SEGURIDAD

"Estamos acá para salvar vidas"

Julián Obaid, presidente de la Junta de Seguridad en el Transporte, destacó la función de este organismo tendiente a la prevención de nuevos accidentes

 VIOLETA GARCÍA

Imaginada y creada por el ex ministro de Transporte Mario Meoni, la Junta de Seguridad en el Transporte (JST), está llamada a jugar un rol capital en la prevención de accidentes.

"Apuntamos a un organismo que pueda elevarse sobre la gestión diaria y de manera transversal en el transporte, con políticas de largo aliento: un organismo que colabore con la prevención de nuevos accidentes. Estamos acá para salvar vidas", dijo Julián Obaid, presidente de la JST en las IV Jornadas sobre Transporte y Logística organizadas por los 23 años de Transport & Cargo junto a Globalports.

Durante el panel, Marcelo Alberto Covelli, Director Nacional de Investigación de Sucesos Marítimos, Fluviales y Lacustres, destacó que "la JST tiene un enfoque multimodal y sistémico". Para explicarlo utilizó un caso práctico de un accidente fluvial, para demostrar cómo desde una investigación lineal y secuencial el análisis hubiera llevado a relaciones de causa y efecto.

"En cambio, las investigaciones de la JST están orientadas a prevenir accidentes, buscan las causas subyacentes, los antecedentes, no solo en los factores desencadenantes del accidente. La JST, a partir del accidente va en la búsqueda de los factores sistémicos y recurrentes que deben ser corregidos para evitar futuros accidentes", aseveró el funcionario.

Con relación a la bajante histórica del río Paraná, Covelli señaló que, en el sitio web de la JST, hay recomendaciones con respecto a la velocidad de los buques.

"En época de bajante extraordinaria cambia la línea de costas, la forma en la que se hacen las olas y hemos emitido recomendaciones para navegar en estas condiciones.

Es algo muy notorio el caso de las barcazas, los amarraderos en la bajante dejan de ser seguros, las barcazas se alejan y esto puede traer riesgos de cortes. Lo mismo pasa con los buques, se necesita hacer amarres no convencionales", manifestó el Director Nacional de Investigación de Sucesos Marítimos, Fluviales y Lacustres de la JST.

Diego Hernán Di Siervi, Director Nacional de Investigación de Sucesos Ferroviarios de la entidad, aclaró que "la actividad se ha incrementado en los últimos años y se ha trabajado mucho en mejorar las vías y el parque rodante. Hoy corren formaciones de hasta 100 vagones, que antes eran de 20 a 21. Apuntamos siempre a la seguridad operacional".

El funcionario resaltó que "la operación en los puertos es un nexo entre los modos de transporte y la idea es ver cómo podemos realizar un trabajo en conjunto con todos los sectores del transporte multimodal con análisis estadístico y datos, para buscar soluciones y prevenir accidentes".

Respecto a la seguridad en zonas habitadas cercanas a las vías, Di Siervi reconoció que "es un tema muy delicado a tratar" y que "se está llevando a cabo un estudio que integra la seguridad en todas las vías argentinas incluyendo a las operadoras de carga, y pasajeros".

Estefanía Demichelis, Directora Nacional de Estadísticas y Monitoreo Accidentológico, resaltó que la Argentina es el primer país en Iberoamérica en contar con un organismo de investigación multimodal y el tercero en toda América, detrás de Estados Unidos y Canadá.

"Es un diseño institucional de vanguardia para la prevención de accidentes e incidentes en el transporte aeronáutico, ferroviario, marítimo, fluvial, lacustre y automotor. Además, el año pasado la Argentina ingresó a la Asociación Internacional de Seguridad en el Transporte (ITSA), que reúne a todas las juntas de transporte. Esto nos permite tener novedades de cómo trabajan otras juntas para crecer y desarrollarnos. Somos el primer país de América Latina en formar parte de esta organización que nuclea a 17 Juntas de Transporte en todo el mundo".

Demichelis puso énfasis en la importancia de las estadísticas de seguridad operacional que colocan al organismo en una actitud proactiva en lugar de reactiva e identifica tendencias sin necesidad de sufrir accidentes graves.

"Pensamos la seguridad en el transporte desde una perspectiva integral, donde todos los modos están conectados y esto incluye a las interfaces. El objetivo no es buscar responsables ni tampoco asignar culpas, sino entender lo que sucedió para que no vuelva a repetirse", manifestó Demichelis.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios