Empresas

Florentino Pérez cerró contratos por 1279,6 millones de euros entre los EE.UU. y España

Filiales de ACS cerraron acuerdos que incluyen un centro hospitalario en San Antonio y obras de resistencia climática en Virginia, suman 828 millones.

En esta noticia

Florentino Pérez recordará está semana por mucho tiempo. Por un lado, el Real Madrid, equipo al que preside, es líder de LaLiga. Por el otro, el consorcio integrado por Dragados, filial de ACS, que él encabeza, fue seleccionado para ejecutar las obras de construcción de una nueva estación pasante en Madrid Puerta de Atocha Almudena Grandes, por un valor de 451,6 millones de euros. Negocio que comparte con Tecsa, San José y Puentes y Calzadas. 

Y como aquello de que no hay dos sin tres, hoy se hizo público que ACS cerró nuevos contratos de obra en Estados Unidos por unos USD 900 millones que, al cambio de hoy, representan 828 millones de euros. Estaríamos hablando de negocios que suman unos 1.279,6 millones de euros, sin descontar la parte que le corresponde a Pérez por su participación porcentual. Veamos de qué se trata.

Las filiales estadounidenses de ACS, Turner y Flatiron, anunciaron esta mañana la adjudicación de tres nuevos contratos de infraestructuras hospitalarias y de resistencia climática en Estados Unidos por un importe de USD 900 millones (828 millones de euros).

El contrato más importante, que llevará a las arcas del joint venture del que es parte Turner unos USD 550 millones (505 millones de euros) al cambio actual, es para levantar un hospital universitario en Palo Alto, San Antonio, Texas

El centro hospitalario será parte de la Universidad Texas A&M (Fuente: Shutterstock)

Hochtief, la filial alemana de ACS, que a su vez es propietaria de Turner, explicó que este centro hospitalario, que se integrará en la Universidad de Texas A&M de San Antonio, será un complejo de cinco pisos en los que albergará, entre otras, una sala de emergencias, salas de partos y una unidad de cuidados intensivos de neonatales. El centro hospitalario que tendrá que estar terminado en 2027, será la sede del Instituto de Salud Pública de la Universidad de la Salud.

Los otros dos contratos restantes se los llevó Flatiron, uno en Virginia y el otro en Texas, contratos a los que se suman los proyectos de infraestructuras resistentes al cambio climático que está desarrollando la empresa en Nueva York y Nueva Jersey.

En el primer caso, implantará en Virginia Beach una protección anti-inundaciones (la región es muy proclive a ellas) que incluye en una primera etapa la gestión de aguas pluviales, a fin de proteger las reservas de agua dulce y mejorar la gestión de las lluvias. E incluye, además, el suministro de agua potable. Esta obra le reportará a Florentino USD 275 millones (253 millones de euros, al cambio de hoy).

Por USD 100 millones (92 millones de euros) es el tercer contrato y tiene como cliente el cuerpo de ingenieros del ejército de los Estados Unidos. En este caso, el encargo es para mejorar la protección contra tormentas en varias estaciones de bombeo de Port Arthur, Texas. 

La empresa detalló que el objetivo del proyecto es la mejora de la protección de la región generadora de energía contra los efectos de las marejadas ciclónicas y el aumento del nivel del mar, que se llevará a cabo con nuevas compuertas de hormigón y blindaje de diques. Vale destacar que se trata de una zona estratégica por la presencia de refinerías y la amenaza de huracanes.

Estación Pasante de Atocha

La licitación impulsada por Adif busca conectar las redes de alta velocidad norte y sur (Fuente: Shutterstock)

La licitación impulsada por Adif para la construcción de la infraestructura subterránea que comunicará las redes de alta velocidad del norte y sur de España fue adjudicada al consorcio formado por Dragados (filial de ACS), Tecsa, San José y Puentes y Calzadas. Dragados y sus socios derrotaron a dos conglomerados de constructoras en el que figuraban verdaderos pesos pesados de la industria. En uno, pueden verse los logos de Ferrovial, FCC y Comsa. El otro, no de menor envergadura, aparecen Sacyr, Acciona y OHLA. Entre ellos, 451,6 millones de euros, monto estimado de la obra.

La estación pasante proyectada está considerada como una infraestructura clave para conectar la red de alta velocidad del norte y del sur de España y permitirá que Madrid cuente con una gran estación de tren con dos terminales, Atocha y Chamartín. El Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible destaca la importancia de esta conexión para hacer frente al desafío de mejorar el sistema de transporte en la capital, teniendo en cuenta que esta obra se enmarca en la liberalización del transporte de pasajeros.

La estación estará ubicada bajo la actual estación de alta velocidad y la calle Méndez Álvaro. Conectará el túnel de alta velocidad entre Puerta de Atocha-Almudena Grandes y Chamartín-Clara Campoamor, y el nuevo acceso sur de alta velocidad a la capital. Esto permitirá la parada de trenes de alta velocidad en ambas estaciones, completando así la conexión de la mitad norte y sur de la red de alta velocidad española.

Asimismo, la nueva infraestructura contará con cuatro nuevas vías y dos andenes, y su construcción se llevará a cabo sin interrupciones en la circulación ferroviaria. Aprovechando el desnivel, se generarán distintas cotas en las que se desarrollarán espacios, conectando con Puerta de Atocha en el extremo norte y con un nuevo vestíbulo en Méndez Álvaro en el extremo sur.

En el proyecto también se contempla la remodelación de la parte norte de la estación de Puerta de Atocha, ampliando y mejorando los espacios disponibles. Esto permitirá una integración con los accesos a la estación subterránea y una mayor comodidad para los pasajeros.

Por otra parte, la nueva estación, enmarcada en la Fase 2 del nuevo complejo ferroviario de Atocha, estará incluida en el resto de las instalaciones de alta velocidad con el fin de maximizar sinergias y el aprovechamiento de espacios. Tanto es así que está contemplada la utilización de los mismos vestíbulos, controles y otros espacios comunes.

Cumbre en Madrid

Entre las nuevas adjudicaciones en Estados Unidos y España, Florentino Pérez se reunió el martes pasado con Alessandro Benetton, accionista de la italiana Mundys y socia de ACS al 50% de la concesionaria de autopistas de la AP-7.

El encuentro, que tuvo lugar en Madrid, analizó los pasos a seguir de la empresa que comparten, tras el fuerte golpe que le propinó el Tribunal Supremo al fallar en contra de la compensación por 4100 millones de euros reclamados por la concesionaria.

Con todo, Pérez y Benetton coincidieron en que la compañía mantenga la decisión de remunerar a los accionistas en 600 millones de euros al año.

Temas relacionados
Más noticias de Florentino Pérez