Advierten que la inflación golpeará los rendimientos de los bancos en 2021

Así lo afirmó el presidente del Banco Galicia, Fabián Kon. Cuál es la triple estrategia del directivo para hacerle frente a esta situación.

Los bancos argentinos recibieron una paliza el año pasado y el mayor prestamista del país considera que la industria corre el riesgo de repetirse.

Si bien los préstamos incobrables y las regulaciones gubernamentales fueron los principales culpables en 2020, el aumento de la inflación se agregará a la lista este año, según Fabian Kon, director ejecutivo de Banco Galicia, el mayor banco de Argentina por capitalización de mercado.

"Si la inflación es alta, existe el riesgo de que los resultados bancarios caigan a niveles muy bajos o negativos en términos reales", señaló Kon en una entrevista a la Agencia Bloomberg.

Las expectativas son exactamente para eso: la tasa de inflación fue de 36% en 2020, y Galicia predice que se colocará alrededor de 40% este año. Eso agravará los problemas para una economía devastada por una recesión ahora en su tercer año, el aumento de la deuda incobrable y la disminución de la demanda de nuevos préstamos. Al mismo tiempo, amplias regulaciones bancarias redujeron los márgenes de ganancia.

La cartera de préstamos de Banco Galicia se concentra en el sector de consumo, con énfasis en tarjetas de crédito y préstamos personales. El desafío de Kon será mantener la rentabilidad, incluso si las regulaciones gubernamentales socavan esos negocios.

El Banco Central (BCRA) exige que los bancos paguen tasas de interés mínimas de 37% sobre los depósitos minoristas, al tiempo que les permite cobrar solo el 24% sobre los préstamos a pequeñas y medianas empresas. La inflación, los controles de divisas y las restricciones a la distribución de dividendos se suman al dolor de cabeza de ejecutivos bancarios como Kon.

En promedio, los bancos privados registraron un rendimiento de los activos del 2,2% en noviembre, el nivel más bajo en ocho meses y uno de los dos peores meses en los últimos 10 años, según el último informe del BCRA. El rendimiento del capital cayó a 14,6%, el más bajo desde 2007.

La triple estrategia

Kon, quien se unió al banco hace 20 años y fue gerente general desde 2016, dijo que su estrategia es triple: aumentar el número de clientes en un 5% en 2021, profundizar sus relaciones con los clientes y expandir agresivamente la digitalización.

El director ejecutivo de 62 años señaló que también está abierto a adquirir bancos más pequeños en el mercado local, donde los resultados también han recibido una paliza.

"Galicia hoy tiene niveles de capitalización históricamente altos, y va a ser un actor en las oportunidades que surjan en ese mercado en consolidación", admitió. Kon declinó nombrar posibles objetivos, pero señaló que el panorama fintech del país se llenó. Las empresas digitales con menos de 2 millones de usuarios tendrán dificultades para ser rentables, según Kon.

Grupo Financiero Galicia, la empresa matriz del banco, es la acción con mayor liquidez en Argentina y, por lo general, es uno de los principales beneficiarios de las entradas cuando mejora el optimismo de los inversionistas. Las acciones de la compañía cayeron 46% en 2020, mientras que los competidores Banco Macro SA y Banco BBVA Argentina SA perdieron 57% y 42%, respectivamente.

Los mercados argentinos fueron duramente afectados por la reestructuración de la deuda de u$s 65.000 millones de la Nación en septiembre, sumó Kon.

Galicia espera que su índice de morosidad, que fue del 2,5% en el tercer trimestre del año pasado, caiga en 2021 a medida que la pandemia disminuya. El crecimiento de los préstamos será "mucho mayor" que en 2020, cuando los préstamos denominados en pesos aumentaron 50% en el tercer trimestre respecto al año anterior.

Kon consideró que el Banco Central debería eliminar las medidas que permiten a las personas posponer los pagos de sus préstamos, lo que dificulta a los bancos evaluar si los préstamos se pagarán o no; desalentar el uso de la economía monetaria, que a menudo se asocia con la evasión fiscal; y permitir que las entidades compitan en las tasas de interés de los préstamos. Las regulaciones actuales del banco central significan que los bancos deben cobrar tasas muy similares.

Un motor clave para los activos argentinos este año, incluidas las acciones de Galicia, serán las conversaciones del Gobierno para retrasar u$s 44.000 millones en pagos al Fondo Monetario Internacional (FMI). Kon dijo que espera que las negociaciones sean lentas y que el organismo de crédito internacional exigirá límites al gasto público y cambios en los controles de capital que se implementaron.

Los controles son una "solución transitoria" que debe terminarse a medida que el país soluciona sus macro desequilibrios, dijo. Desde septiembre de 2019, la Argentina tiene un acceso cada vez más limitado a las divisas, lo que lleva al crecimiento de tasas paralelas del mercado negro.

"No esperamos que las condiciones estén allí para unificar los tipos de cambio en 2021", agregó Kon. "Esto puede ser posible en 2022, después de una reducción en el déficit fiscal y un período en el que el banco central acumula reservas".

Noticias del día

Compartí tus comentarios