Política monetaria

La Fed subió la tasa en 75 puntos básicos y el mercado debate si desacelerará el ritmo de alza

Powell subió la tasa al rango de 3,7% y 4%. El centro de debate en Wall Street es sobre un eventual pivot de la Fed, en cuanto a un menor ritmo de suba hacia adelante

La Fed subió hoy la tasa de referencia en 75 puntos básicos por cuarta vez consecutiva. De esta manera, llevó la tasa de interés al rango de 3,75% al 4 por ciento.

El mercado sigue atento a señales de la Fed acerca de que este haya sido un pivot en el ritmo de subas, es decir, que eleve la tasa a una velocidad menor que el actual, el cual es extraordinariamente agresivo.

Cedear: cuáles son los favoritos del mercado tras el rally de Brasil por la victoria de Lula

  Suba de tasas: qué hará el BCRA tras la inflación de casi 7%

nueva suba de tasas

La de hoy se trata de la cuarta suba de este calibre en forma consecutiva, lo cual coloca a la Fed en su ciclo hawkish más agresivo desde los años '80.

Los datos recientes de inflación peor de lo esperado, combinado con un mercado laboral que sigue muy ajustado y que no muestra síntomas de desaceleración, obligaron a la Fed a volver a subir la tasa de interés hacia adelante.

Ahora la atención comienza a ponerse en la dinámica futura de tasas de interés por parte de la Fed y si eventualmente se aplicará (o no) un eventual Pivot, es decir, un giro laxo de la Reserva Federal desde la actual postura contractiva, lo cual implica una suba mas gradual en la tasa de interés.

Dudas sobre un Pivot

Los mercados han rebotado reciéntenme ante la expectativa de un Pivot de la Fed, aunque el mismo parece comenzar a tener dudas.

Desde Portfolio Personal Inversiones (PPI) agregaron que los inversores recientemente se inclinaron por la hipótesis de un "pivot" en la política monetaria de la Fed, que podría bajar el ritmo del apretón para evitar profundizar la recesión de la economía.-

Sin embargo, desde la compañía creen que, ante la ausencia de señales contundentes sobre un triunfo sobre la inflación, probablemente Powell deberá balancearse entre contentar a los bonos o sostener su lucha contra los precios.

Es decir, el mercado sigue esperando más indicios por parte de la Fed sobre un posible Pivot de la Fed desde la reunión de diciembre, lo cual implica una desaceleración en el ritmo actual de suba de tasas.

Recientemente, un artículo en Wall Street Journal sostuvo que la Fed subiría la tasa en 75 puntos básicos en noviembre, para luego comenzar a evaluar en subirla en menor medida, pasando a 50 puntos básicos en diciembre y 25 en febrero.

Sin embargo, los datos de empleo recientes generaron ciertas dudas sobre el futuro de un eventual Pivot.

Ayer se supo que las empresas en EEUU tenían 10,7 millones de ofertas de trabajo abiertas a fines de septiembre, lo cual representa un aumento de alrededor de medio millón de ofertas laborales respecto del mes de agosto.

Esto da cuenta que el mercado laboral sigue muy ajustado ya que de hecho, la Fed espera que las ofertas de trabajo disminuyan a medida que la demanda en la economía se desacelera a causa de la suba de tasas, con el objetivo final de bajar la inflación.

Como los datos de empleo vienen resultado en contra de lo que espera el mercado y la Fed, las chances de ver un Pivot comienzan a estar en duda.

Los analistas de Inviu afirmaron que las vacantes de empleo en EE.UU. crecieron inesperadamente, lo cual trajo mayor incertidumbre sobre la posibilidad de una Reserva Federal más dovish con respecto a su postura de política monetaria a conocerse en el día de hoy.

Lo mismo ocurre con los datos de inflación, ya que la inflación general del IPC parece haber alcanzado un máximo del 9,1% interanual en junio y estaba en el 8,2% en septiembre.

La baja en la inflación reciente ha sido impulsado en gran medida por una disminución en la inflación de los precios de las materias primas y del petróleo en particular, aunque la caída en la misma fue menor de lo que se esperaba.

Por lo tanto, un mercado laboral ajustado, combinado con una inflación que si bien cae, se mantiene alta, generan dudas en Wall Street sobre una eventual Pivot de la Fed.

Los analistas del banco de inversión ING afirmaron que la inflación debe suavizarse para evitar una quinta subida de 75 pb en la tasa de la Fed.

"Dado que la inflación no se comporta como le gustaría a la Fed, el banco central se mostrará reacio a reducir el ritmo de las subidas hasta que haya pruebas de que las presiones sobre los precios se están moderando", dijeron.

El IPC subyacente y el deflactor del PCE siguen mostrando precios subiendo un 0,5 % o un 0,6% mensual.

Desde ING afirmaron que para que la inflación tienda a la meta del 2% interanual, se necesita ver cambios de precios mensuales de más cerca del 0,2%.

"Si bien los comentarios reciente ha ofrecido cierto apoyo a nuestra visión actual de la casa de un aumento de tasas de 50 pb en diciembre, los datos aún no lo hacen. Como tal, tenemos que mantener abierta la opción para un aumento de 75 pb en diciembre", afirmaron.

mirando la reuion de diciembre

Actualmente, la probabilidad de ver una suba de 50 puntos básicos en diciembre es del 47% y del 48% las chances de ver un hike de 75 puntos básicos.

Esto implica que el mercado sigue divididos sobre las posibilidades de un eventual Pivot.

En el mismo sentido, los economistas de Schroders afirmaron que para estar seguros de que la Fed se está acercando a un pico en las tasas y a un pivote potencial, se necesita ver que se cumplan dos condiciones:

La primera sería evidencia de que la inflación está cayendo y la segunda de que el mercado laboral se está debilitando.

"La Reserva Federal (Fed) está lejos de tener una "misión cumplida´ en su lucha contra la inflación. El riesgo de efectos secundarios sigue siendo elevado, sobre todo porque el índice de precios al consumo (IPC) sigue estando muy por encima del objetivo. Hasta que no haya señales claras de que el endurecimiento de las condiciones financieras empiece a cobrar fuerza, es probable que la Fed mantenga su postura ´hawkish´, afirmaron.

Según los estrategas de Barclays, la inflación es demasiado alta en este momento para que la Fed comience a insinuar un relajamiento de las condiciones financieras, lo que hace que el reciente optimismo del mercado de valores quede fuera de lugar, 

Ademas agregaron que la narrativa de un pivote es "exagerada". 

Riesgos recesivos

Al mercado y a la Fed le preocupa los riesgos recesivos hacia adelante a causa de la política monetaria agresiva de la Fed y por ello es que se especula con un eventual giro de la Fed hacia un sesgo más dovish.

El mercado estuvo priceando los riesgos recesivos en EEUU y, en donde más rápido se plasmaron es en la curva soberana.

La curva esta invertida y el spread de rendimientos del Tesoro a 2 y 10 años y los rendimientos a 3 y 10 años (naranja), se ubican ambos negativos por primera vez desde agosto de 2019.


Además, más del 50% de los tramos de la curva operan con curva negativa, y cada vez que ello ocurre, las chances de ver una recesión son aún mayores.

Desde Cohen estiman un escenario de soft landing para la economía americana.

"El endurecimiento de la política monetaria irá impactando sobre el consumo y la inflación, pero no se augura un aterrizaje brusco de la actividad económica gracias a la fortaleza que mostró el mercado laboral", comentaron.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.