Estafas

Escándalo en Málaga: detienen a un hombre por falsificar contratos de alquiler para inmigrantes ilegales

Se trata de una operación en la que han sido arrestadas además otras once personas en relación con falsos empadronamientos en dos domicilios.

 Entre 200 y 400 euros por contratos de alquiler falsos, que posteriormente se presentaban en solicitudes de arraigo, es lo que cobraba un hombre en Málaga, ya detenido, para regularizar la situación administrativa de ciudadanos extranjeros en España.

Según ha informado este martes la Policía Nacional, en esta operación han sido arrestadas además otras once personas.

Las detenciones se han producido en relación con falsos empadronamientos en dos domicilios de Ronda (Málaga) y las pesquisas practicadas permitieron descubrir que constaban como empadronados en esos lugares trece personas, en un periodo de seis meses.

Detenidas doce personas por falsificación de documentos

Los detenidos han sido acusados de un delito de falsedad documental y a uno de ellos, el principal investigado, que era quien cobraba las referidas cantidades, se le imputa además un delito de favorecimiento de la inmigración ilegal.

Este proporcionaba a los extranjeros contratos de alquiler falsos de dos viviendas de Ronda, documentos fraudulentos que eran presentados por los interesados para su empadronamiento en inmuebles en los que realmente no residían.

Detenidas doce personas por falsificación de documentos. Imagen: Shutterstock. 

El fin último de estos documentos era adjuntarlos en la tramitación de la solicitud del informe de arraigo que acreditase la integración social, y, posteriormente, conseguir una autorización de residencia.

Fruto de la investigación, en la que se ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Ronda (Málaga), se detectó un elevado número de solicitudes de informe de arraigo sospechosas, que eran presentadas por extranjeros para acreditar la integración social y conseguir una futura autorización de residencia.

Para este trámite, los interesados habrían aportado el empadronamiento en la localidad rondeña y contratos de trabajo para realizar una actividad remunerada en otra provincia andaluza.

Se determinó que los investigados no habían residido en ningún momento en los dos domicilios donde figuraban empadronados y los moradores reales de las viviendas desconocían quiénes eran los ciudadanos extranjeros.

Una vez analizados los expedientes presentados, se contactó telefónicamente con los investigados, que no se encontraban en la localidad al estar trabajando en la provincia de Almería.

Tras ser oídos en declaración los sospechosos, los agentes determinaron que un varón, en situación regular y residente en Ronda, sería la persona que vendía contratos falsos de arrendamiento y que además recorrería la ruta Ronda-Almería llevando y trayendo a los ciudadanos de terceros países que tenían que realizar trámites de extranjería para regularizar su situación administrativa. 

Fuente: EFE

Temas relacionados
Más noticias de falsificaciones