Las billeteras de bancos públicos se abren paso en el ecosistema fintech

Uno de los saldos positivos de la pandemia en este 2020 es la mayor penetración de medios de pagos digitales en la población. Especialmente en la de menores recursos, acostumbrada al uso de dinero en efectivo. Al comienzo de la cuarentena, el 78% de la población que cobró el Impuesto Familiar de Emergencia (IFE) poseía algún tipo de cuenta bancaria, aunque sólo una minoría la usaba.

Los bancos públicos aceleraron su transformación digital y lanzaron al mercado soluciones para permitirle a sus clientes operar desde el celular. Si se lo mira en retrospectiva, la estrategia fue exitosa. No sólo crecieron en cantidad de descargas y operaciones y logran competir de igual a igual con billeteras del mundo fintech, como MercadoPago, sino que también tienen una mejor valoración entre sus clientes.

Según un estudio elaborado por una consultora privada, tanto la billetera del Banco Nación, como Cuenta DNI del Banco Provincia, lograron ubicarse entre las cinco más descargadas, y comparten puesto con jugadores que ya tienen un gran recorrido en la industria, como Mercado Pago, Ualá y Naranja X.

"Si analizamos las aplicaciones agrupadas por tipo de solución y en base a las características de la entidad, promediando los valores, encontramos que las billeteras (tanto privadas como públicas) son sin lugar a dudas las preferidas de los usuarios, y así lo muestran las estadísticas de descargas de los últimos tres meses. Luego se destacan los bancos oficiales, los privados y por último los bancos digitales, aunque estos últimos con gran dispersión entre ellos", señaló el estudio de Adila.

La billetera de Galperín tiene más de 50 millones de descargas en el PlayStore de Android, con lo que la banca pública aún tiene un largo camino por recorrer.

El informe analizó, además, la puntuación que los usuarios hacen de las billeteras en las appstores, donde las soluciones desarrolladas por bancos oficiales lideran la tabla de valoración. Le siguen las billeteras privadas y en un tercer escalón, las de los bancos digitales.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios