FT | La guerra Rusia-Ucrania cumple 6 meses: "El enemigo aprendió rápido"

Hay un punto muerto en la línea del frente mientras las fuerzas rusas y ucranianas se preparan para que el conflicto se prolongue hasta el invierno europeo

Desde el primer día de la guerra en Ucrania, Tyson ha observado a los rusos desde lejos con los drones que opera sobrevolando al enemigo en las profundidades de su país. 

Ha aprendido a reconocer los signos reveladores del pasto marcados por lanzamientos de misiles o las manchas oscuras que sugieren tumbas recién excavadas. En un día de suerte, los movimientos apresurados de un soldado ruso lo llevan a un objetivo de la artillería de Ucrania. 

Pero seis meses después del asalto total de Rusia a Ucrania, lo que ve Tyson le preocupa. Ambos bandos están estancados en gran parte de los 2400 kilómetros de la línea del frente y las fuerzas rusas se están atrincherando para el invierno que se avecina

"Durante todo el día, cavan, cavan y cavan", dijo Tyson, aceptando ser identificado solo por su distintivo de llamada. "El enemigo ha aprendido rápido", dijo, con un tono de respeto. Los rusos atrincherados no son los blancos fáciles que alguna vez fueron. "Lo que vimos al principio y lo que estamos viendo ahora es la diferencia entre la noche y el día". 

Mientras Ucrania cumple 31 años desde la independencia, y seis meses desde que el presidente ruso, Vladimir Putin, envió decenas de miles de tropas al estado exsoviético, lo que Tyson ve en su teatro de guerra del sur es cierto en gran parte del país. 

Del bombardeo de Kiev a la resistencia en Mariúpol: 6 momentos clave de la guerra Rusia-Ucrania

Ninguno de los lados tiene la ventaja inmediata. Ninguna de las partes ha mostrado un apetito duradero por las negociaciones. Y ninguna de las partes se rinde. Ucrania ha prometido seguir luchando hasta que expulse a Rusia de su territorio. Mientras tanto, el duro conflicto solo parece profundizar la determinación de Putin de buscar la victoria, a pesar de las fuertes pérdidas en el campo de batalla y las sanciones occidentales que han paralizado la economía de Rusia. 

"El presidente Putin dice que todo va según el plan", dijo la semana pasada Gennady Gatilov, embajador de Rusia ante la ONU en Ginebra, a Financial Times. "Tengo mucha esperanza en eso", agregó. 

Ambas partes están tan comprometidas que "no hay perspectivas de paz en absoluto, solo un alto el fuego", según una persona cercana al Kremlin. Hasta el momento, unos 9000 soldados ucranianos han muerto en la guerra, dijo el jefe del ejército esta semana. En julio, la CIA dijo que al menos 15.000 soldados rusos habían muerto. 

Es probable que cualquier acuerdo codifique la línea de frente en gran medida estática que separa a Ucrania y Rusia, con casi una quinta parte del territorio ucraniano bajo el control del invasor. Rusia todavía espera hacerse con el control de la parte restante del Donbas antes del invierno, según la fuente en Moscú.

"Putin no estará listo hasta que Rusia tenga todo Donetsk", la región industrial oriental rica en minerales que constituye la mitad de Donbas, dijo la funete. "El plan ha cambiado cien veces. Nadie en Rusia ha luchado jamás contra un ejército del tamaño de Ucrania. Esto va a continuar por mucho tiempo". 

La artillería rusa está frenando cualquier intento ucraniano de recuperar territorio. Las armas occidentales suministradas a Kyiv están debilitando, pero aún no derrotando, la maquinaria de guerra de Rusia. 

"Estados Unidos nos da lo suficiente para detener el avance de los rusos, para revertir algunas ganancias, para dar forma a la dirección operativa, pero absolutamente, claramente, no lo suficiente para una gran contraofensiva", dijo Andriy Zagorodnyuk, exministro de defensa de Ucrania. 

Ucrania ha anunciado una contraofensiva para liberar la ciudad sureña de Kherson y empujar a las fuerzas rusas al este del río Dnipro, pero aún no ha colocado las tropas ni el equipo para proceder. 

