Duro pronóstico

El rival chino de Tesla advierte que sólo 10 automotrices sobrevivirán en los próximos años

El vicepresidente del Xpeng, Brian Gu, instó a los productores chinos a expandirse más allá del mercado nacional.

La industria automotriz mundial se reducirá a sólo 10 empresas en la próxima década, dijo Xpeng, un rival chino de Tesla, la empresa de Elon Musk, a medida que la intensa competencia en el mercado de autos eléctricos de China se extiende al escenario mundial.

Brian Gu, vicepresidente de Xpeng, con sede en Guangzhou, dijo que para que las empresas chinas estén entre los últimos fabricantes de automóviles sobrevivientes, deberían tener ventas anuales de al menos 3 millones de vehículos, respaldadas por las exportaciones globales. El fabricante de automóviles más grande del mundo, Toyota, vendió 10,5 millones de automóviles en 2022, mientras que Tesla vendió 1,3 millones.

La advertencia llega en un momento histórico para la industria automotriz mundial. China está a punto de superar a Japón como el mayor exportador mundial de automóviles por volumen después de superar a Alemania el año pasado. Al mismo tiempo, la desaceleración del crecimiento y una intensa guerra de precios están empujando a las automotrices de bajo costo al borde del colapso en China, el mercado de autos más grande del mundo.

La batalla del auto eléctrico: los fabricantes pelean por el litio y las materias primas para baterías

"Para estar en ese 'club de 3 millones', no puedes ser un actor exclusivo en China; tienes que ser un actor a nivel mundial. Creemos que en ese escenario, tal vez cerca de la mitad del volumen debe provenir de fuentes fuera de China", dijo Gu en una entrevista con el Financial Times.

"En cinco a 10 años, será un mercado mucho más concentrado. Creo que el número de fabricantes de autos probablemente se reducirá a menos de 10 en el escenario global".

Xpeng, que se fundó en 2014 y recaudó u$s 1,5 mil millones en una oferta pública inicial de 2020 en Nueva York, se ha visto afectada por una intensa competencia en China.

Ocupó el puesto 12 por ventas entre los fabricantes de autos eléctricos en China durante los primeros tres meses del año. La compañía, que vendió más de 120.000 vehículos en 2022, se ha visto afectada por una caída de casi el 50% en las ventas del primer trimestre de este año después de que Tesla redujo los precios. En enero, Xpeng se vio obligado a hacer lo mismo, recortando los precios de tres de sus cuatro modelos hasta en un 13%.

Gu, exdirector gerente y presidente de JPMorgan en Asia, adoptó un tono defensivo sobre la caída de las ventas y culpó el momento de los lanzamientos de los nuevos modelos de la compañía. Pero pronosticó que el mercado se estabilizaría en la segunda mitad de este año.

"Este año, creo que nos enfrentamos a un panorama muy competitivo", dijo. "Obviamente, hay una presión de reducción de precios, que no sólo genera competencia, sino que también crea dudas entre los consumidores".

No es un ave, ni un avión: cómo fue el primer viaje ante público del auto volador chino que se probó en Dubai

Gu reconoció que el deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y China ha complicado los planes de expansión en el extranjero de la empresa.

Xpeng, que cuenta con el respaldo de Alibaba y ha invertido mucho en la conducción autónoma, tiene como objetivo crecer en Europa este año, pero no tiene planes inmediatos de vender automóviles en EE.UU.

Introducir marcas chinas en EE.UU. "puede ser difícil actualmente", dijo Gu. "Necesitamos tomarnos un tiempo para estudiarlo y encontrar la manera correcta de acceder a ese mercado".

Estos son todos los autos eléctricos que se venden en la Argentina y los que llegan en 2023

A pesar de los desafíos, Gu dijo que la compañía veía "muchas oportunidades de crecimiento fuera de China".

Xpeng, al igual que todos los productores chinos de automóviles eléctricos, depende de los diseñadores de chips estadounidenses, incluyendo Nvidia y Qualcomm, para los semiconductores avanzados. Esto ha alimentado la preocupación de que las automotrices chinas puedan verse expuestos a medida que el gobierno de EE.UU. amplía las restricciones sobre el acceso de China a la tecnología de chips estadounidense de vanguardia.

"Hasta ahora, ninguna de nuestras asociaciones se ha visto afectada por el ruido político", dijo, y agregó que, si las restricciones comienzan a tener un impacto en la empresa, "toda la industria de China encontrará una solución".

A nivel nacional, Xpeng también ha encontrado algunos obstáculos. En septiembre pasado, los clientes se quejaron de los modelos "confusos" del fabricante de automóviles. La empresa se vio obligada a cambiar el nombre de su vehículo utilitario deportivo de lujo menos de 48 horas después de su lanzamiento.

Poco después de la controversia sobre el nombre, Xpeng comenzó a reestructurarse. La empresa contrató como copresidente a Wang Fengying, un exdirector ejecutivo de Great Wall Motor, quien ayudó a que la empresa se convirtiera en el primer grupo chino en exportar automóviles fabricados localmente.

Temas relacionados
Más noticias de Industria Automotriz

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.