Escapadas

Hay galerías romanas en pleno centro de Lisboa y así puedes visitarlas

Adéntrate en el legado oculto de Lisboa con una visita a sus antiguas galerías romanas, accesibles solo en ocasiones especiales.

En esta noticia

Sumérgete en la historia de Lisboa explorando sus galerías romanas, una ventana subterránea al pasado imperial de la ciudad.

Un viaje a través del tiempo

Descubiertas tras el terremoto de 1755, las Galerías Romanas de Lisboa ofrecen un vistazo único a la vida en la antigua Olisipo, como se conocía a Lisboa durante el Imperio Romano. Situadas en la Baixa Pombalina, justo en el corazón de la ciudad, estas estructuras fueron utilizadas originalmente como criptopórtico, un sistema arquitectónico diseñado para estabilizar los edificios en terrenos inclinados.

Estas galerías, descubiertas por primera vez en 1771, no solo son una muestra de la ingeniería romana, sino también un testimonio de la historia seismológica de Lisboa. Aunque se mantienen ocultas bajo las dinámicas calles de la ciudad, cada año brindan a los visitantes y locales la oportunidad de caminar literalmente a través de la historia.

Las Galerías Romanas solo abren sus puertas al público general dos veces al año, durante los Días Europeos del Patrimonio, generalmente en marzo y septiembre. (Imagen: Wikimedia Commons / Acscosta)

Acceso exclusivo

Visitar estas antiguas estructuras no es una actividad que se pueda realizar en cualquier momento. Las Galerías Romanas solo abren sus puertas al público general dos veces al año, durante los Días Europeos del Patrimonio, generalmente en marzo y septiembre. Esto convierte a cada visita en una experiencia exclusiva y muy esperada.

Las entradas para estas visitas son sumamente cotizadas y deben reservarse con antelación. Según el Museo de Lisboa, organizador de las visitas, es recomendable estar atento a la apertura del plazo de reserva, que suele anunciarse a principios del mes de las visitas programadas.

Cómo planificar tu visita

Para asegurar tu entrada a este fascinante viaje al pasado, es aconsejable visitar la página web del Museo de Lisboa, donde se anuncian las fechas específicas de apertura y se pueden hacer las reservas. La demanda es alta y los espacios limitados, por lo que se recomienda reservar tan pronto como sea posible.

La visita a las galerías es solo una parte de la experiencia. El Museo de Lisboa ofrece también tours guiados que no solo incluyen las galerías, sino que también exploran otros remanentes de la herencia romana en la ciudad, como el Teatro Romano de Lisboa, proporcionando un contexto más amplio sobre la influencia romana en la capital portuguesa.

Explorar las Galerías Romanas de Lisboa no solo es una actividad cultural enriquecedora, sino también una oportunidad única de conectar con la historia milenaria de la ciudad bajo la superficie de sus bulliciosas calles contemporáneas.

Temas relacionados
Más noticias de escapadas