Política monetaria de la Fed

Se reúne la Fed por suba de tasas: podría ser de 75 a 100 puntos básicos

Se espera que la Fed eleve el costo del dinero en 75 puntos básicos. Sin embargo, aun existe la posibilidad de que sorprenda y sea más agresiva de lo esperado, elevando la tasa en 100 puntos básicos.

Hoy es un día importante para Wall Street. Finaliza la reunión de dos días de la Reserva Federal (Fed) y se espera que el banco central estadounidense eleve nuevamente el costo del dinero.

La expectativa está en que la entidad que preside Jerome Powell eleve la tasa de interés en 75 puntos básicos.

Sin embargo, las presiones inflacionarias despertaron durante el mes sospechas de un aumento (hike) todavía mayor. Los temores de una eventual recesión siguen sobre la mesa de los inversores.

"Cada vez más valiosas": las 48 acciones recomendadas por Morgan Stanley y cuáles se pueden comprar en pesos

Morgan Stanley advierte a los toros bursátiles sobre inversiones "engañosas"

Se reúne la Fed

Tras el dato de inflación de junio, el cual resultó peor de lo esperado, los inversores comenzar a especular con las chances de que la Fed eleve el costo del dinero de una manera aún más agresiva respecto de la que ya viene llevando a cabo.

Concretamente en el día de hoy se sabrá si la Fed sube la tasa en 75 puntos básicos o en 100 puntos básicos con el objetivo de contener a la inflación, la cual se ubica en el nivel más alto en 41 años, tras alcanzar el 9,1% en el mes de junio.

El mes pasado el mercado esperaba que la inflación sea del 8,8% pero resultó 9,1% interanual. Es decir, el resultado fue peor de lo esperado y elevó sustancialmente las probabilidades de que la Fed tenga que ser más contractiva en el futuro para lograr que la misma comience a bajar.

Actualmente la tasa de interés se ubica en el rango de 1,5% a 1,75% y las chances de ver un hike de 75 puntos básicos es de 75%, mientras que las probabilidades de ver una suba de tasas de 100 puntos básicos alcanza el 25%.

Antes del dato de inflación, el mercado debatía en realidad si la Fed iba a subir la tasa en 50 o en 75 puntos básicos. Luego de la sorpresa inflacionaria, el debate viró sobre si debía subirla 75 o 100 puntos básicos.

Los analistas de Goldman Sachs advierten que esperan que la Fed eleve el costo del dinero en 75 puntos básicos en julio, 50 puntos básicos en septiembre y 25 puntos básicos en las reuniones de noviembre y diciembre.

Es decir, el banco de inversión espera una suba en cada una de las reuniones hasta fin de año y con un objetivo para 2022 de 3,5% como tasa de interés terminal.

Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS, se inclina por ver una suba de 75 puntos básicos en el día de hoy.

"El mercado se encuentra a la espera de la reunión del Comité de Política Monetaria (FOMC) esta semana, donde se descuenta un nuevo hike de 75 puntos básicos pese a que el dato de inflación de junio fue peor que el esperado. Compartimos el view del mercado ante una inflación breakeven que cedió en el último mes y a expectativas de inflación que también cayeron en el margen", dijo.

Discursos de los miembros de la Fed

Tras el dato de inflación de 9,1% y en el que las probabilidades de ver un hike de 100 puntos básicos se dispararon, los distintos miembros del FOMC salieron a dar discursos públicos para clamar esas expectativas.

Los miembros de la Fed dieron detalles sobre las subas de tasas esperadas para esta reunión afirmando que favorecían un aumento de la tasa en 75 puntos básicos en detrimento de un hike de 100 puntos básicos ya que este último podría ser demasiado agresivo ante los riesgos de una eventual recesión.

Ezequiel Zambaglione head of research de Balanz, sostiene que para la decisión de tasas de hoy, la expectativa es de una suba de 75 pbs en la tasa de política monetaria, seguida por una de 50bp en septiembre.

