FINANZAS

Los plazos fijos UVA empiezan a dar señales de alivio de la inflación

El avance de los plazos fijos que ajustan por inflación muestra una desaceleración desde mediados de julio. Se anticipa un "veranito" para las tasas de los depósitos tradicionales, pero se extendería solo hasta diciembre.

La evolución del stock de plazos fijos UVA parece anticipar un horizonte algo más despejado en materia de inflación. Tras haber crecido con fuerza durante el primer semestre del año, al calor de un Índice de Precios al Consumidor que nunca pudo perforar el piso de 3,2% mensual, las colocaciones de los ahorristas en este tipo de instrumentos se desaceleraron de forma abrupta en la segunda quincena de julio.

Si bien todavía prematuro, este menor dinamismo podría deberse al hecho de que se espera, para los próximos meses, cierto alivio en lo que refiera a la inflación, más allá de que permanecerá en niveles elevados. Los analistas que participaron del último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del Banco Central estiman que se ubicará por debajo del 3% entre julio -el dato se conocerá el jueves 12- y noviembre. 

En caso de que esto ocurra, las tasas mínimas garantizadas de los plazos fijos tradicionales de hasta $ 1 millón, fijada en 37% anual (3,08% por mes) desde noviembre, brindarían rendimientos reales positivos por primera vez en el año. La última vez que lo hicieron, cabe recordar, fue en septiembre de 2020. 

El stock de plazos fijos UVA se ubicaba al 28 de julio, último dato disponible en la web del Central, en $ 182.651 millones. Apenas 1,4% por encima del nivel que exhibía a mediados del mes anterior. De esta manera, se encaminan a cerrar julio con un avance del 5,7%, lejos de los números de los meses previos. Es que tras escalar 18,3% en enero, el stock de plazos fijos UVA trepó 28% en febrero, 26% en marzo, 18,3% en abril, otro 18,3% en mayo y 13,9% en junio.

Tampoco puede perderse de vista el hecho de que esta desaceleración se da justo cuando comienza la recta final hacia las elecciones de medio término. En ese marco debe recordarse que los plazos fijos UVA precancelables ofrecen una tasa mínima de 1% anual sobre la inflación, siempre y cuando se cumpla el plazo contractual de 90 días.  

La desaceleración, sin embargo, no atenúa el hecho de que las colocaciones en plazos fijos UVA se dispararon un 222% desde que comenzó el año. Pero sí muestran que la efervescencia va quedando atrás.

Pero así como se anticipa un "veranito" en materia de rendimientos reales positivos de la tasas, no debe perderse de vista que las estimaciones dan cuenta de nuevos nubarrones inflacionarios a partir de diciembre.

Siguiendo las proyecciones del último REM, los rendimientos de los plazos fijos tradicionales cubrirían inflación entre julio y noviembre (proyectan IPC de 2,9% para julio, 2,8 para agosto y 2,7% para cada uno de los tres meses siguientes), pero dejarían de hacerlo a partir de diciembre, mes en el que la inflación saltaría a 3,1%.

Mirando más hacia adelante, tanto para los próximos 12 meses como para 2022, estimaron la inflación por encima del 42%. En caso de que esas previsiones se convaliden, los ahorristas podrían volver a buscar cobertura inflacionaria en los plazos fijos UVA, haciendo que la actual desaceleración quede rápidamente en el olvido.


Noticias del día

Comentarios

  • EG

    Elver galarga

    03/08/21

    Y no se le ocurrio al que hizo la nota que podrían estar dolarizandose las carteras de cara a las elecciones porque todos descuentan una devaluacion?

    0
    0
    Responder
  • PLP

    Pablo Luis Pernas

    03/08/21

    Veranito van a tener, mas bien diría yo infierno, sarna con gusto....ya se sabe...

    0
    0
    Responder