U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Blanqueo y Reforma Laboral

Blanqueo y Reforma Laboral

Una vez más estamos discutiendo sobre una posible reforma y blanqueo laboral. Esta vez, parecía que estaba la posibilidad de tener un dialogo entre todas las partes, que sin mezquindades, nos sentaríamos a pensar en un futuro a 20 años, con nuevas reglas que todos debíamos cumplir. Reglas que serian equitativas, amenas, amables, eficientes, claras, en fin, todas esas cualidades que parece que una ley debía tener. Por desgracia no parece ser cierto.

El Ministerio de Trabajo, envió un BORRADOR el lunes 30 se octubre que circulo en todos los medios de comunicación. Si bien ya habían estado trabajando en ello y consultando a partes en forma circunstancial, lo cierto es que a partir de allí, conocimos las ideas principales, pero todas para discutir. Era un Borrador.

Parece que con el correr de los días, lo que era un borrador, puede tornarse en una realidad que ya la hemos vivido y que no tuvo nunca un final feliz.

Las principales angustias parecían ser la "industria del juicio laboral", los inventos en los reclamos, las excesivas multas por empleo mal registrado y la falta de inversiones por estos motivos.

Blanqueo - ¿Una ley que promueve el empleo no registrado?

Ahora bien, el borrador, promueve un Blanqueo laboral Gratuito, derogación de las multas por empleo no registrado (art. 15 ley 24013, 1ro. de la ley 23323 y 45 de la ley 25345) así como dejar sin efecto el cobro por parte de los empleados de las multas de los Arts. 8, 9 y 10 de la ley 24013. Dichas multas pararían a ser cobradas por AFIP, pero con valores muy inferiores a lo que hoy son dichas multas.

En los '90, hubo un Blanqueo Laboral Gratuito, y se les advirtió a los empleadores, que los empleados serian los "agentes internos" que cuidarían que se cumpla con la ley. Así las cosas, se promulgaron multas fuertes para quienes emplearan con fallas en la fecha de ingreso o en el salario. Esto desincentivó a los empleadores a crear relaciones laborales fuera de la ley. Con el borrador de la reforma, estas multas ya no las cobra el empleado, sino la AFIP, pero no hay ningún atisbo de que va a ver un control fuerte por parte del Estado en contra del empleo no registrado. Sin no hay un control, va a haber un descontrol, ya lo hemos vivido, si ciertos empresarios advierten que sale lo mismo indemnizar a un empleado en blanco que uno en negro, que tiene un 47% de costo mayor, asumo que en vez de bajar del 35%, el empleo en negro va a crecer exponencialmente, ya no habrá quién los pare en forma cercana.

La indemnización es la misma, "un mes de sueldo por año trabajado y preaviso", no mas ni menos que eso. Es más, quién este en negro se le va a complicar demostrar cuanto ganaba. Imagino una audiencia de conciliación, debiendo el empleado probar todo.

Estamos de acuerdo que quizás se debía morigerar las multas, pero sacarlas? Es como si le pidiéramos a los automovilistas que por favor no se excedan en la velocidad máxima, si no hay cámaras que les saquen fotomultas, nadie lo va a cumplir, esta en la naturaleza.

Estamos a tiempo de CAMBIAR, hay que controlar fuertemente el cumplimiento del empleo registrado y de calidad. Solo el Estado lo puede hacer seriamente, con las herramientas informáticas y judiciales que hoy tienen y que puede mejorar muchísimo. Si la ley sale como es el Borrador, nuevamente nadie va a blanquear nada, solo van a generar mas empleo en negro.

Espero que cambiemos.

El concepto de salario

También hemos visto que se pretende introducir ciertos conceptos de salario, como base de una indemnización por despido. La idea es que exista un tope, un piso, a las indemnizaciones, que ademas de ser tarifadas (un mes de sueldo por año trabajado) ese sueldo, sea el menor posible.

Así las cosas, alguien metió la insólita idea de incorporar un párrafo al art. 245 de la LCT y expresar que ciertas cosas no son salario normal y habitual como si dependiera de la ley cambiar un concepto de raigambre Constitucional y Supra Constitucional.

Ya lo ha dicho la Corte en sus fallos históricos, que son compartidos por todos y que reflejan la realidad del mundo laboral, no solo el argentino sino el de todos los países desarrollados o en vías de desarrollo cercano.

Debemos decir que los conceptos que son salarios, son todos aquellos que se obtienen en ocasión del trabajo y como fruto del mismo. Sencillo, es eso. Se puede limitar especificándolo? No, no se puede.

Que va a pasar si se promulga la ley así como está? Generaremos miles de juicios ya que se volverá a discutir que es y que no es salario, y hay antecedentes y convenios internacionales que van a darle la razón el empleado. Vamos discutir un tope a los fuera de convenio? Volveremos al discutir mil veces el fallo "Vizzoti"?

Creo que la idea de todos es cambiar y este párrafo no solo no cambia nada, sino que borra un camino ya hecho y que hoy cuenta con buenos argumentos para que no se le permita avanzar así. Hay beneficios que deben ser incorporados al salario y que sino son empleo en negro como hay cientos de fallos actuales. Las empresas no pagan aportes y contribuciones por esos beneficios.

Esta claro que las horas extras normales y habituales forman parte del salario, así como las comisiones, los bonos, los premios, etc. Etc. No pueden ni deben ser llamados de otra forma mas que lo que son, salario.

Cambiemos, saquemos esa parte del borrador y avalaremos que entre otras cosas, la prepaga, los bonos, los premios, los beneficios como el celular, autos etc, que son utilizados ademas que para trabajar, para uso personal, forman parte del salario y se terminan los planteos e incluso siguen sin pagar aportes y contribuciones. Cambiemos para mejor o esto solo generará mas y mas juicios.

La Tercerización

Al igual que el salario, se pretende determinar que el beneficiario de un trabajo normal y habitual no debe ser solidariamente responsable por el pago de la indemnización laboral normal (recordemos que es sin multa por empleo no registrado), no responde por nada.

Asimismo se introduce que algunos servicios no son específicamente parte del giro normal y habitual de una empresa que los subcontrata.

Hagamos un minuto de memoria. Recordemos que en los '90, surgieron cientos de "supuestas empresas de servicios" que solo eran cascaras vacías y que brindaban servicios normales y habituales para empresas y que estas los tercerizaban, evitando pagar, incluso controlar, que se les paguen a estos empleados sus cargas sociales, aportes, salarios etc.

Nuevamente, el criterio no es ir hacia adelante sino para atrás. Es claro, clarísimo, que si no hay sanción, van a reaparecer empresas fantasmas, que van a brindar servicios mas baratos sin espalda alguna y que van a quedar desprotegidos los empleados de las mismas.

Nuevamente, esto ya está resuelto en fallos de la Corte, en la historia del derecho del trabajo y en convenios internacionales. No sirve de nada, esta parte de la ley, solo generará mas y mas juicios.

Cambiemos, hagamos un control mejor de los tercerizados, creemos conciencia, protejamos el trabajo, sin multas por empleo en negro, pero con empleo de calidad y protegido.

Cambiemos

Estoy convencido que la historia nos da nuevamente la oportunidad de reescribir el capítulo laboral. Nos la da con una Argentina distinta, con un Presidente con visión empresaria, que quiere que el país crezca, que se baje la pobreza, que se genere empleo, que baje el empleo en negro y que se termine con los juicios laborales. No parecería ser esta la herramienta adecuada, hay tiempo de cambiarla. Cambiemos.