Ópera y circo: Gianni Schicchi y Pagliacci, doble apuesta para reír y llorar

Ópera y circo: Gianni Schicchi y Pagliacci, doble apuesta para reír y llorar

Juventus Lyrica presenta en continuado dos clásicos del repertorio italiano. La acabada puesta en escena de Ana D'Anna consigue que ambas piezas, que coquetean con la comedia y la tragedia, dialoguen en perfecta armonía.

La compañía de ópera Juventus Lyrica estrenó la segunda apuesta de la temporada de abono 2018 con la doble función de Gianni Schicchi y Pagliacci, clásicos del repertorio italiano que, en clave bufa (cómica) y verista (como se conoce a las piezas de corte realista), recuperan el encanto, la nostalgia y la estética de la Commedia dell'Arte.

Presentadas en continuado por su corta duración – cada una apenas supera la hora de presentación- la puesta en escena de Ana D’Anna consigue que dos piezas ambientadas muy lejos en el tiempo una de otra dialoguen armónicamente. Las escenografías se entrecruzan, los objetos se repiten y hasta los personajes vuelven a aparecer sin alterar el hilo de la acción.

Gianni Schicchi, de Giacomo Puccini, cuenta la historia de una familia florentina del siglo XIII que en pleno velatorio del patriarca Buoso Donati descubre que el hombre había dejado su fortuna a un convento. La codicia de cada miembro los lleva a convocar a Gianni Schicchi, cuya hija quiere contraer matrimonio con el sobrino de Donati, para que intente revertir la situación. Pero Schicchi tiene sus propios planes que el espectador deberá terminar de descifrar si se justifican en la ambición o en el amor.  

Ana D’Anna respeta el tiempo en el que Puccini situó su pieza y, a partir de una elección estratégica del vestuario de época ideado por María Jaunarena – con solo añadir algunos elementos circenses y elegir colores saturados rompe con la narrativa estrictamente cronológica- recordarnos que estamos ante una pieza cómica. Dinámica e irónica, Gianni Schicchi consigue que aunque estrenada en 1918 parezca escrita hace un puñado de años.  

Foto: gentileza Juventus Lyrica

La impecable interpretación de “O mio babbino caro", el aria más conocida de la ópera, a cargo de la pura Lauretta (Laura Polverini) llega como un bálsamo entre la codicia de una familia que llora al lado del muerto por la herencia perdida. Tras el estreno, el desafío de Gianni Schicchi será pulir algunos pasos de comedia que todavía tienen potencial. 

Intervalo

Cuando el telón se vuelve a abrir el espectador estará ante una de las óperas más representadas de todos los tiempos. Pagliacci, de Ruggero Leoncavallo, una historia de amor, celos, traición, abandono, soledad y desolación con personajes patéticos que deben interpretar a personajes cómicos.

A fines del siglo XIX el circo llega a un pueblo del sur de Italia con su espectáculo que recupera los personajes de la Commedia dell'Arte. Los que se supone deben traer felicidad y entretenimiento viven su propio calvario. Canio (Marcelo Gómez), el payaso estrella, descubre que su esposa, Nedda (Carolina Gómez) lo engaña con Silvio (Fernando Grassi), un hombre del pueblo, y planea escapar con él. Tonio (Juan Font), el jorobado asistente de Canio, los descubre y enfurecido porque Nedda lo desprecia, corre a contárselo a su jefe. Lo que seguirá será la manera más cruda que consiguen los personajes para resolver sus penas.

Marcelo Gómez supera con creces el desafío de tener a su cargo una de las más bellas y recordadas arias, “Vesti la giubba”, pero son los personajes secundarios de Pagliacci los que sorprenden en sus sobresalientes interpretaciones.

Foto: gentileza Juventus Lyrica

Carolina Gómez consigue una muy sostenida y sin fisuras Nedda desde el plano vocal, en tanto que Juan Font se lleva todos los aplausos por la destreza vocal y física que le imprime al desdichado, perverso y sádico Tonio.  

La dirección musical del maestro Antonio María Russo, el diseño de iluminación de Gonzalo Córdova y el maquillaje de Catalina Negrete Reid e equipo completan la dirección escénica y actoral de D’Anna.

Gianni Schicchi y Pagliacci se volverán a presentar el 30 de agosto y el 1 de septiembre en el Teatro Avenida, Av. de Mayo 1222. Las entradas se consiguen en boletería o en www.plateanet.com.