Mundo animal

Amorosos, pero también excelentes depredadores: estos son los gatos más pequeños del mundo

Ambos felinos se encuentran en peligro de extensión a causa del avance humano.

En esta noticia

Cuando hablamos de depredadores en el reino animal, nuestra imaginación vuela hacia bestias de gran tamaño. Pero ¿qué sucede cuando estos cazadores son chiquitos y tiernos, como un gato?

En este artículo, te contamos sobre las especies de felinos que, pese a su tamaño, no dejan de sorprender al mundo por su habilidad depredadora y adaptabilidad. ¿Sabés cuáles son los gatos más pequeños del planeta? ¡Dejate sorprender por la naturaleza!

Estas especies despliegan una asombrosa capacidad de adaptación y un rol esencial en sus ecosistemas. ¿Te interesa saber de qué felinos hablamos? ¡Leelo a continuación!

Mejorá la circulación: los buenos hábitos y el té de una hierba medicinal que te van a aliviar las piernas

Los probióticos que te van a hacer bajar de peso después de los 50 años: en qué alimentos los podés encontrar

Reino animal: estos son los dos felinos depredadores más pequeños del mundo, ¿los conocías?

El gato doméstico, con sus variados tamaños y pesos, nos conecta con la vida silvestre, abriendo la puerta a la curiosidad sobre sus parientes lejanos y diminutos.

El gato patinegro es uno de los felinos más pequeños del mundo. (Fuente: Jonathan Kriz - Wikimedia Commons)

El gato herrumbroso, residente de los ecosistemas de India y Sri Lanka, y el gato patinegro, habitante de las áridas extensiones de Sudáfrica, Namibia y Botswana son unos eficaces, pero diminutos depredadores.

Estos felinos, que bien podrían confundirse con cachorros de gato doméstico por su tamaño, demuestran una sorprendente capacidad de adaptación y habilidades de caza, propias de los depredadores más salvajes.

Agua de chía: cómo se prepara la bebida que podés tomar todos los días para activar el metabolismo

El desayuno más sano de todos se prepara en minutos: es ideal para los celíacos y los intolerantes a la lactosa

Un depredador en miniatura: la vida secreta del gato herrumbroso

Según Muy Interesante, el gato herrumbroso es un destacado ejemplo de adaptación y supervivencia.

Posee una visión seis veces más potente que la de los humanos. (Fuente: Pierre de Chabannes - Wikimedia Commons)

A pesar de su tamaño diminuto, este felino lleva una vida de depredador eficaz, marcada por características y comportamientos únicos.

  • Tamaño y apariencia: a menudo confundido con crías de gatos domésticos o juveniles de leopardos, no supera los 48 cm de longitud. Su tamaño compacto lo hace parecer un eterno cachorro, pero es un depredador nato.
    Tiene el pelo corto de color gris y distintivas manchas en tono óxido.

  • Comportamiento: el gato herrumbroso lleva una vida solitaria y nocturna. Durante el día, se refugia en cuevas para protegerse, mostrando una habilidad acrobática notable para nadar y saltar, a pesar de su tamaño.

  • Capacidades sensoriales: posee una visión seis veces más potente que la humana, lo que le permite detectar movimiento a gran distancia y en condiciones de poca luz. Esta capacidad superior le facilita evadir a depredadores y cazar eficientemente.

  • Dieta: prefiere cazar desde las alturas, alimentándose principalmente de pájaros, roedores y lagartijas. Su dieta diversa es testimonio de su agilidad y habilidad para aprovechar los recursos de su entorno.

A pesar de su rol crucial como regulador natural de plagas en las selvas de Sri Lanka, el gato herrumbroso enfrenta amenazas significativas derivadas de la destrucción de su hábitat. La expansión de la actividad humana y el consiguiente deterioro de su entorno natural ponen en riesgo su supervivencia.

Aunque su estado de conservación es catalogado como "Casi Amenazado",  la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) remarca la necesidad de una mayor atención y esfuerzos de conservación dirigidos específicamente a proteger al gato herrumbroso y su ecosistema.

El gato patinegro: uno de los felinos más peligrosos del mundo

El gato patinegro, habitante de los inhóspitos desiertos y semidesiertos del extremo sur de África, ejemplifica una adaptación extraordinaria a condiciones extremas.

 El gato patinegro habita en los desiertos de Karoo y Kalahari en África. (Fuente:  Mark Dumont - Wikimedia Commons)

A diferencia de su pariente el gato herrumbroso, este felino ha sido objeto de un estudio más exhaustivo, según la revista Muy interesante, revelando fascinantes aspectos de su comportamiento y estrategias de supervivencia.

  • Comportamiento: adopta un estilo de vida predominantemente nocturno para evadir el calor extremo del día. Este comportamiento le permite conservar energía y mantenerse activo en las condiciones más frescas de la noche.

  • Apariencia: extremadamente pequeño, con una altura que no suele superar los 25 centímetros y un peso que oscila entre 1 y 2 kilos, menos de la mitad que un gato doméstico común de tamaño medio.

  • Capacidades sensoriales: una visión nocturna excelente y un oído afinado, que le permiten detectar y cazar presas en la oscuridad del desierto.

  • Dieta: se alimenta de una variedad de presas, desde pequeños roedores como jerbos y jerbillos hasta aves, reptiles e insectos. En situaciones extremas, puede cazar presas significativamente más grandes, como avutardas o liebres.
  • Hidratación: obtiene el agua necesaria para vivir directamente de sus presas, una adaptación crucial para la supervivencia en su árido hábitat.

Catalogado como vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, el gato patinegro corre peligro. La expansión agrícola, el sobrepastoreo y el desarrollo humano reducen su ecosistema.

Temas relacionados
Más noticias de animales
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.