El imperio Disney domina el mundo del espectáculo, pero

El imperio Disney domina el mundo del espectáculo, pero "chocó" el Falcon de Star Wars

Las películas de la compañía son las más vistas en todo el mundo arrasando en las taquillas y quebrando récords históricos, pero los nuevos personajes de la saga creada por George Lucas no consiguen el mismo éxito

Disney domina ampliamente el mundo del entretenimiento, sobre todo los que tiene que ver con las películas y la taquilla. Es que con 'Toy Story 4' recaudando más de u$s 1000 millones a nivel global, la compañía estableció un nuevo récord histórico, convirtiéndose en el primer estudio de cine en la historia en tener cinco títulos que alcanzaron los u$s 1000 millones cada uno en un mismo año.

Además de la nueva de 'Toy Story' aparecen 'Aladdin' (u$s 1030 millones), 'Capitana Marvel '(u$s 1100 millones), 'El Rey León' (u$s 1300 millones) y 'Avengers Endgame' (u$s 2800 millones), que de hecho este año 'destronó' a 'Avatar' de James Cameron como la película más taquillera de la historia.

Por otra parte, se espera que los próximos estrenos de 'Frozen 2' y 'Star Wars: The Rise of Skywalker' también alcancen este hito, llevando el total a 7 películas con recaudaciones internacionales de mas de mil millones.

La única película que no es de Disney 100% que consiguió este logro es 'Spider-Man: Far From Home', de Sony, aunque también Marvel, que es de Disney, participa con los derechos de un personaje que aún no pudo recuperar en su totalidad.

'El Rey León' además se convirtió en la película 'animada' más exitosa de la historia, aunque la misma empresa reniega de ese galardón, ya que afirma que no se trata de un filme 'animado' realmente.

La compañía también está haciendo fortunas gracias a las remakes de sus clásicos, que ya le reportaron más de u$s 7 mil millones a nivel mundial desde que estrenó en 2010 la versión de 'Alicia en el País de las Maravilla's del director Tim Burton. Siendo 'La Bella y la Bestia' la que más dinero les dejó con u$s 1230 millones.

Hasta el mes de julio, Disney es responsable del 45% de los u$s 16.000 millones recolectados por películas en todo el mundo en lo que va del año. La sigue Warner Bros. con apenas u$s 2000 millones.

Pero no todo es diversión en el maravilloso mundo del Ratón Mickey. Disney inauguró hace pocos días uno de sus parques temáticos dedicados a la nueva saga de Star Wars, cuyos derechos le compró a su creador George Lucas en 2012 en más de u$s 4000 millones.

La atracción está diseñada tanto para adultos como para chicos, e incluye un paseo en la mítica nave Millennium Falcon (Halcón Milenario), que parece haberse estrellado.

La baja asistencia al nuevo emprendimiento el último trimestre fue la última señal de que la saga intergaláctica no está teniendo éxito entre los más jóvenes.

Su director ejecutivo, Bob Iger, estaba tan seguro de que los fanáticos llegarían en masa que incluso había implementado un sistema de reservas para 'Star Wars: Galaxy's Edge', que terminó siendo innecesario.

Por otra parte, en 2015 se lanzó 'El despertar de la Fuerza', el inicio de una trilogía que unió a Han Solo, Luke Skywalker y la princesa Leia con una nueva generación de héroes que buscaba nuevo público. Fue un exitazo de taquilla, con gran venta de juguetes y merchandising, que se desplomó desde entonces.

En tanto que 'Solo: Una historia de Star Wars', el spin-off del año pasado que presentó los orígenes de algunos de los personajes, fracasó en las boleterías. "Los últimos Jedi", la segunda de la nueva trilogía, fue rentable, pero no tuvo el rendimiento de su predecesor.

Ahora habrá que ver en diciembre qué ocurre con "El ascenso de Skywalker".

Cuando Disney adquirió Lucasfilm, ya tenía ideado un plan para la saga. Con Marvel, comprada tres años antes, había lanzado una serie de películas vinculadas con personajes que se terminaron uniendo en 'Avengers', generando un circulo virtuoso de ventas.

Y había muchas razones para creer que 'Star Wars' tendría un camino similar.

Pero muchos 'viejos' fanáticos fueron muy críticos por la forma en que Disney manejó a sus personajes favoritos de las películas anteriores. Y los héroes de la nueva trilogía, como Rey y Poe Dameron, no generaron fervor entre los chicos.

Así, Iger atribuyó las decepcionantes cifras a la "fatiga de Star Wars", y se comprometió a disminuir el ritmo de los estrenos. Pero eso no cuadra con el éxito de Marvel, que produce varios éxitos por año.