HAY QUE SABERLO

Las 5 cosas que hay que tener en cuenta antes de comprar un auto usado

Adquirir un vehículo con unos cuantos kilómetros encima puede ser confuso y es muy importante realizar todos los chequeos necesarios para conocer el estado real del rodado..

Es usual fantasear con la idea de comprar un 0km inundado del aroma característico del auto nuevo, pero las posibilidades económicas no siempre permiten darse ese lujo, y muchas veces la mejor opción es comenzar por comprar un usado.

Sin embargo, cuando se decide comprar un vehículo de segunda mano, es muy importante ser minucioso con los chequeos para corroborar que todo se encuentre en orden: desde el aspecto y la mecánica hasta los papeles, deudas y garantías.

También es fundamental realizar una buena investigación del mercado. Una vez que uno tenga un modelo en la mira, es necesario averiguar todo sobre el mismo para contar con la mayor información a la hora de realizar una oferta.

Una posición ventajosa en el momento de la compra, que permita hacer las preguntas necesarias al vendedor, puede revelar detalles importantes sobre el estado del auto y su valor real.

A continuación las cinco cosas más importantes que hay que revisar.

AFIP: cuál es el trámite obligatorio que deben realizar quienes vendan un auto usado

1 EL ASPECTO DICE MUCHO

Siempre es una buena idea realizar una inspección del aspecto exterior del auto: debe ser un chequeo minucioso en donde no está de más dar varias vueltas alrededor del auto para verificar que no haya imperfectos en la pintura, los vidrios, los neumáticos o la patente. En este sentido, claro que el auto no estará como nuevo, pero es crucial corroborar que los arreglos que deban ser realizados esten dentro de las posibilidades económicas del comprador.

2 LO DE ADENTRO ES LO QUE IMPORTA

Es de suma importancia chequear el estado interior del auto: los asientos, los pedales, la palanca - ya sea manual o automática - la guantera, los botones, la radio. Todo toma importancia a la hora de realizar una compra por la cantidad de dinero que involucra adquirir un vehículo, aunque este sea de segunda mano y el precio sea menor al de un auto 0km. Es una buena idea sentarse en el asiento del conductor, el de acompañante e incluso los de atrás para chequear el estado de los mismos.

3 PREGUNTAS Y MÁS PREGUNTAS

Más allá de las preguntas generales sobre el estado del vehículo, es importante preguntarle al vendedor sobre el libro de mantenimiento, las facturas, las posibles deudas o multas y la garantía. También es útil preguntar cuales son los gastos mensuales, aproximados, que implica el vehículo: por ejemplo cuando cuesta el seguro, cuanto sale llenar el tanque completo de nafta, cuales son los costos de embargo o la reserva del dominio. Este es también el momento perfecto para corroborar que el vehículo tenga toda la documentación necesaria: VTV, grabado de autopartes, etc.

4 LA MECÁNICA GENERAL

En el caso de la venta por concesionario, es importante preguntar si la misma ofrece o no garantía mecánica. Por otro lado, si la venta se realiza por medio de un particular, es recomendable realizar dos chequeos: 1) el particular, abriendo el motor y ver en qué estado se encuentra, tocar las mangueras, pedirle al vendedor una revisión del aceite y que, en ese momento, prenda el auto; y 2) pedirle a algún mecánico de confianza que pueda pasar y ver el auto, de tener la posibilidad. Esto último permitirá que el chequeo sea lo más exacto posible.

5 DAR UNA VUELTA EN EL AUTO

Es una buena idea pedirle al vendedor si es posible dar una vuelta en el auto: si uno se sienta en asiento del conductor y maneja el vehículo podrá identificar más fácilmente cualquier tipo de fallas y también podrá ver qué tan cómodo se siente y si es realmente el auto indicado para comprar en el momento dado.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios