Primavera del dólar: ¿Se desatará una tormenta perfecta en el verano?

Desde Nueva York, un market maker argentino habla del momento de pax cambiaria conseguida a costa de la liquidación de joyas de la abuela del Banco Central y de la ANSeS, del viento de cola que dejará Biden y de los riesgos y oportunidades para el país. 

De lejos dicen que se ve más claro. Nuestro "market maker", que habló con El Cronista a condición de mantener su anonimato, la ve desde una de las orillas del Río Hudson, en New York.

Desde allí sigue el minuto a minuto de los mercados norteamericano y argentino.

Sus apuestan son tan relevantes en uno y en otro país. Asegura sobre la Argentina que la pax cambiaria de las últimas semanas en el país, corre riesgo de transformarse en un tórrido verano con cotizaciones del dólar volando por los aires.

"Lo que vimos en los últimos días es consecuencia de un escenario global muy favorable, que hace que los grandes jugadores estén cambiando de portfolio", asegura.

En noviembre y diciembre se emitirán $ 400 mil millones, que por la demanda de fin de año no tendrá grandes efectos. El problema es a partir de la tercera semana de enero, cuando decae la demanda, alertó.

¿De qué se trata? Aunque el giro "fiscalista"del ministro Guzmán, haya contribuido, este market maker no le asigna un papel determinante. Sugiere que "la gran historia de ortodoxia, es relativa: se va a seguir emitiendo, ya no como adelantos transitorios, del cual se estaba muy cerca de los límites, sino como giro de utilidades del BCRA".

En ese contexto, está convencido que la mejor señal esperable es la de un ajuste fiscal presupuestario.

Sentencia que el escenario actual es irreal, construido a partir de las valuaciones de los activos. "Con estos precios ridículamente baratos de los bonos en dólares, estaba claro que se iba a formar un veranito en la Argentina desde hace un par de meses... Pero durará hasta enero, y un poco más", arriesga.

A juicio de este financista, la mejora circunstancial del país es hija de alguna forma del triunfo de Joe Biden. "Sin el control del Senado es una buena fórmula, porque le quita poderío a los demócratas para pasar ciertas leyes peligrosas, aunque el final definitivo dependa de Georgia".

La gestión Biden mantendrá debilitado al dólar, se fortalecerán los commodities, continuarán las bajas tasas de la Fed, que seguirá recomprando activos, y el mercado estará bullish con los emergentes.

Las regiones más castigadas del mundo por la pandemia serán las más beneficiadas, y en ese club estará la Argentina. Pero...

Lo bueno es que con la política de Biden los emergentes, y las regiones más castigadas del mundo por la pandemia se verán beneficiadas. Entre ellos, la Argentina 

"En noviembre y diciembre se emitirán $ 400 mil millones, que por la demanda de fin de año no tendrá grandes efectos. El problema es a partir de la tercera semana de enero, cuando decae la demanda", alerta.

Y el caudal de la emisión podría volver hacia la demanda de dólares.

"Si el déficit fiscal sigue desbocado, puede haber una sorpresa sobre el dólar", señala, cauto. "Con las joyas de la abuela del Banco Central y de la ANSeS se puede planchar el contado con liquidación un par de meses, pero, allá se habla poco, ¡el Gobierno se está endeudando carísimo!, al 15/16 %", se alarma.

¿Hay un espacio para recuperación?, pregunta El Cronista.

"Si la Argentina hace las cosas mejor, puede tener más financiamiento local o multilateral, pero estará cerrado para el mercado voluntario hasta que los bonos rindan 8%, desde el 14% actual", aventura.

En el 2021 no va a haber acceso al mercado internacional.

Conocedor del color del dinero intenta levantar el ánimo: "el capital es pragmático y tiene corta memoria. Se olvida si ve ordenamieno fiscal y monetario". ¿Es posible con este Gobierno?, se le pregunta.

"La política tiene que tener la capacidad de hacerlo", responde, y deja una sospecha tendida, la de la capacidad del país de volver, una y otra vez, a recordar los viejos tiempos...

Tags relacionados

Compartí tus comentarios