"El ritmo de la campaña se ralentizará durante el invierno, aunque seguirá habiendo ataques terrestres: Rusia atacó a Ucrania en los inviernos de 2014 y 2022", dijo Konrad Muzyka, fundador de Rochan Consulting, una consultoría militar con sede en Polonia. "Pero, al final del día, ambos bandos probablemente carecen de tropas suficientes para recuperar terreno y marcar una diferencia decisiva". 

El impacto de la energía

Putin espera que el retroceso económico de las sanciones obligue a Occidente a parpadear primero, lo que llevará a Estados Unidos y Europa a poner fin a su apoyo militar a Ucrania y presionar a Kyiv para que firme un acuerdo que codifique las ganancias territoriales de Rusia, dijo la persona cercana al Kremlin.

"La idea general es que Occidente retroceda con miedo cuando vea lo altos que son los precios de la energía y tenga que explicárselo a sus votantes", dijo la persona. 

Algunos en la élite rusa esperan que Putin actúe para poner fin a la guerra, según un alto empresario de Moscú. "Quieren acabar con esto. Ahora entienden que esto es un gran [lío]", dijo la persona. 

Un electorado ultranacionalista quiere que el presidente vaya aún más lejos. El asesinato de la comentarista Daria Dugina, hija del ideólogo Alexander Dugin, también agudizó el sentimiento de línea dura entre una élite rusa que ahora parece no ver vergüenza en cosas que el Kremlin negó rutinariamente durante años.

Rusia acusa a Ucrania del atentado en Moscú: un coche bomba mató por error a la hija del 'cerebro' de Vladímir Putin

Evgeny Prigozhin, un proveedor conocido como el "chef de Putin" que dirige un notorio grupo de mercenarios, posó para las cámaras en el funeral de Dugina, ostentando una medalla que lo identifica como Héroe de Rusia, el mayor honor estatal del país. 

Margarita Simonyan, editora del canal de televisión RT que una vez se burló de su entrevista con los hombres sospechosos de lanzar un ataque con novichok en la ciudad británica de Salisbury en 2018, pareció confirmar casualmente en Twitter que Rusia efectivamente había llevado a cabo el ataque con agente nervioso.

En su elogio a Dugina, flanqueado por hombres con brazaletes a cada lado de su ataúd coronado de coronas, Leonid Slutsky, senador y uno de los principales delegados de Rusia en las fallidas conversaciones de paz, dejó en claro que no había lugar para la disidencia. "Cualquiera que sea su partido político, fe o edad, solo hay una manera. ¡Un país! ¡Un presidente! ¡Una victoria!" Slutsky exclamó.

victoria total 

Ante tal retórica de Moscú, los líderes ucranianos señalan éxitos en el campo de batalla. El ministro de Defensa, Oleksii Reznikov, enumeró el martes el hundimiento del buque insignia Moskva de la Flota del Mar Negro de Rusia, la recuperación de la Isla de las Serpientes y el asesinato de miles de soldados rusos como presagios de una futura victoria. 

Y en el centro de Kyiv, donde el gobierno ha arrastrado los cadáveres de los tanques rusos a una vía principal, los ucranianos tienen claro que tienen la esperanza de una victoria total: la restauración de las fronteras de Ucrania a las establecidas en 1991, con el Donbas y Crimea intactos. 

Mirando dentro de la parte superior volada de un tanque ruso, la pareja Anton y Tetyana suplicaron a los patrocinadores occidentales de Ucrania que proporcionen a su país más armamento de precisión, incluidos bombarderos antitanque y misiles de largo alcance. 

El último tramo estadounidense prometió otros 775 millones de dólares en equipos, incluidos drones y vehículos blindados resistentes a las minas. "El pueblo de Ucrania no aceptará nada que no sea la devolución de todos los territorios, incluidos Crimea y Donbas", dijo Anton. "Los ucranianos somos capaces de hacer el trabajo por nuestra cuenta. Solo danos el armamento", dijo Tetyana.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios