Multilaterales

El Gobierno vuelve a la carga para tomar el control de una millonaria caja regional

El Presidente reclamó en los Estados Unidos la remoción del actual titular del BID, que está siendo investigado por corrupción. y se interiorizó acerca del debate en el Congreso de ese país para que se otorguen más.

Sin pelos en la lengua, Alberto Fernández denunció durante su participación en la Cumbre de las Américas que Estados Unidos "se apropió" de la principal organización financiera regional, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), al imponer a un ciudadano norteamericano como su presidente, rompiendo así una tradición de aproximadamente 50 años de vigencia, en los que la entidad siempre fue conducida por latinoamericanos.

Alberto Fernández despotricó contra Estados Unidos en plena Cumbre de las Américas

En su primera intervención en el plenario de presidentes, Fernández reclamó que la banca regional "vuelva en su gobernanza a América latina y el Caribe", y que el BID afronte prontamente "un proceso de capitalización para tener más y mejores medios de financiamiento".

Sin vueltas, Fernández pidió en Los Ángeles que la Casa Blanca entregue la cabeza de Mauricio Claver-Carone, el cubanoamericano que Donald Trump logró imponer contra la voluntad de muchos países días antes de caer derrotado en las elecciones presidenciales de 2020. Para la Argentina, se trata incluso de un desquite ya que Gustavo Béliz, el secretario de Asuntos Estratégicos, era el candidato de la Casa Rosada.

Claver-Carone, que supo fungir como asesor de Trump para la región desde el Consejo de Seguridad Nacional, está por estas horas siendo sometido a una investigación interna del banco, acusado de malgastar dineros de la institución para su provecho y en compañía de la número dos de la entidad, con la que está involucrada sentimentalmente. De comprobarse, Claver estaría a un paso de quedar afuera.

Fernández y Claver-Carone, en un encuentro ocurrido en México en 2019.

Sin embargo, tal cosa podría no suceder si acaso el Partido Demócrata, que domina la Cámara de Representantes pero tiene un empate técnico en el Senado, acuerda con los republicanos quitar del sueño de los justos la ley que habilitaría al Tesoro norteamericano a fondear al BID. La prenda de cambio sería, en este caso, la permanencia del ungido por Trump al frente del banco. Continuar con Claver, por ahora, no es una opción para la Argentina.

Todos estos escenarios fueron discutidos en Los Ángeles. Alberto Fernández mantuvo el viernes por la mañana una reunión con el senador demócrata por Virginia Tim Kaine, que figura como autor de la ley de capitalización del BID.

Según fuentes del Gobierno, el senador mostró algún optimismo de que el Capitolio destrabe una discusión que figuró al tope de la agenda para al región ni bien comenzó la administración Biden. 

La vigorización de la banca multilateral de desarrollo es un tema que preocupa y ocupa en varias terminales del Gobierno. Con un panorama incierto para que el Banco Central acumule reservas al ritmo que exige el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la solución podría venir por el lado de los organismos crediticios. Se espera que hasta fin de año vuelquen alrededor de u$s 5500 millones, y que esas divisas alivien el balance del BCRA.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.