Financial Times

Petróleo: cómo el embargo de la Unión Europea puede sacudir a los mercados globales

Las refinerías se enfrentarán a una feroz competencia para asegurarse el suministro cuando Bruselas vete las importaciones de crudo que llegan por mar.

Los líderes de los 27 Estados miembros de la Unión Europea acordaron prohibir las importaciones de petróleo ruso que llegan por mar.

Para aplacar los ánimos de los países sin litoral, como Hungría, los envíos por oleoducto se mantendrán por ahora. Pero la voluntad de Alemania y Polonia de reducir sus compras por oleoducto antes de que finalice el año, sumada a la prohibición del transporte marítimo, hará que las exportaciones de petróleo ruso a la Unión Europea se reduzcan en un 90% a finales de año.

A pesar de que la introducción gradual aliviará los trastornos causados por la prohibición, Florian Thaler, CEO de OilX, una empresa de análisis de petróleo, cree que el impacto seguiría siendo " relevante". Aunque hay ganadores a corto plazo, como las refinerías conectadas al oleoducto de Druzhba, la iniciativa para que Europa deje de depender del petróleo ruso sacudirá su industria de hidrocarburos y los mercados mundiales de crudo.

Dividida, la Unión Europea acordó un embargo parcial al petróleo de Rusia y hay temor por una escalada de precios

"La competencia por los barriles restantes en un mercado global ya saturado será muy intensa, y el margen de maniobra para aliviar los precios del petróleo será muy limitado", afirmó Thaler.

¿Cómo afectará la prohibición a los mercados del petróleo?

Los precios del petróleo de otros países subirán, ya que las refinerías europeas buscarán suministros para sustituir las importaciones de crudo.

En mayo, seguían llegando al noroeste de Europa unos 500.000 barriles diarios de crudo ruso, según Vortexa, una empresa de análisis de transporte marítimo. Aunque se trata de un marcado descenso con respecto a los 1,4 millones de barriles que, según Vortexa, llegaban cada día antes de la invasión rusa de Ucrania, los envíos a países mediterráneos como Italia han aumentado desde el 26 de febrero, aunque parte de esos suministros se dirigen a Turquía.

Mientras tanto, Rusia, que producía más del 10% del suministro mundial de petróleo antes de la crisis, tendrá que encontrar nuevos compradores para sus barriles, o los mercados internacionales de petróleo podrían quedar desabastecidos, según los analistas. India ya ha aumentado sus compras y se espera que China importe más a medida que sus principales ciudades abandonen los confinamientos. Pero sigue habiendo grandes interrogantes sobre la cantidad de petróleo ruso que pueden absorber, ya sea por los desajustes de las refinerías con las calidades rusas o por el deseo de diversificar sus proveedores.

Ahora mismo, millones de barriles de petróleo ruso flotan en barcos cuyo destino es "desconocido", lo que sugiere que los cargamentos podrían tener dificultades para encontrar compradores.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) ha pronosticado que la producción rusa podría disminuir hasta en 3 millones de barriles diarios. Algunos analistas ven un descenso menor, de 1 a 1,5 millones de barriles diarios. Pero incluso esta cifra más baja podría ser suficiente para provocar una subida importante de los precios del petróleo.

¿Hay todavía escollos que la Unión Europea debe superar?

Un problema inmediato es qué hacer con las refinerías de propiedad rusa que representan el 10% de la capacidad del bloque. La financiación occidental para estas plantas, que en conjunto refinan alrededor de 1,2 millones de barriles diarios, se ha agotado por el temor a las sanciones, lo que las hace depender de la recepción de crudo directamente de sus empresas matrices, entre ellas Rosneft, respaldada por el Estado, y Lukoil, el mayor productor de petróleo ruso de propiedad privada.

La Unión Europea no se puede poner de acuerdo sobre un embargo total al petróleo ruso

Sin acceso al petróleo ruso por vía marítima, existe un riesgo real de que estas refinerías dejen de funcionar pronto, lo que agravaría la crisis de combustible en la Unión Europea. En concreto, el suministro de gasoil ya es escaso, lo que ha provocado precios récord en los surtidores de muchos países. "Los gobiernos tendrán que intervenir, posiblemente con la nacionalización, para mantenerlas en funcionamiento y garantizar la seguridad energética y el empleo", afirma Simone Tagliapietra, miembro del think-tank Bruegel de Bruselas.

Sin embargo, hasta ahora las autoridades no se han pronunciado sobre si actuarán, mientras que la legislación de la Unión Europea no dice nada sobre la propiedad.

¿A quién beneficia la prohibición?

Las refinerías de países como Hungría, con acceso al oleoducto Druzhba que transporta el crudo desde Rusia, se verán favorecidas a corto plazo.

El petróleo supera los u$s 120 el barril en medio del temor por la escasez ante la larga guerra Rusia-Ucrania

El Urals, el principal grado de exportación de Rusia, cotizaba el martes a u$s 95 el barril, u$s 30 más barato que el Brent. Dado que combustibles como el gasoil y la nafta se venden a precios internacionales, las refinerías que aún pueden acceder al petróleo ruso por oleoducto obtendrán unos márgenes muy elevados.

¿Qué viene ahora?

El acuerdo alcanzado en la cumbre de Bruselas deja una serie de cuestiones abiertas sobre los detalles de la nueva realidad, que tendrán que resolverse en los próximos días y semanas.

Una de las cuestiones más polémicas es cómo garantizar que todos los Estados miembros lleguen a un consenso sobre cuándo cerrar la excepción temporal para los envíos por gasoducto. Los Estados miembros vigilarán de cerca a Hungría, dada la actitud combativa del primer Ministro Viktor Orbán ante la prohibición.

La Unión Europea podría plantearse imponer sanciones a otras exportaciones clave de Rusia, aunque los funcionarios descartan por ahora la posibilidad de que el bloque se dirija al gas natural.

Los partidarios de la prohibición del gas -como el primer Ministro de Estonia, Kaja Kallas- reconocen que se enfrentan a una ardua batalla por el costo que supondría para la economía de la Unión Europea el recorte de los suministros. La Comisión Europea calculó a principios de este mes que un corte total del suministro de gas de Rusia este año frenaría el crecimiento de la Unión Europea en 2,5 puntos porcentuales, hasta llegar al 2%.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.