Hallazgo

Este es el manantial más antiguo del mundo: tiene el agua más vieja de la Tierra y deslumbra a los científicos

Un estudio conjunto de la Universidad de Manchester con Toronto revela que esta zona se ubicaba en América del Norte.

En esta noticia

Un grupo de geólogos descubrieron el manantial más antiguo del que se tiene registro en la Tierra y contaron cuál es el sabor de esta agua.

Un paper publicado en la revista Nature por científicos de la Universidad de Manchester y de Toronto especializados en Ciencias de la Tierra explicó que esta fractura se parece a una gran mina y se ubica en un accidente geográfico de los más grandes de América.

El manantial más antiguo del mundo: científicos revelan que sabor tiene el agua de esta fuente

El estudio fue publicado por los doctores en Geología Greg Holland y Barbara Sherwood Lollar junto a otros colaboradores. Este gran ecosistema se conoce como la Mina de Timmins y se encuentra en Ontario, en el Escudo Precámbrico canadiense.

El agua de esta zona data de hace más de 1500 millones de años y se cree que provienen de sedimentos, aunque también especularon que los fluidos podrían haberse mineralizado hace más de 2640 millones de años.

¿Cuál es el gusto del agua más antigua del mundo?

Lollar fue una de las principales investigadoras a cargo de la excavación. Por eso, su experiencia la hizo ser la primera en probar el líquido de la supuesta mina. La geóloga y doctora describió su sabor como "muy salado y amargo".

El manantial más antiguo del mundo tiene entre 1500 y 2600 millones de años y se ubica en Canadá.

Precisamente, los especialistas remarcan que el agua salada tiende a ser más antigua que la dulce. Por otro lado, también se halló evidencia de vida en estas zonas que daría cuenta de microorganismos que habitaron el planeta millones de años antes que el hombre y otros animales.

¿Cómo fue la investigación para encontrar el manantial más longevo del mundo?

El estudio revela que la fuente de agua más antigua de la Tierra se ubica en el interior de una cueva en Canadá a una profundidad de tres kilómetros. Se distingue no solamente en su longevidad, sino en su volumen. Al principio pensaron que era una mina pequeña, pero hallaron una corriente mucho más grande.

Las pruebas realizadas por los investigadores implicaron medir gases nobles radiogénicos como el helio, el xenón o los elementos en el extremo derecho de la tabla periódica. De esta forma, se pudo concluir la época de la que data esta enorme fuente de líquido antigua. 

Temas relacionados
Más noticias de agua
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.