Expectativa en las mesas

Dólar blue abre la semana bajo fuego: por qué puede irse a $ 300

El viernes pasado todavía se sintieron los remezones de las ventas de bonos de Templeton por u$s 60 millones, lo que llevó al contado con liquidación hasta $ 305 con los ADR

Los u$s 104,5 millones que movió la operatoria de dólar contado con liquidación el viernes fueron consecuencia en parte al "efecto Templeton", ya que el fondo de inversión habría vendido alrededor de u$s 60 millones equivalentes en pesos de los bonos TO26 y TX23 durante la semana pasada.

Sequía de reservas: analistas le ponen fecha al próximo default argentino

Rally en dólares del Merval: qué tiene que pasar para que siga subiendo

Dólar, pum para arriba

Esto impulsó al CCL a $ 300,35 con el GD30 en 48 horas, aunque a través del AL30 en contado inmediato había que pagar $ 304, y con los ADR $ 305, por lo cual la brecha cambiaria se estiró al 120% si se compara con la cotización más barata del CCL y de 124% con la más cara.

El blue en $ 295 terminó por abajo del contado con liqui, por lo que se espera para esta semana un repunte en el tipo de cambio informal, que suele seguir a las cotizaciones de los dólares financieros.

Qué dice Templeton

Cuando este diario le preguntó a Templeton si, tal como estiman en las mesas, habían vendido por el equivalente a u$s 60 millones durante la semana pasada, el fondo de inversión se negó informar sobre esos datos y sobre su tenencias. 

Los u$s 104,5 millones que movió la operatoria de dólar contado con liquidación el viernes fueron consecuencia en parte al "efecto Templeton", ya que el fondo de inversión habría vendido alrededor de u$s 60 millones equivalentes en pesos de los bonos TO26 y TX23 durante la semana pasada

Sin embargo, cuando en otras oportunidades El Cronista les preguntó si habían vendido parte de su cartera de bonos, negaron tajantemente haber sido ellos. Ahora no lo negaron y también ratificaron que no se van de Argentina.

En la City conjeturan que no se pueden ir de un día para el otro, porque el mercado en el país es muy chico y todavía tienen una cartera importante, por lo que lógicamente se tienen que quedar un tiempo más todavía, aunque ellos prefieran tomar otros rumbos.

POR QUÉ DOLARIZAR

¿Cuál pudo haber sido el motor para querer dolarizar su cartera? Hay varios motivos en danza. Primero, porque las reservas del Banco Central no se incrementaron con el dólar soja tal como esperaba el Gobierno. Si bien la semana pasada se agilizaron las operaciones con la cuenta 70/30, las ventas apenas alcanzaron los 300 millones, pero de pesos, no de dólares.

Se esperanzan con que el Banco Nación empezó a operar y saldrá con una importante campaña de publicidad, por lo cual consideran probable que repunte un poco.

El blue en $ 295 terminó por abajo del contado con liqui, por lo que se espera para esta semana un repunte en el tipo de cambio informal, que suele seguir a las cotizaciones de los dólares financieros.

Hay cuatro entidades financieras que ya le están pidiendo a sus gerentes zonales que ofrezcan el producto a sus clientes. Por ahora, los productores dejaron los pesos en la cuenta remunerada y compraron menos dólares que los que podían. 

Tira y afloje

Las negociaciones entre Economía y la Mesa de Enlace no hacen más que dilatar la liquidación del campo, a la espera de que la fórmula sea 40/60 o 50/50, en lugar de la actual 30/70. La suba de la tasa de interés es una mala noticia para el sector agroexportador, porque se les encareció el crédito para poder financiarse.

"Este esquema favorece a la acumulación de reservas por el desincentivo al exportador a guardar stocks y a los importadores a endeudarse para importar", sostiene Lucas Yatche, de Liebre Capital.

Las negociaciones entre Economía y la Mesa de Enlace no hacen más que dilatar la liquidación del campo, a la espera de que la fórmula sea 40/60 o 50/50, en lugar de la actual 30/70.

En tanto, con la apreciación creciente del tipo de cambio real y la brecha muy lejos de perforar el 100%, la búsqueda de cobertura no afloja. Los contratos de Rofex superan tasas efectivas anuales del 150%. 

"La coyuntura actual no logra convencer al mercado de que el escenario de crawling peg levemente creciente sea sostenible en el tiempo. Ante esto, los inversores buscan cobertura contra un salto discreto en el tipo de cambio", completa Yatche.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.