Rueda para el olvido

Evergrande desató una paliza bursátil y las acciones argentinas cayeron hasta 13,4% en el exterior

El Merval sufrió su peor caída en un año y cinco meses mientras el riesgo país trepa a 1577 unidades. Los bonos registraron retrocesos de hasta 3,6 por ciento. A escala global, solo estuvieron a salvo activos de refugio como el oro y los bonos del Tesoro norteamericano.

Los mercados internacionales sufrieron este lunes un desplome generalizado, del que casi nadie se salvó. Del Pacífico al Atlántico, desde el Bitcoin al Dow Jones, la enorme mayoría de los activos financieros sufrieron importantes caídas, arrastrados por el gigante inmobiliario chino Evergrande

Y Argentina, tal vez por el ruido político de los últimos días, le agregó una dosis extra de componente local al derrape mundial. 

De esta forma, los ADR argentinos mostraron bajas de hasta 13,4% y el S&P Merval tuvo su mayor desplome en un año y cinco meses, al sufrir una baja de 6,21% en pesos, que lo ubica en 73.633,61 unidades. 

Evergrande, la gigante china que se desploma y arrastra a los mercados, ¿por qué?

Medido en dólares contado con liqui, el índice bursátil porteño cayó 8% a 401 puntos.

Los bonos argentinos en dólares, lejos de estar al margen de la paliza, mostraron caídas a lo largo de toda la curva, con pérdidas de hasta 3,6%, y el riesgo país se dispara hasta los 1577 puntos.  

A nivel global, tan solo parecen estar al margen del desplome los activos refugio, como el oro o los bonos del Tesoro de los Estados Unidos. En este contexto, el índice VIX, que mide la volatilidad de los mercados, saltó un 23,55 por ciento.

Todo rojo en el Merval

No hubo una sola acción del panel líder que se mantenga al margen de las caídas en el la plaza local y hubo dos sectores particularmente afectados: el energético y el bancario.

El papel que más se hundió fue el de Central Puerto, que cerró un 10,86% abajo. Luego vinieron Banco Francés (-9,79%), Transener (-9,79%), Banco Macro (-9,67%), Grupo Financiero Galicia (-8,76%), Supervielle (-8,19%) y Transportadora Gas del Norte (-8,11 por ciento). En tanto, YPF cedió 5,47 por ciento. 

Para encontrar una caída superior al 6,2% en el Merval es necesario remontarse al 20 de abril del año pasado.

En cuanto a volumen operado, las acciones locales movieron 1876 millones y, nuevamente, quedaron por debajo de los Cedear, por implicaron en la rueda $ 2615 millones. 

Desplomes en ADR

Los ADR de empresas argentinas no estuvieron al margen de las caídas que azotaron a todo el mundo bursátil y, también en Wall Street, la peor parte se la llevó Central Puerto, que retrocedió 13,4 por ciento. 

También sufrieron bajas dolorosas Banco Francés (-12,3%), Banco Macro (-12%), Banco Supervielle (-11,6%) y Grupo Financiero Galicia (-10,5 por ciento). En tanto, YPF cayó 7,82 por ciento.

 Más allá de que las caídas bursátiles se vieron en todo el mundo, empezando por Asia, dado que Evergrande generó un efecto dominó, algunos analistas ven también un componente doméstico. "Las bajas para los ADR de acciones de Argentina han sido mayores que, por ejemplo, para los ADR de empresas de Brasil", señaló Juan Manuel Franco, economista de Grupo SBS. 

Franco añadió: "Esto marca que, además, del contexto global en el qué se dio un risk-off el día de hoy, la volatilidad política luego del resultado de las PASO, los cambios en el Gabinete y el inminente anuncio de nuevas medidas económicas que implicarían un incremento del gasto afectaron también a los activos domésticos". 

Para poner un ejemplo, Franco detalló: "Los ADR del sector bancario de Argentina caen más que el doble que los ADR del sector bancario de Brasil". 

Sufrieron los bonos y se disparó el riesgo país

Los instrumentos soberanos en dólares cayeron con fuerza tanto en Argentina como en el exterior, por lo que el riesgo país que mide el JP Morgan saltó hasta los 1577 y cada vez parece más lejano el spread en 1483 con el que cerró la rueda posterior a las PASO. 

En cuanto a los bonos globales, los que se precipitaron con mayor contundencia fueron los más largos (el GD41 y el GD46) que cerraron 3,57% abajo. En tanto, el GD30 cayó 3,11 por ciento.

Entre los ley local, también la planilla de ByMA mostró un cierre totalmente negativo, aunque algo más matizado. El GD35D encabezó las pérdidas, con una baja del 1,8 por ciento. Asimismo, el AL30D bajó apenas 0,6 por ciento. 

