VÍAS NAVEGABLES

La industria naval liviana pide por la hidrovía

El sector, que cuenta con un centenar de astilleros y genera diez mil puestos de trabajo, solicita que la nueva licitación contemple la navegabilidad de las vías adyacentes

 En nota dirigida al ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, la Cámara Argentina de Constructores de Embarcaciones Livianas (CACEL) solicitó que los pliegos de licitación de la hidrovía contemplen las características del Delta como zona de atracción turística y deportiva. La misiva, que lleva la firma de Cesar Zazzali, presidente de CACEL, pidió que se incluya "una referencia expresa a la imperiosa necesidad de asegurar la existencia y navegabilidad de vías adyacentes de modo de no perjudicar el normal desenvolvimiento de actividades detrás de las cuales se mueve un gran tejido productivo y comercial generador de puestos de trabajo".

La cámara, que desde 1969 representa a la industria naval liviana, se sumó así a la solicitud anteriormente enviada por la Federación Argentina de Yachting (FAY) para incorporar en la licitación de la vía de navegación troncal otros cursos de agua que permitan la continuidad de la actividad náutica para embarcaciones de mediano calado en aguas adyacentes. www.cronista.com/transport-cargo/deporte-y-turismo-buscan-su-lugar-en-la-hidrovia

La existencia y navegabilidad de vías adyacentes, colectoras y el Canal Costero son temas de suma importancia para todo el sector representado por CACEL. Por ello solicitan que la firma adjudicataria del dragado se vea comprometida, desde la licitación misma, a asegurar dichas vías en el reconocimiento de que la actividad náutica es la razón de ser de una gran cantidad de empresas generadoras de importante cantidad de puestos de trabajo.

Gran parte de la industria naval liviana se concentra en los municipios de Tigre y San Fernando, al igual que la actividad náutica deportiva que abarca también los municipios de San Isidro y Vicente López. De hecho, San Fernando ha sido designada Capital Nacional de la Náutica, mediante la resolución 109 de 1972, de la Secretaría de Turismo de la Nación. Esta industria posee una balanza comercial marcadamente superavitaria: solo el 3% de las embarcaciones registradas son de origen importado.

En el país existen 141 astilleros habilitados según datos de 2019, 102 de industria liviana, 34 pesada y 5 mixta. Los astilleros radicados en San Fernando y Tigre representan unos 7.000 puestos de trabajo, de un total de 10.000 a nivel nacional de la industria naval liviana.

El parque náutico estimado en la Argentina asciende a unas 175.000 embarcaciones y la matriculación de la industria naval liviana en 2019 fue de 4.742 unidades.

"El dragado del canal costanero que conecta la desembocadura del Río Lujan con el Río de la Plata resulta fundamental para la actividad de transporte fluvial turístico y como vía alternativa de comunicación fluvial del Río Paraná a través del Delta. Las profundidades actuales en el Canal Costanero limitan la navegación a embarcaciones de muy poco calado. Es imposible desarrollar emprendimientos comerciales con esa profundidad", expreso Jorge Sturla, presidente de Sturla Viajes.

Según el empresario, "un dragado que lleve la profundidad actual de 1 a 3 metros en una extensión aproximada de 10 kilómetros, desde la altura de San Isidro hasta proximidades de Núñez permitiría el paso de embarcaciones medianas que actualmente se encuentran obligadas a navegar el canal Emilio Mitre. De igual manera, el dragado de diferentes canales en el Delta permitiría potenciar el turismo fluvial en toda la zona".

Quien también se expresó en favor de esta iniciativa fue el campeón olímpico y arquitecto naval Santiago Lange.

"Actualmente la situación del Canal Costanero es de alerta roja, ya no queda más agua, por lo tanto, muchos clubes costaneros que van desde Tigre hasta Olivos pierden un poco su razón de ser como clubes náuticos. Esto lleva acarreado al desarrollo de la industria náutica que es muy importante en toda esa región ya que a medida que se va perdiendo la profundidad del río los astilleros van construyendo embarcaciones cada vez más chicas y su potencial de negocios va mermando. La vela es un deporte importantísimo a nivel olímpico para nuestro país. Gracias a los clubes sigue habiendo un gran semillero de talentos y por eso la importancia del dragado del canal costanero. El potencial de la Argentina de seguir ganando medallas olímpicas es muy importante y para seguir logrando éxitos debemos trabajar mucho, dijo a Transport & Cargo el deportista.

La posibilidad de incluir en la próxima licitación de dragado de la hidrovía estas obras secundarias entusiasma al sector que confía en que las autoridades comprendan la relevancia del planteo para la continuidad y evolución de la actividad náutica deportiva, el turismo y transporte fluvial y toda su industria productiva y de servicios asociada.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios