SHOW BIZ

Tiger King: Netflix estrena nueva temporada en medio de demandas y con su protagonista preso

Este miércoles la plataforma lanza la continuación de la historia sobre Joe King y Carola Baskin, a pesar de que el primero esta preso y la segunda interpuso una demanda ante la justicia para evitar su salida al aire

Este miércoles Netflix estrena la segunda temporada de Tiger King, uno de los contenidos más exitosos de la plataforma. La primera parte fue seguida por más de 64 millones de personas en ocasión de su emisión allá por marzo de 2020, coincidiendo con las primeras semanas de aislamiento por la pandemia del coronavirus.

Netflix en noviembre: todos los estrenos para saber qué series y películas ver este mes

Aunque la idea inicial de los directores era retratar el mundo de los zoológicos privados de grandes felinos en EE.UU., Tiger King terminó enganchando al público no tanto por sus tigres o leones, sino por los excéntricos y polémicos personajes que aparecían en esta producción.

"Tendrá tanto caos y locura como la primera temporada" dicen desde Netflix en relación a lo que viene, y así parece ser. Un Joe King enfermo vuelve a ser una de sus estrellas, pero desde prisión y a través de videollamada.

King está detenido por planear el asesinato de Carole Baskin, quien es propietaria de un zoológico privado que competía con el suyo y cuya enemistad es el argumento central de la primera entrega.

En este sentido, King pidió en su momento el perdón a Donald Trump y presentó una demanda contra el gobierno de Estados Unidos, en la que exige u$s 15 millones por encarcelamiento falso. Actualmente todavía existe un movimiento de gente que está pidiendo lo mismo al presidente Joe Biden.

En sus cinco episodios, la serie sigue ahondando en la rivalidad de sus protagonistas, pero también en la nueva vida que muchos de los personajes que aparecían en la primera temporada, a pesar de que las autoridades estadounidenses revocaron sus licencias para poder disponer de zoológicos como los que regentaban Jeff Lowe o Tim Stark, secundarios que vuelven envueltos en grandes joyas, ropa cara y disfrutando de una vida llena de lujos.

Tim Stark

En tanto, Baskin, quien calificó la primera entrega de "sensacional y lasciva", denunció a Netflix por la difusión del material que aparece sobre ella. La insinuación de que habría tenido algo que ver con la desaparición de su marido, Don Lewis, en 1997 -algo que se seguirá explorando en los capítulos que están por llegar- no le gustó demasiado. 

Lewis fue declarado muerto en 2002. Tras esto, la activista por los derechos de los animales heredó su fortuna y el Big Cat Rescue que habían fundado juntos en 1992.

Carole Baskin

De todas formas, la justicia permitió que Netflix estrene la segunda parte de la serie al desestimar su solicitud de paralizar la emisión de manera cautelar.

El Juego del Calamar: Netflix aprovecha su gran hit y lanza merchandising para las fiestas

El motivo por el que muchos creen que Baskin tiene algo que ver en la muerte de Lewis es que él mismo había presentado una orden de alejamiento contra su esposa. La orden fue rechazada, pero siguieron una serie de problemas legales hasta su desaparición. 

El caso fue reabierto por la oficina del sheriff de Hillsborough y los nuevos episodios pueden presentar pruebas muy interesantes sobre su inocencia o culpabilidad.



Tags relacionados

Compartí tus comentarios