El informe diario de Grupo SBS resumió: "Durísimo día para los bonos en dólares, que por tercera jornada consecutiva cerraron en rojo, hoy con bajas de 1,25 dólares promedio en todos sus vencimientos, borrando de esta manera toda la suba que habían acumulado post-PASO. En la misma sintonía, los bonos en pesos ajustables por CER cayeron 0,65% en el tramo corto y 1,15% en los tramos más largos. Por último, la deuda soberana dollar-linked estuvo demandada, subiendo 0,55% el T2V1, 0,80% el TV22 y 0,45% el T2V2".

Mal Wall Street

Wall Street se desplomó el lunes ya que el temor al contagio por el posible colapso de la empresa china Evergrande provocó una venta generalizada de acciones, lo que hizo que los inversores huyeran en busca de seguridad, según señaló la agencia internacional de noticias Reuters. 

En este contexto, el Dow Jones cayó un 1,79%, a 33.964,66 unidades, mientras el S&P 500 perdió un 1,7%, a 4.357,71 unidades. El Nasdaq cayó un 2,17%, a 14.718,02 unidades.

Precisamente, el índice tecnológico cayó a su nivel más bajo en cerca de un mes, y Microsoft, Alphabet, Amazon, Apple, Facebook y Tesla estuvieron entre los mayores lastres del índice, así como del S&P 500.

En tanto, el Bovespa brasileño sufrió una baja del 2,33 por ciento. 

"Vamos a ver más volatilidad en los mercados, porque estamos ante una combinación de factores: además del efecto Evergrande, esta semana habrá 12 bancos centrales comunicando su decisión de tasas, con la Reserva Federal incluida", resaltó Gustavo Dominguez, CIO de AdCap y co-fundador de Banza.

En ese sentido, Domínguez afirmó: "Hay mucha ansiedad respecto a si la FeD va a anunciar oficialmente que empieza a reducir las compras de activos, lo que se conoce como tapering, en qué volumen lo hará, y están también las proyecciones de los distintos gobernadores sobre la suba de tasas hacia 2022 o 2023".

Por último, el ejecutivo advirtió: "Los mercados estaban demasiado sobrecomprados y los múltiplos dejaban de tener sentido en un contexto en el que las ganancias de las empresas probablemente ya han llegado a su punto máximo. Además, la variante delta del coronavirus todavía sigue afectando la tasa de recuperación económica. Las economías se están recuperando, pero ha habido desaceleración desde el primer momentum que tuvieron en abril/mayo".

Preocupan los commodities

El precio de las materias primas es clave para los países en vías de desarrollo en general y, particularmente, para Argentina. Y la rueda de hoy no dejó nada a salvo en ese sentido. 

La soja cayó 1,62%, para ubicarse en u$s 464,27, mientras que el maíz cedió 1,01 por ciento. En tanto, el petróleo WTI sufrió una baja del 2,33 por ciento.

El que se mantuvo al margen de las pérdidas fue el oro, cuyo ETF mostró una suba de 0,7%, dado que los inversores lo buscaron como refugio. Algo similar sucedió con los bonos del Tesoro de los Estados Unidos. 

La génesis de la caída

"Los mercados mundiales arrancaron la semana con el pie izquierdo, a raíz de las preocupaciones en torno a la gigante inmobiliaria china Evergrande, que acumula una deuda millonaria y anunció que sus ventas podrían seguir en caída", describió la analista de Rava Bursátil, Noelia Bissio, en su análisis diario.

Por su parte, Juan Manuel Franco añadió: "El riesgo que implicó para Evergrande el manejo de sus pasivos llevó a que los mercados mundiales se pusieran en estado de alerta ante la incertidumbre de la situación, con la incógnita principal de si el gobierno de China brindará o no un salvataje financiero a la compañía". 

En ese sentido, el analista de SBS indicó: "Estamos en un mundo globalizado, con diversos fondos internacionales con bonos de Evergrande y de otras desarrolladoras inmobiliarias chinas en cartera, Y al tratarse de una compañía con demanda por commodities para la construcción, los precios de estos también pueden verse afectados". 

En tanto, Gustavo Domínguez sostuvo: "La probabilidad de riesgo sistémico dentro de China es alta, pero el Gobierno la va a controlar. Fuera de China, la probabilidad de riesgo sistémico es baja".

Tags relacionados

Comentarios

  • RA

    Ricardo Ambrosig

    Hace 15 días

    Eso pasa cuando para ganar plata entras en la timba no productiva. Black Rock no creo que este interesado en invertir en desarrollo. timbearon y perdieron.....................encima no esta macri para regalarles el PBI argentino a ver si se salvan

    0
    0
    Responder