que la parte del cerebro que controla los movimientos también está involucrada en los sentimientos y emociones

  • Limpieza exterior y panel de control: no te olvides de limpiar el exterior del lavarropas, incluyendo los mandos y el panel de control, para evitar la acumulación de polvo y suciedad.

    Utilizá un paño húmedo y, si es necesario, un cepillo de dientes para limpiar las áreas difíciles de alcanzar.

  • Rutinas de mantenimiento regular: para prevenir problemas futuros, es recomendable realizar un lavado de mantenimiento una vez al mes y una limpieza a fondo cada 3-6 meses, utilizando productos específicos para lavarropas. Estas rutinas ayudarán a prolongar la vida útil de tu lavadora y garantizar un rendimiento óptimo en cada lavado.

Temas relacionados
Más noticias de limpieza
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.