CONTENIDO EXTERNO

El sector del juego se fortalece en América Latina

La industria de los juegos de azar online está muy consolidada en Europa, pero no tanto así de este lado del océano.

De hecho, la mayoría de los países latinoamericanos no tienen reglamentaciones específicas para los casinos en línea y las casas de apuestas. No obstante, esta situación parece estar cambiando en los últimos años.

De hecho, en Argentina ya se comenzaron a emitir licencias para los operadores de apuestas. Éstas son de índole provincial, puesto que en el país no hay una ley nacional sobre el tema. Tanto la Provincia como la Ciudad de Buenos Aires han dado los primeros pasos.

Esto es auspicioso para el sector, que, con las correctas regulaciones del Estado, puede desarrollarse de modo sustentable y extensivo. Así es que ha surgido un proveedor de juegos de origen argentino, cuyos títulos ya se difunden por todo el continente.

Vibra Gaming, creadores de juegos de casino

Esta empresa es de origen nacional y fue fundada en el 2020, con el auspicio de la legislación de los juegos en la región. Sus productos ya son parte del catálogo de Juega Libre, una de las plataformas más populares del rubro que ofrece una gran variedad de juegos de casino online. Se trata de un logro singular, sobre todo teniendo en cuenta que Vibra Gaming es una empresa joven que recién se inicia en el mercado.

El vínculo con Juega Libre hará que la biblioteca de títulos de origen argentino llegue a todo el continente. De hecho, Juega Libre es uno de los operadores con más usuarios en los países de habla hispana. Su catálogo está orientado a Latinoamérica, y esto hace que sea particularmente exitoso en el continente.

Vibra Gaming, por su parte, está constituida por expertos en la industria del juego, así como por programadores de experiencia. Además, la empresa cuenta con la licencia para usar la imagen de varios personajes famosos, como Popeye el Marino y The Phantom, entre otros. Esta combinación entre talento y buena gestión resultan en productos originales y competitivos, que son del gusto de una vasta audiencia.

En Juega Libre, los títulos de Vibra Gaming tendrán un lugar destacados, ya que se alinean con la impronta latinoamericana del operador. El repertorio incluye tragamonedas y ruletas, así como mesas virtuales de póker y blackjack, con sus variantes en vivo.

Una empresa con sellos de calidad

El sector del juego está regulado tanto de manera interna como de manera externa. Es decir, además de acatar las leyes de cada país, también cuenta con organismos privados que se encargan de emitir licencias de control. Se trata de agencias que auditan los generadores de números aleatorios para confirmar la transparencia de los juegos.

En el caso de Vibra Gaming, la empresa auditora es Gaming Laboratories International (GLI), que cuenta con los permisos para operar en Argentina. Este sello es de un gran prestigio, y brinda una total confianza tanto a los operadores de apuestas como a los propios usuarios. Este tipo de certificados son esenciales para darle credibilidad a los desarrolladores de juegos.

La productividad del sector del juego puede ser beneficiosa para las economías emergentes, puesto que los Estados recaudan un amplia contribución fiscal. Además, el desarrollo de las actividades tecnológicas de esta índole puede ser un buen punto de ayuda en momentos de recuperación lenta como el actual.

Las legislaciones en materia de juego

Los operadores de apuestas han encontrado una reticencia inicial en América Latina para instalarse, con la salvedad de países como Colombia o Panamá. Esto es consecuencia de legislaciones desactualizadas que prohíben los juegos de azar o no hacen mención a las modalidades en línea.

Sin embargo los últimos tiempos han visto cambios, con avances en varios países de la región. En el caso de Argentina, no hay ninguna ley nacional que rija sobre los juegos de azar en general. La habilitación de casinos y casas de apuestas está en mano de las autonomías provinciales.

Las dos únicas jurisdicciones que han comenzado con la acreditación de licencias y las negociaciones con el sector son la de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Esto se debe a que son los puntos que aglomeran a la mayor cantidad de usuarios potenciales de los operadores de juego online.

La intervención del Estado en el sector es decisiva, ya que la habilitación supone que las empresas mantienen un compromiso con el juego responsable. Este requerimiento es imperioso si se busca desarrollar la industria de una manera sustentable, mediante la prevención de la ludopatía y de cualquier tipo de compulsión que pueda resultar del juego.

Tags relacionados