Caninos

Bultos en perros: cómo identificarlos y de qué tipos existen

Descubre cuáles son los bultos más frecuentes en los perros y sus posibles causas, a continuación.

En esta noticia

Quien ha tenido una mascota alguna vez en su vida, sabe lo mucho que deseamos que nuestro perro o gato nos acompañe el mayor tiempo posible y en la mejor de las condiciones. Por ello, cuidar de su salud es uno de los aspectos que más preocupa a las personas que tienen un animalito bajo su responsabilidad.

Entre los problemas más comunes que se suelen hallar en los caninos/felinos, se encuentra la presencia de bultos o protuberancias cutáneas en el cuerpo. Estar alerta y actuar con rapidez, podría salvar su vida, puesto que algunos de estos bultos pueden ser la manifestación de enfermedades o patologías más graves.

En esta nota te dejamos algunos consejos de la bióloga y experta en perros, Laura LázaroIo Almagro. 

Si acaricias a tu perro todos los días, no solo le estarás mostrando afecto sino que podrías salvarle la vida. Descubre cuáles son los bultos más frecuentes en ellos y sus posibles causas. (Imagen: archivo)

El rotundo cambio de las tarjetas de crédito y débito: así funcionarán a partir de 2024

Atención jubilados: estas son las 5 ayudas a las que puedes acceder para ahorrar dinero

Estos son los bultos más comunes en perros

  • Tumores: se trata de la causa subyacente a un bulto. Ignorarlo o no mirarlo no paliará el problema, contrario a ello hará que lleguemos más tarde a su tratamiento en caso de ser maligno. 
  • Abscesos: los lipomas o bultos de grasa son comunes en perros de edad avanzada y no suelen tener mayor complicación. También pueden ser quistes consecuencia de una picadura.
  • Hematomas: un golpe puede derivar en un abultamiento y también un pinchazo de una vacuna.
  • Cicatrices: los más comunes son los queloides. Son totalmente benignos.
  • Verrugas: generalmente benignas, pueden ser molestas dependiendo de su ubicación.

Bultos en perros: cómo identificarlos y de qué tipos existen. (Imagen: archivo)

Protocolo para explorar a mi perro cada día en casa

Los expertos recomiendan revisar cada día a tu perro desde la punta de la nariz hasta la punta de la cola.

  • Cabeza: revisa sus orejas, ojos o boca.
  • Cuerpo: acaricia y cepilla suavemente todo su cuerpo, si encuentras un bulto o más píntalos. De esta manera, será más fácil recuperarlo al llegar al veterinario.
  • Patas: revisa especialmente la parte de las almohadillas y las uñas. Los perros tienen un capilar bajo la uña por lo que a la hora de cortarlas, y especialmente si son negras, hay que tener sumo cuidado. Mejor cortar poco que hacerle daño, ya que al capilar le acompaña un nervio.
  • Región anal y cola: en la parte anal los perros tiene unas glándulas que deberán mostrar buen aspecto y no estar obstruidas. En caso contrario, los perros suelen arrastrar el trasero por el suelo.

Ayuda de 400 euros: cómo obtener el pago para contratar empleadas del hogar

La OCU reveló el truco para pagar menos impuestos y es 100% legal

En síntesis, los bultos en la piel de los perros son comunes y pueden tener diversas causas, algunas benignas y otras no. Por lo tanto, es crucial estar atentos a su aparición y seguir de cerca su desarrollo. La inspección diaria de nuestra mascota es fundamental para detectar cualquier cambio a tiempo y aplicar un tratamiento efectivo. 

No debemos subestimar la importancia de la inflamación y es fundamental consultar a un veterinario para obtener un diagnóstico preciso y recibir la prescripción de un tratamiento adecuado.

Temas relacionados
Más noticias de perros