"Esta suba fue respaldada por distintos miembros de la Fed, inclusive luego de conocido el dato de inflación de junio de 9.1% a/a por encima de la expectativa (8,8%), dado que ajustes mayores podrían tener consecuencias no deseadas en términos económicos", comentó.

El mercado teme que la lucha contra la inflación por parte de la Fed termine derivando en un contexto recesivo y de un eventual aterrizaje forzoso.

Según Ezequiel Zambaglione, los últimos datos de actividad muestran signos de desaceleración, lo que le daría más soporte a la idea de que el ritmo actual de ajuste estaría funcionando.

"La suba incorporada en los contratos futuros de tasas es de 80 pbs, descendiendo desde 100 pbs a principios de julio, mientras la tasa terminal mostró un leve descenso en los últimos días hacia 338 desde 350 puntos básicos, y se espera para principios de 2023, sugiriendo que la recesión ocurriría pronto", afirmó.

Diego Martínez Burzaco, head de estrategia de Inviu, también se inclina por un hike de 75 puntos básicos.

"Esperamos una suba de 75 puntos básicos para la reunión de hoy. Esta bastante priceado y de hecho estamos viendo el Dólar Index retrocediendo un poco desde sus máximos. También parece que la Fed adopte algún discurso de un poco de más cautela luego de comentarios de miembros del Tesoro americano sobre todo de Janet Yellen (Secretaria del Tesoro) acerca de la desaceleración económica", dijo.

En ese sentido, Martínez Burzaco agrega que si el discurso de la Fed va hacia una dirección de mayor cautela, puede ser positivo para los emergentes en general, incluyendo a la Argentina.

"Un discurso de cautela puede servir para descomprimir el ajuste de materias primas y evitar una presión devaluatoria de las monedas de Latinoamérica adicional. Por eso creemos que va a ser importante no solo lo que mueva la tasa la Fed sino también lo que se espera que Powell diga y haga hacia adelante", dijo el especialista de Inviu.

Recesión, tasas, dólar y emergentes

Anticipándose a un escenario alcista en las tasas de interés de la Fed debido a un contexto de mayor inflación, los rendimientos de los bonos del Tesoro americano se dispararon y alcanzaron máximos de 2 años.

Lo que se ha observado en las últimas semanas es una suba en los tramos cortos de la curva y una caída en los tramos medios y largo, lo cual implica una expectativa de una eventual recesión en el corto plazo en EE.UU.

Adicionalmente, y acompañando por el rally de las tasas, el Dólar Index alcanzó su mayor valor en 20 años justamente esperando a que los capitales regresen a EE.UU., haciendo más fuerte al dólar.

Analistas ven que un sesgo más hawkish de la Fed respecto de otros bancos centrales (fundamentalmente el BCE) provocó un fortalecimiento del dólar versus el euro.

Mariano Calviello, head portfolio manager de FIMA, entiende que el mercado ha incorporado a precios estas subas de tasas, aunque considera que es posible que una sorpresa de una suba más acelerada pueda generar algún ajuste adicional en el mercado.

Además, señaló que donde observa que todavía los precios están luchando por incorporar es la posible recesión económica producto de la suba de tasas.

"Quizás por esto, la renta fija parecería haber encontrado un nivel ya donde hace razonable sus valuaciones mientras que el acciones aún no. En todo caso, la suba de tasas por si sola ya tendría poco impacto ya en la curva soberana de dólares, dada sus valuaciones actuales, pero sí podría tener impacto la evolución del dólar a nivel mundial producto de la diferencia percibida en el comportamiento relativo entre los bancos centrales", explicó.

Por otra parte, Calviello expresó que el rally del dólar a nivel global provocó devaluaciones en las monedas emergentes, que podrían enfrentar presiones inflacionarias adicionales y que necesiten de mayores subas de tasas locales, afectando la actividad económica.

"Emergentes han funcionado razonablemente bien con altas tasas, pero generalmente no con un dólar fuerte. Desde el pico que mostró el dólar a mediados de julio, la caída del 2% ha dado oxígeno a las monedas emergentes, sumado a una mejora relativa de commodities por ejemplo", afirmó.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios