Opinan expertos

Coronavirus en Argentina: aunque cae la edad de los fallecidos, 2 de cada 3 muertes aún son de mayores de 60, ¿por qué?

Así se evidencia en el promedio de las últimas semanas, pese al avance de la vacunación en esa población de riesgo. Los motivos según los especialistas.

Las personas de más de 60 años siguen siendo mayoría por lejos en el reporte diario de muertes por coronavirus en la Argentina. Dos de cada tres fallecidos de Covid que se informan cada 24 horas son adultos mayores aunque el promedio va en descenso a medida que se extiende el plan de vacunación para enfrentar la segunda ola de coronavirus en el país.

En base a datos del Ministerio de Salud aportados a diario, El Cronista relevó en los últimos 31 días más de 16.000 muertes, del 23 de mayo al 22 de junio. Del total, casi 11.000 fallecidos o un 68% corresponde a mayores de 60 años; más de 4400 de 40 a 59 años, o un 27,5%; casi 700 o un 4,3% de 20 a 39 años; y 32 menores de 20 años, un 0,2%.

Mortalidad por edad en las últimas semanas

Estas cifras contrastan con el promedio de los fallecidos desde el inicio la pandemia: 80%, 17,1%, 2,6% y 0,3%, respectivamente para los mismos rangos de edad. Es más, el 27 de abril, con un proceso de vacunación aún incipiente, el 83,3% de las muertes en 2021 correspondía a mayores de 60 años, más de 15% por encima del promedio del último mes. Los varones encabezan la lista de víctimas fatales desde que hay registro, con casi el 57% de los fallecidos, las mujeres fueron casi 41% y el resto está sin definir. 

Promedio de fallecimientos por edad, desde el inicio de la pandemia y en el último mes

Vacunación y otros aspectos que influyen

Si bien la edad es uno de los principales factores de riesgo para el Covid, junto con diversas comorbilidades, la mortalidad actual llama la atención dado que ya tienen una dosis el 90% de los mayores de 60 años, y de esos el 30% recibió las dos dosis, según datos de vacunación que dio la ministra de Salud, Carla Vizzotti. En tanto, el 32% de toda la población del país ya cuenta con una primera dosis (el 47% de los mayores de 20 años) aunque solo el 8% del país tiene el tratamiento completo.

Incluso, Vizzotti estimó que entre la semana 16 a la 20 del año "se evitaron 5.500 muertes durante ese lapso en Argentina" al proyectar las muertes previas a la vacunación con las cifras en esas semanas. La disminución estimada fue justamente en el rango de mayor edad.

Coronavirus en Argentina: los casos dieron un nuevo salto y hubo más de 700 muertes en 24 horas 

El proceso de la enfermedad y fallecimiento que se prolonga un mes, junto con reportes atrasados de las muertes, la mayor virulencia de las nuevas cepas y la falta del esquema de vacunación completo aportan algunas razones de por qué todavía no se ve una baja drástica, aunque sí notoria en las muertes entre los adultos mayores.

"Los factores de riesgo continúan siendo los mismos y en la medida que siga habiendo muchos casos va a seguir habiendo personas fallecidas", explicaron desde el Gobierno a este medio e insisten en la estrategia de "vacunas más cuidados".

Otro aspecto positivo en la lucha contra el coronavirus en el país, es que la letalidad disminuyó: en 2020 fue de 2,8% y en 2021 es de 1,4%, según datos oficiales. En los mayores de 60 años la letalidad se derrumbó de 15,9% a 8,4% en la comparación entre el año pasado y el actual.

Las razones de los expertos

"Gran parte de la población mayor, que tenía más riesgo de enfermarse, ya está vacunada", remarcó el médico infectólogo Jorge Levalle como principal motivo de la caída en la edad de las víctimas fatales y agregó: "La aparición de nuevas cepas que podrían ser más significativas en personas jóvenes es una posibilidad bastante probable". "La gente joven tampoco está vacunada en su totalidad lo cual hace que sea una población más vulnerable", dijo y apuntó que un factor clave siguen siendo las comorbilidades.

Por su parte, la médica infectóloga Elena Obieta analizó: "Estamos viendo el impacto de la ‘no mortalidad' en la población vacunada, que inicialmente fueron adultos mayores. La (mayor) mortalidad en los más jóvenes obedece en primer lugar a que no fueron alcanzados por la vacunación", sostuvo y también consideró que influyó el mayor volumen de casos, lo cual tiene una relación directa con más muertes.

Mientras las muertes alcanzan nuevos récords diarios, los casos marcan una baja respecto al pico y también lo hacen, en un nivel mucho menor, la ocupación de camas UTI, pero Levalle advierte: "Las muertes se están produciendo de una manera un poco más acelerada de lo que estábamos viendo. Muchas de las bajas en las estadísticas de ocupación en las camas de terapias intensiva se deben a personas que han fallecido".

Errores y desafíos

"Esta primera etapa de la lucha con el coronavirus dejó bastante que desear", evaluó Lavalle y criticó los testeos: "Son importantísimos para detectar la trazabilidad". "Estamos con un índice de positividad mucho mayor que el aconsejado por la OMS", afirmó y también recomendó: "Tenemos que testear mucho más".

"Hubo déficit de vacunas, se estuvo vacunando muy poco al inicio y ahora están llegando más lo que abre una esperanza", contó Lavalle. Destacó el nivel "bajísimo" de vacunados con dos dosis e hizo énfasis en la importancia de lograr el esquema de vacunación completa para enfrentar las nuevas cepas de coronavirus. "Este tema de atrasar la vacunación (con la segunda dosis) no sería una buena estrategia para las nuevas cepas", aseveró.

Vizzotti: "Estamos en los últimos tramos de las negociaciones con Pfizer para comprar vacunas"

En tanto, Obieta destacó la inclusión de embarazadas en los criterios de vacunación prioritaria para Covid. "Tristemente les va a peor a las mujeres embarazadas", reveló. "Esto lo fuimos viendo con el tiempo", lamentó respecto de la estrategia de asignación de vacunas, pero admitió: "Desafortunadamente con esta enfermedad vamos aprendiendo sobre la marcha".

Con miras a una eventual "normalidad" en la vida diaria, la infectóloga puso algunas condiciones básicas. "Tendríamos que vacunar rápidamente a la mayor cantidad de personas posible, no solamente a los grupos prioritarios, sino a todos. Deberíamos vacunar al 85% de la población lo más rápido que podamos en forma completa, con las dos dosis", recomendó para así evitar una tercera ola y proteger a los argentinos de las nuevas cepas de coronavirus que van surgiendo en todo el mundo.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios