Nostalgia

Volvió el Tubby: por qué Bagley relanzó una de sus golosinas más pedidas

Después de varios años de ruegos de los fanáticos que comieron esta oblea rellena en los 80, la alimenticia la trajo de regreso aunque con nuevo formato.

Pasaron varias décadas desde su desaparición de los kioscos. Durante años los nostálgicos pedían su regreso y la colocaban en el podio de las mejores golosinas y de los jingles más recordados. Ahora regresó, pero en otro formato. Bagley relanzó la marca Tubby, esta vez como alfajor simple, por el 40° aniversario de la marca y los fanáticos se ilusionan con un posible retorno de la oblea original.

El Tubby 3 y Tubby 4 salieron al mercado en 1984. Se trataba de dos opciones de obleas rellenas y bañadas en chocolate semiamargo. Cada una fue bautizada por la cantidad de capas de oblea que tenía. La primera contaba relleno de avellanas y la segunda, la más popular, con caramelo y crema de maní.

Este producto fue una idea de Francisco Bellotti, un químico que había trabajado en distintas empresas alimenticias como Fanacoa, Stani y Bonafide. Los ejecutivos de Bagley lo habían contratado como gerente de Desarrollo con una misión: vestir a la Ópera.

Existieron cuatro versiones del Tubby (3, 4, 5 y 6) y cada una era bautizada por sus capas de obleas.

Las obleas rellenas Ópera llevaban casi 80 años en el mercado y en la compañía sentían que les faltaba algo más para despegar. Bellotti se puso a experimentar con una máquina picadora de caramelo líquido, agarró las Ópera y empezó a apilarlas. Así nació la idea del Tubby.

En una entrevista que le concedió a La Nación en 2022 el químico contó que, al principio, a algunos directivos de la empresa no les gustó su creación. Sin embargo, él siguió adelante con su idea. En 1984, con una inversión final de u$s 400.000 entre maquinaria y marketing, tuvieron su presentación en sociedad el Tubby 3 y 4.

Si un producto de calidad es acompañado de un jingle pegadizo, no existen posibilidades de que no tenga éxito. "Yo soy un Tubby que andaba solo en una ciudad pesada...", cantaba la oblea en el spot. El jingle ideado por Rubén Goldín, quien trabajó con leyendas de la música nacional como Raúl Porchetto y Juan Carlos Baglietto, y la animación del comercial le dieron el golpe de popularidad. 

"Ciudad soleada de Tubby", realizado por Hermida Publicidad incluso llegó a ganar un premio en el Festival de Nueva York, según cuenta Roberto Hermida, presidente de la firma en su perfil de LinkedIn.

La popularidad del Tubby llevó a Bagley a producir 2500 kilos por día en su fábrica en Villa Mercedes, San Luis. Además, Bellotti se convirtió en padre de otras golosinas emblemáticas, como el chocolate Graffiti, las galletitas Tentaciones y el alfajor Blanco y Negro.

En los 90 aparecieron más versiones con el Tubby 5 y 6. Estas variedades fueron acompañadas de una serie de publicidades en televisión protagonizados por el humorista Diego Capusotto. "Compralo o insistimos", concluía el spot.

Pero Bagley cambió de manos en esa época. La francesa Danone le compró la mayoría accionaria a la familia fundadora en 1994. Unos años después frenó la producción del Tubby. Desde 2004 Danone creó un joint venture con la cordobesa Arcor llamado Bagley Latinoamérica SA para manejar en conjunto este negocio.

Después de jubilarse, Bellotti siguió trabajando como consultor de diversas empresas que buscaban mejorar sus golosinas, como Havanna y Bimbo. Murió en enero de 2024 a los 94 años.

Bagley relanzó la marca Tubby como un alfajor simple por el 40° aniversario de su lanzamiento.

Los fanáticos del Tubby pidieron durante años su regreso con grupos de Facebook y tendencias en Twitter. En 2023 Bagley renovó el registro de marca por diez años más y hace unas semanas relanzó la etiqueta aunque en formato alfajor en conmemoración por los 40 años de su nacimiento.

Se trata de un alfajor simple de chocolate y dulce de leche, que solo conserva el nombre de la golosina original. En esta ocasión es elaborado en la planta de la compañía en Salto, provincia de Buenos Aires, que fue inaugurada en 1995. En tanto, los nostálgicos todavía esperan que regrese la oblea bañada que supieron saborear hace 40 años.

Temas relacionados
Más noticias de historias de marcas

Las más leídas de Apertura

Las más leídas de Negocios

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.