MIÉRCOLES 13/11/2019
Por qué el polo es una escuela de líderes, como el rugby

Por qué el polo es una escuela de líderes, como el rugby

La práctica del 'deporte de los reyes' promueve valores, fortalezas y habilidades que cotizan en alza entre los headhunters de alta gerencia.

Una de las ventajas que representa la práctica del polo está asociada a la incorporación de valores y conceptos ligados al trabajo en conjunto. Estas competencias, adquiridas a través del polo, son aplicables al ámbito empresarial y pueden resultar efectivas para la formación de equipos y climas de trabajo.

Ana Kenny, especialista en Comunicación y Comportamiento, sostiene que lo que define a la práctica del deporte en equipo es la noción del 'otro' y la construcción del 'nosotros'. Con más de 40 años de experiencia liderando equipos, tanto en el ámbito público como privado, la coach destaca que “a través de estos deportes se aprende participación, anclajes de perseverancia y ciertos rituales”. Por su parte, Daniel Colombo, máster coach y conferencista internacional, resalta que “cualquier deporte en equipo contribuye a la coordinación, la comunicación, empatía y el desafío de trabajar en pos de un objetivo en común”. El comunicador afirma que un aspecto clave que se promueve a través de deportes como el polo es el del enfoque y la evitación de distracciones.

Polo: cómo es el negocio millonario detrás de la clonación de caballos

Desde 2003, año en el que fue posible clonar el primer caballo de polo, nacieron distintas empresas dedicadas a la clonación. Los mejores ejemplares, de buen linaje y con una genética destacada, son sometidos a este proceso para después volcarlos a la cancha, usarlos como criadores o venderlos.

No es casualidad que, este año, la Triple Corona haya sido declarada de interés nacional y que desde la Asociación Argentina de Polo hayan organizado, por primera vez, un torneo intercolegial para chicos de colegio primario.

Para Colombo, la práctica de un deporte de esta índole desde que uno es pequeño puede despertar condiciones innatas para resolver problemas, tomar decisiones rápidamente, coordinar acciones con los demás para obtener un resultado, ir al compás de los compañeros y confraternizar, entre otras cosas. El especialista explica que estas habilidades pueden, potencialmente, convertir adultos que sean más asertivos en su inteligencia emocional, que es el tipo de inteligencia que permite liderar mejor la vida, tanto a nivel personal como organizacional

Desde su perspectiva, Kenny subraya: “Hacerlo desde pequeño implica la capacidad de naturalizar estos modelos de comportamiento. También es muy importante que el niño, cuando empieza a practicar deportes, aprende a perder y a superar, a salir adelante, a redoblar apuestas y a conectar con la pasión”.

Los valores del polo en la oficina

Kenny aclara que sería muy simplista postular que un individuo, por haber participado en un deporte de equipo, como el polo, va a ser un CEO o un director ejecutivo con mejores capacidades que otros. “Es un aspecto más de un perfil a analizar a la hora de hacer una evaluación sobre una persona que se está por contratar. No podríamos dejar de seleccionar a una persona porque no ha tenido una práctica deportiva. Sin embargo, si una persona tiene esto para sumar, lo vamos a observar y considerar como una persona que tiene determinadas herramientas, posiblemente, naturalizadas”, expresa.

Para Kenny, el desafío es lograr que se lleven esas competencias al desempeño profesional y utilizarlas tanto en el deporte como en un desempeño laboral específico. La académica, quien da clases de liderazgo en la Universidad del Salvador y otras organizaciones, recomienda a los alumnos que prescinden de trayectoria profesional o con escasa experiencia que incluyan sus experiencias deportivas en los currículums, sobre todo si han tenido una actividad destacada.

Colombo relata una experiencia que vivió mientras entrenaba a uno de sus clientes: “Una de las actividades fue conectarlo con algunos recursos de lo que él disfrutaba al jugar al fútbol con sus amigos. Pudo conectar esa experiencia de disfrute con las habilidades que estábamos desarrollando para llevarlo a su entorno de trabajo”.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping