CONTENIDO ESPECIAL EXTERNO

¿Cómo ser una persona organizada y disciplinada?

El desorden y la falta de disciplina afectan nuestro espacio físico, salud mental, trabajo, estudios y nuestras metas. ¡Es momento de hacer algo al respecto!

Vivir en un caos no beneficia nuestro plan de vida tanto como ser una persona organizada y disciplinada. Mediante hábitos y herramientas como una agenda digital, un mapa conceptual online, listas y aplicaciones podemos darle solución al problema. Aquí podrás encontrar algunas recomendaciones para alcanzar tus pequeños y grandes objetivos.

¿Por qué ser organizado y disciplinado?

Muchas veces solemos abrumarnos con la cantidad de pendientes e ideas que tenemos al día. Pareciera que cada día nos alcanza menos el tiempo y los pendientes se juntan más. El beneficio de la organización y la disciplina es crear hábitos que de forma metódica nos ayuden a aprovechar de la mejor manera el tiempo, para lograr nuestros objetivos.

Por ejemplo si se quiere bajar de peso es necesaria una rutina y disciplina, si se quiere estudiar para un gran examen se necesita una rutina y disciplina. Tener sistema metódico garantiza un mayor éxito.

¿Por dónde empezar?

Hábitos: Nuestros problemas de organización suelen empezar por viejos y malos hábitos. Estos son la piedra angular de nuestras rutinas diarias.

Escoge aquellos que te den más tiempo para realizar tus actividades, que te ayuden a hacer cosas eficientemente, que sean en beneficio de tu salud y se adapten a tu estilo de vida. Recuerda que para construir un hábito nuevo son necesarios al menos 21 días para adaptarte a él.

Mantenerte motivado: La falta de motivación llegará pues es difícil dejar antiguas conductas. Trata de recompensarte cada vez que hayas logrado un objetivo pequeño o grande, ya sea con descansos, comida, o algo que te guste. Así será más fácil seguir motivado de a poco.

Gestiona mejor el tiempo: Prioriza aquellas tareas que lleven más tiempo para hacerlas al principio, luego las tareas que lleven menos tiempo. Selecciona su duración y dales un determinado orden en tu día, mes, etc. El tiempo debe dejar de ser nuestro enemigo. Utiliza lapsos para trabajar completamente concentrado y otros para tomar descansos, que también son importantes.

Evita distracciones innecesarias: Trata de evitar redes sociales, videos, etc., el multitasking no ayuda a la completa concentración. Es mejor terminar una tarea bien hecha que dos que necesitan correcciones y requieren más tiempo. Puedes bloquear ciertas aplicaciones por cierto tiempo para evitarlas, puedes ayudarte de música o un podcast como motivación e inspiración.

Orden físico: El orden espacial es muy valioso, estar en un ambiente desordenado afecta tus sensaciones y estado mental. Es recomendable hacer una limpieza de objetos y distractores. Esto no significa tener que ser minimalistas, puedes conservar un ambiente colorido, o con varios artículos, pero todos con un lugar fijo.

Orden digital: Al igual que el orden físico tener un orden en nuestros ordenadores, celulares y archivos afectan positiva o negativamente nuestro flujo de trabajo. Es mejor hacer una limpieza de archivos, de caché y de aplicaciones de vez en cuando.

Recomendaciones

Planifica: Dedica tiempo a planificar tu día, tu mes, tu año, etc. Trata de planificar objetivos, tareas, tiempos, lugares e ideas. Esta es una tarea constante, puesto que siempre surgirán nuevas metas, compromisos y cosas que se quieran agregar. La planificación es la mitad del camino, la otra mitad es la ejecución.

Crea una lluvia de ideas, listas, agendas, incluso herramientas online que te permitan hacer varias a la vez para decantar cuestiones primordiales. Utiliza las que mejor se adapten a tus necesidades.

Crea un sistema: Una vez que tengas decantadas las ideas u objetivos principales genera un plan de acción para cada uno. Es decir divide en pequeños pasos la construcción de esas ideas. Te recomendamos hacer un mapa mental para que esos pasos sean sistemáticos y los veas de forma visual.

Por ejemplo, si tienes una idea de negocio, divide lo que necesitas para armarlo de manera exitosa en pasos o tareas que son necesarias y ponlas en un mapa mental para organizarlas en tu agenda.

Para concluir queremos hacer hincapié en la importancia de evitar creencias erróneas sobre nosotros mismos. Ser desordenados no nos define, sólo es necesario un poco de organización y motivación. Ahora que tenemos una mejor idea de como ser una persona organizada y disciplinada podemos lograr exitosamente lo que nos propongamos.

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios