Gustos locales

Migas extremeñas: una receta fácil y rápida para descubrir el verdadero sabor de Extremadura

Explora el corazón de la gastronomía extremeña con esta sencilla y rápida receta de migas, un plato humilde que encierra los auténticos sabores y tradiciones de Extremadura, llevándote de viaje a través de cada bocado a las tierras de esta rica y diversa región española.

En esta noticia

Las migas, un plato de origen humilde pero repleto de sabor y tradición, constituyen una de las recetas más icónicas de la cocina extremeña. Este plato, elaborado a base de pan duro, ajo, y variados acompañamientos, no sólo es una delicia gastronómica, sino también una ventana a la cultura y la historia de Extremadura

A continuación, exploraremos una receta de migas extremeñas que podrás recrear en tu propia cocina para trasladarte, aunque sea momentáneamente, a las tierras de esta rica región española.

La tradición gastronómica de las migas en España

En el riquísimo y diverso tapeo de la cultura culinaria española, las "migas", un plato tradicional que ha sido un pilar de la cocina de la península durante siglos, ocupan un lugar de especial cariño entre locales y visitantes. 

Las migas, con sus raíces profundamente implantadas en las cocinas de varias regiones de España, surgen, no solo como una representación de la ingeniosidad culinaria de épocas pasadas, sino también como un emblema de cómo los ingredientes más básicos pueden transformarse en algo extraordinariamente delicioso y reconfortante.

El pan es uno de los principales componentes de las migas. (Imagen: archivo)

Orígenes humildes y diversidad regional

Las migas, originalmente, eran el alimento de los pastores y agricultores, quienes, en su vida nómada o en los campos, necesitaban platos que pudieran ser fácilmente preparados con ingredientes básicos y duraderos. El pan duro, que era un alimento básico, se reutilizaba y revivía mediante su descomposición en migajas y posteriormente se cocinaba con grasas, ajos, y otros ingredientes disponibles, como verduras, carnes curadas o embutidos, dando lugar a un plato energético y nutritivo.

La variedad de las migas en España

Lo fascinante de las migas es cómo cada región ha adoptado este plato y lo ha hecho suyo, añadiendo ingredientes y técnicas propias de cada zona. Por ejemplo:

  • Migas extremeñas: en Extremadura, las migas se preparan con pan, ajo, pimientos, y tomates, y a menudo se sirven con uvas.

  • Migas manchegas: en La Mancha, las migas se hacen también con pan y se acompañan habitualmente con variados embutidos, como chorizo y panceta.

  • Migas aragonesas: en Aragón, las migas llevan longaniza, ajo, y uvas, siendo un plato particularmente popular durante las festividades.

  • Migas andaluzas: en Andalucía, las migas se cocinan a menudo con sardinas o melón, demostrando la influencia del clima y la geografía en la cocina local.

Más allá del sabor: un plato que une

Las migas son más que un simple plato; son un elemento de unión. Tradicionalmente, las migas se cocinan en grandes cantidades, alrededor de las cuales se reúnen familiares y amigos. Esta receta, que ha sobrevivido y evolucionado a lo largo de los siglos, no sólo ha alimentado a generaciones de españoles, sino que también ha servido como un punto de conexión, fomentando momentos de compartir y disfrutar juntos.

A través de las migas, España no solo comparte con nosotros una receta, sino una tradición que perdura, contándonos historias de generaciones pasadas, de épocas de escasez y abundancia, y mostrándonos cómo, a través de la cocina, podemos crear algo hermoso, sabroso y unificador a partir de los ingredientes más sencillos. Y en cada variante regional, las migas nos revelan un poco más sobre las particularidades, los sabores y los ritmos de vida de cada rincón de España.

El ajo está presente en la mayoría de las preparaciones. (Imagen: archivo)

Receta para preparar las migas extremeñas

Ingredientes:

  • 500 gramos de pan duro
  • 4 dientes de ajo
  • 150 gramos de chorizo
  • 150 gramos de panceta
  • 1 pimiento verde
  • 2 tomates
  • 1 pizca de pimentón
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Agua
  • Opcionales: uvas, huevos, pimientos asados

Instrucciones:

  1. Preparación del pan:

    • El día anterior, corta el pan en trocitos pequeños y humedece con agua. Cúbrelo con un paño y déjalo reposar.
  2. Preparación de los ingredientes:

    • Pela y pica finamente los ajos.
    • Corta el chorizo y la panceta en trozos.
    • Pica el pimiento verde y los tomates.
  3. Cocinado de las migas:

    • En una sartén grande o en una cazuela, calienta un buen chorro de aceite de oliva.
    • Añade la panceta y el chorizo, y fríelos hasta que estén dorados. Reserva.
    • En el mismo aceite, añade los ajos y el pimiento verde, cocinando hasta que se ablanden.
    • Incorpora los tomates y cocínalos durante unos minutos hasta que se deshagan.
    • Añade el pimentón y remueve rápidamente para evitar que se queme.
    • Incorpora el pan humedecido y mezcla bien todos los ingredientes.
    • Cocina a fuego medio-bajo, removiendo constantemente, hasta que las migas estén crujientes.
    • Unos minutos antes de terminar, añade de nuevo el chorizo y la panceta y mezcla todo bien.
  4. Servir:

    • Sirve las migas bien calientes y, si lo deseas, acompáñalas con uvas, pimientos asados o incluso con un huevo frito.

Extremadura nos comparte un poco de su esencia y su calor hogareño. ¡Esperamos que disfrutes preparando y degustando estas deliciosas migas extremeñas!

Temas relacionados
Más noticias de Recetas